En directo
    Defensa
    URL corto
    2367
    Síguenos en

    Rusia y Turquía están negociando el suministro del segundo lote de los sitemas S-400, pero el acuerdo aún no se ha firmado, declaró el director de la agencia rusa para la cooperación militar (Fsvts), Dmitri Shugáev.

    "En el caso de Turquía, estamos en una etapa muy avanzada de la firma de una opción adicional. Ahora estamos discutiendo algunos detalles más, finalizando el acuerdo y esperando la decisión de los socios turcos de firmar otra opción", apuntó Shugáev en una entrevista con el canal de televisión Zvezda.

    Las declaraciones vienen después de que el director general de Rosoboronexport, Alexandr Mijéev, afirmase que el contrato para el segundo lote de los S-400 había sido firmado.

    El hecho de que Turquía firmase en 2017 el primer contrato para recibir S-400 causó descontento en Washington, que exigió abandonarlo y a cambio comprar sus sistemas Patriot. Amenazó con retrasar o cancelar la venta de los cazas F-35 al país otomano y con imponer sanciones de acuerdo con la ley para Contrarrestar a los Adversarios a través de Sanciones (la ley Caatsa). Ankara no cedió y las negociaciones para el lote de S-400 siguieron su curso.

    Exportaciones de armas

    Shugáev también dijo a Sputnik que Rusia vendió material bélico por más 7.000 millones de dólares entre enero y julio de 2020.

    "En los primeros siete meses de este año, las exportaciones de material militar superaron los 7.000 millones de dólares. Un buen resultado que se preserva a pesar de las restricciones internacionales en vigor. Los productos fueron exportados a 40 países", declaró Shugáev.

    En 2019, Rusia exportó armas por casi 15.100 millones de dólares. 

    Entre los suministros realizados en lo que va de este año, Shugáev destacó la entrega de una batería de defensa antiaérea Pántsir a Serbia.

    "Los modernos sistemas antiaéreos le permitirán a Serbia asegurar su territorio contra las amenazas por parte de cualquier adversario externo", dijo el director del Fsvts.

    Por su parte, el jefe de la exportadora rusa de armas Mijéyev declaró que Rosoboronexport espera cumplir en 2020 su plan de exportaciones de material bélico, evaluado en torno a 13.000 millones de dólares.

    "Para cumplir el plan de entregas de este año, nos quedan suministros por más de 6.000 millones de dólares. Suponemos que no habrá incumplimiento por nuestra parte", declaró el director general de la exportadora.

    El ejecutivo señaló también que Rosoboronexport firmó contratos por más de 5.000 millones de dólares durante el primer semestre de 2020.

    "El volumen de la cooperación nos permite mantener vínculos con 68 países", agregó.

    Mijéyev señaló la necesidad de preservar un buen ritmo de trabajo en los próximos meses.

    "Si los suministros de este año superan 13.000 millones [de dólares], necesitamos firmar contratos por 13.000 millones más como mínimo. Tenemos medio año de intenso trabajo por delante", dijo.

    El jefe de Rosoboronexport mencionó en particular que "a los socios extranjeros les interesan los sistemas pesados de lanzallamas, morteros, artillería y sistemas de desminado".

    También dijo que la empresa mantiene conversaciones para exportar el nuevo carro de combate Armata.

    "Estamos celebrando consultas y esperamos perdidos", respondió a un reportero de Sputnik que le preguntó a este respecto.

    Etiquetas:
    Armata, Turquía, Rusia, S-400 Triumf, exportaciones de armas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook