10:43 GMT +314 Diciembre 2019
En directo
    Los sistemas S-400

    Ankara asegura a Washington que no renunciará a los S-400 rusos

    © Sputnik / Oficina de Información de la región del Báltico
    Defensa
    URL corto
    1140
    Síguenos en

    ANKARA (Sputnik) — El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, declaró que, durante su viaje a EEUU el pasado 13 de noviembre, confirmó a su homólogo, Donald Trump, que Turquía no piensa renunciar a los sistemas de defensa aérea S-400 comprados a Rusia.

    Previamente el líder turco anunció que los sistemas estarán listos para abril de 2020.

    "Le dijimos a Trump que no daríamos un paso atrás con los S-400, acordamos que resolveríamos el problema, una vez más le expliqué cómo abordamos la compra del S-400, y él reconoce que tenemos razón", dijo el mandatario al intervenir ante los miembros del partido gobernante Justicia y Desarrollo.

    Erdogan recalcó que reprochó a su par estadounidense que relacionara "el problema de los F-35" con la compra de los sistemas rusos.

    "No somos clientes, somos socios, ya hemos pagado 1.400 millones de dólares, si no llegamos a un acuerdo, comenzaremos a buscar alternativas a medio plazo", indicó.

    Estados Unidos no pierde la esperanza

    Washington sigue esperando que Ankara renuncie a emplazar en su territorio los sistemas de defensa aérea S-400 comprados a Rusia, declaró la representante permanente de EEUU ante la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Kay Bailey Hutchison.

    "Seguimos esperando que Turquía renuncie a los S-400", dijo Hutchison en una rueda de prensa en Bruselas.

    EEUU, apuntó el embajador, está preocupado por la compra de Ankara de los sistemas rusos y advierte que esta "afecta la compatibilidad con las armas de la OTAN, incluido los F-35".

    Hutchison también enfatizó que Turquía podría "perder oportunidades económicas para producir los F-35 ".

    Rusia empezó a entregar los S-400 a Turquía en julio pasado y a mediados de septiembre concluyó la segunda etapa de entrega, en virtud de un contrato de 2.500 millones de dólares suscrito en diciembre de 2017.

    La compra de los S-400 rusos provocó tensiones entre Ankara y Washington, que amenazó con imponer sanciones y excluyó a Turquía del programa de suministros de aviones de combate F-35.

    El S-400 (SA-21 Growler en la clasificación de la OTAN) es capaz de abatir aparatos aéreos de tecnología furtiva, misiles de crucero, misiles balísticos tácticos y táctico-operativos.

    ​Con un alcance de hasta 400 kilómetros, el sistema ruso puede abatir blancos a alturas de hasta 30 kilómetros.

    Etiquetas:
    F-35, Rusia, Turquía, S-400 Triumf
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik