05:00 GMT +317 Diciembre 2017
En directo
    Maniobras Dragon 2017 en Polonia

    El porqué de la concentración de tropas extranjeras en Polonia

    © REUTERS/ Agencja Gazeta/Cezary Aszkielowicz
    Defensa
    URL corto
    9150

    Mientras las maniobras ruso-bielorrusas Zapad 2017 se interpretaban casi como una 'declaración de guerra', el hecho de que en el territorio de Polonia se concentren decenas de miles de tropas extranjeras es mucho más peligroso para el país europeo, opina uno de los líderes del partido Zmiana, el publicista Konrad Rekas.

    "Si todo hubiera acabado con un conflicto verdadero con Bielorrusia o Rusia (a raíz de las maniobras Zapad 2017), Polonia sería la primera víctima. Por eso está en los intereses de Polonia hacer todo lo posible para evitarlo. Y precisamente Polonia debería presentar la propuesta sobre la distensión y no echar leña al fuego ", dijo en una entrevista a Sputnik.

    El próximo 25 de septiembre, en Polonia se inicia la fase activa de las maniobras internacionales Dragon 2017. Según el ministro de Defensa polaco, Antoni Macierewicz, los ejercicios obtendrán por primera vez un "carácter bastante agresivo" y anunció que en ellos participarán 122.000 soldados en vez de 17.000 anunciados anteriormente.

    Rekas señaló que la "histeria" de los medios polacos sobre los ejercicios ruso-bielorrusos Zapad 2017 ahora se explica de manera muy fácil.

    "Según las tradiciones de la propaganda occidental y en particular de la propaganda de la OTAN, se necesitaba justificar las propias acciones agresivas e infundir pánico con la así llamada agresión por parte de terceros países. Es la antigua estrategia de la OTAN que debería provocar en los polacos asociaciones con las semejantes acciones de la Alemania nazi en vísperas de la Segunda Guerra Mundial (…) que justificaba su agresión afirmando que solo se defendía", explica.

    El experto agrega que la OTAN actúa de la misma forma.

    Lea más: Pánico en Polonia por las maniobras Zapad 2017: ¿miedo real o fría estrategia?

    "Cada agresión nueva de la Alianza está anticipada por una 'preparación' propagandística que explica cómo la pobre OTAN y sus países miembros deberían defenderse de las intenciones agresivas de otros países", prosigue.

    Rekas recuerda que las maniobras Zapad 2017 se interpretaban casi como un anuncio de guerra, sin embargo, "no acabaron con un asalto de Rusia contra Polonia o Lituania". No obstante, mientras "en el territorio polaco se están concentrando varios miles de militares extranjeros y numerosos equipos militares", los medios descartan que se trate de un 'acto de agresión' contra Rusia.

    Las maniobras Zapad 2017 provocaron numerosas especulaciones por parte de varios países que calificaban los ejercicios de una 'amenaza' para los estados vecinos. El propio ministro Macierewicz aún insistió en que Rusia se proponía realizar pruebas de armas nucleares en el marco de las maniobras.

    Por su parte, Lituania presentó una denuncia al respecto ante la ONU. Sin embargo, las advertencias no coincidieron con la realidad.

    Rekas constata que "nos enfrentamos siempre con la agudización de la atmósfera de guerra en toda la frontera oriental de la OTAN y la occidental de Rusia y Bielorrusia".

    "Todas esas enormes masas de tropas que llegan a Polonia, son un cierto elemento de la propaganda militar, capaz de convertirse fácilmente en trágica realidad para Polonia", recalca.

    Además, recuerda que en los últimos meses la Alianza lleva a cabo una serie de maniobras: en Polonia, el mar Mediterráneo, Letonia, Alemania, Eslovenia, Rumanía y Bulgaria, —"lo que provoca la reacción de Rusia".

    "La tensión se ha formado en el Báltico donde se basan las tropas de la OTAN. Existe una amenaza real. La presencia de los soldados de la OTAN podría resultar un antecedente para pasar de una 'guerra fría' a la fase caliente. Podemos recordar que EEUU siempre ha iniciado sus guerras imperialistas con una inundación causal de su buque o algún bombardeo (…). Los estadounidenses atacan a otros fingiendo ser provocados", subraya.

    Rekas advierte que la concentración de tal número de militares en un lugar debería preocupar a los países vecinos.

    "La OTAN es un pacto agresivo que se dedica exclusivamente a los ataques. (…) Todavía no ha salvado a nadie de nada. Los ejercicios de la estrategia de carácter ofensivo, dirigida evidentemente contra Rusia y Bielorrusia podrían agravar el conflicto y profundizar la existente 'guerra fría'", pronostica.

    Le puede interesar: Rusia insiste en que las maniobras Zapad es un ejercicio y no "acto de agresión"

    El experto destaca varios caminos de superar la crisis. Ante todo, ve necesario levantar las sanciones.

    "Se necesita una distensión en las relaciones bilaterales, un respeto que serviría de serio respiro para las economías de Europa Central, ante todo de Polonia que sufre pérdidas por la guerra económica con Rusia pero en vez de apagar la guerra político-económica, los soñadores peligrosos que están en el poder, sueñan con una guerra real", concluye.

    Además:

    EEUU despliega 87 tanques en Polonia y esta es la razón
    Bielorrusia destaca la transparencia de ejercicios militares con Rusia
    Defensa bielorruso: maniobras Zapad 2017 no apunta contra países occidentales
    Minsk insta a no tensar la situación en torno a los ejercicios Zapad 2017
    La OTAN envía a tres observadores a los ejercicios ruso-bielorrusos Zapad 2017
    El ministro de Defensa de Bielorrusia califica de "histéricos" los comentarios sobre la posible invasión rusa
    Etiquetas:
    ataques, experto, histeria, pánico, agresión, entrevista, tensión, propaganda, maniobras, Dragon 2017, Zapad 2017, OTAN, ONU, Antoni Macierewicz, Lituania, Bielorrusia, Polonia, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik