En directo
    Defensa
    URL corto
    Por
    52554
    Síguenos en

    El presidente ruso, Vladímir Putin, aprobó el 2 de junio los Fundamentos de la política estatal en materia de disuasión nuclear, formalizando así el carácter defensivo de la política rusa en el ámbito del uso de armas atómicas. Sputnik cuenta qué implicaciones tiene la aprobación de este documento en el balance de poder mundial.

    Carácter exclusivamente defensivo

    El nuevo documento firmado por Putin sienta las bases para la política del Estado ruso en materia de disuasión nuclear, pero no es el primero de su tipo. El documento anterior fue firmado por el entonces presidente Dmitri Medvédev en 2010 y expira este año. Los nuevos fundamentos subrayan el carácter exclusivamente defensivo del uso de armas nucleares. El enemigo que ataque a Rusia o a sus aliados sabrá que tendrá que hacer frente a una respuesta instantánea.

    El uso de armas nucleares es reconocido por Rusia como una medida de último recurso. Los Fundamentos evidencian de nuevo que las aseveraciones de algunos países en cuanto a la amenaza rusa y su agresividad no son ciertos. Al mismo tiempo, el documento advierte que los países que despliegan sistemas que amenazan las armas de disuasión nuclear rusas verán una respuesta adecuada.

    El documento estipula muy concretamente qué tipo de armas representan la amenaza para Rusia. Entre ellos, sistemas de defensa antimisiles, misiles balísticos y armas hipersónicas que algunos países que ven a Moscú como un posible adversario despliegan cerca del territorio ruso. Otra amenaza para Rusia es el despliegue de tropas cerca de sus fronteras de la de sus aliados, y la creación y el despliegue de los sistemas de ataque y los sistemas antimisiles en el espacio.

    En este caso no queda claro quién es el posible adversario de Rusia. ¿Qué países dan pasos que amenazan la seguridad de Rusia y tratan de que su sistema de disuasión nuclear se vuelva inútil? El documento no estipula países concretos, pero cuando habla de los países que ven a Rusia como posible adversario sin duda se refiere a ciertos países de la Alianza Atlántica y sus socios militares.

    La principal fuerza militar que considera a Rusia como su posible adversario es EEUU. Washington y los países que participan en las aventuras militares norteamericanas deberían considerarse hostiles por Rusia.

    Cambios importantes

    Las preocupaciones en cuanto a la posible agresión rusa con el uso de armas nucleares son infundadas: en ninguna ocasión Rusia ha dado razones para que otros países piensen así. Rusia no amenaza, sino que es amenazada. La amenaza para el Estado ruso radica en el aumento constante de la presencia de los posibles adversarios cerca de sus fronteras y de las fronteras de sus aliados, y en el posible despliegue de sistemas antimisiles en el espacio.

    Los Fundamentos de la política estatal en materia de disuasión nuclear subrayan una y otra vez que el uso de armas nucleares se realizará solo en caso de amenaza directa para la existencia del Estado ruso. El documento estipula cuatro razones que pueden ser consideradas un pretexto para que Rusia lance un ataque atómico.

    La primera razón es el lanzamiento de misiles balísticos contra el territorio de la Federación de Rusia o contra sus aliados. La segunda, el ataque contra el territorio ruso con un arma de destrucción masiva. La tercera es el ataque contra las instalaciones estatales y militares de importancia crítica y, por último, la agresión contra la Federación de Rusia con armas convencionales que amenazan la existencia de Rusia como un Estado.

    Es importante destacar que hay un cambio muy importante: Rusia se reserva el derecho a usar armas nucleares independientemente del tipo de misiles que se dirijan a su territorio, sean nucleares o no. Y es lógico porque el sistema de defensa antimisiles no va a determinar si un misil balístico que vuela rumbo a Rusia tiene una ojiva nuclear o una ojiva convencional. 

    El principio básico del uso de armamento atómico debería radicar y de hecho radica en la siguiente fórmula: si surge un riesgo para la existencia del país, es posible responder con armas nucleares a un ataque con armas convencionales. No hay nada nuevo en este enfoque. Entretanto, EEUU se reserva el derecho a usar armas nucleares sin un ataque previo hacia su territorio.

    Herramienta para preservar la paz

    Para Rusia las armas nucleares siempre han sido y serán un medio de disuasión. Sobre todo, es una herramienta política y, si bien esto puede sonar paradójico, es una herramienta que garantiza la paz, declaró en un comentario a Sputnik el politólogo ruso Alexandr Asáfov.

    "La existencia [de las armas nucleares] disuade a ciertos países de hacer realidad sus ambiciones de dominio geopolítico porque saben que cualquier acción destructiva puede recibir una respuesta firme y rápida, y no serán capaces de evitarla. Este enfoque mantiene el llamado equilibrio de poder", aseguró el experto.

    En este sentido, las armas nucleares rusas en su esencia son una herramienta para preservar la paz, reiteró el entrevistado.

    "Es cierto que el concepto ruso no supone el inicio de la guerra. Pero los que evalúan diferentes opciones de ataque contra nosotros o nuestros aliados deben saber que no saldrán impunes de esto", enfatizó.

    Esta es la razón por la que existe el sistema ruso de respuesta automática a un ataque nuclear Perimetr, conocido en Estados Unidos y Europa como Dead Hand —mano muerta, en inglés—. Este sistema ayuda a contener las ambiciones militaristas de algunos políticos.

    Según el vicedirector del Instituto de Análisis Político y Militar de Rusia, Alexandr Jramchijin, esta versión de los Fundamentos de la política estatal en materia de disuasión nuclear se destaca por el hecho de que el documento de este tipo se hiciera público por primera vez.

    En cualquier caso, la publicación del documento es un evento importante para la seguridad tanto de Rusia como del mundo. Moscú abiertamente trazó una línea roja que ningún país debe cruzar. En otras palabras, el documento firmado por Putin marca un avance significativo en el trabajo de la gestión política y militar rusa encaminado a proteger el Estado y asegurar su existencia en el futuro.

    Etiquetas:
    armas nucleares, disuasión, Vladímir Putin
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook