03:55 GMT +319 Noviembre 2018
En directo
    El sistema THAAD

    El THAAD no salvará a Asia ni a EEUU de Corea del Norte

    CC BY 2.0 / Flick / U.S. Missile Defense Agency
    Defensa
    URL corto
    18321

    El sistema antimisiles THAAD, desplegado en Corea del Sur, podría contribuir a la inestabilidad y aumentar la probabilidad de una crisis en la península, advierte Eric Gomez, autor de un artículo para el diario estadounidense The National Interest.

    Aunque THAAD reduce las posibilidades de un exitoso ataque de misiles norcoreanos contra importantes bases militares estadounidenses y algunas ciudades de Corea del Sur, es poco probable que alivie la situación en la península, opina el autor.

    "El THAAD no es capaz de defender a Seúl de los misiles norcoreanos porque la mayor parte de la capital está justo fuera de los 200 km del alcance de los interceptores del THAAD", explica Gomez.

    Por otra parte, incluso si THAAD se desplegara más cerca de Seúl, no sería capaz de defenderlo contra la amenaza de artillería convencional para la ciudad, añade.

    No obstante, el sistema antimisiles podría proteger varios lugares que son esenciales para llevar a cabo operaciones de combate contra Corea del Norte, como el puerto de Busan y la base aérea de Kunsan, admite el columnista.

    Al mismo tiempo, este sistema no sería capaz de derribar un misil balístico intercontinental (ICBM) dirigido hacia EEUU.

    Lea también: Pyongyang pone frente a Seúl 'fotos satelitales' del THAAD

    La única cosa capaz de defender el territorio continental de EEUU de los ICBM es el sistema Ground-Based Midcourse Defense (GMD). Aunque el THAAD no puede derribar un ICBM, su radar podría proporcionar datos al GMD para aumentar la posibilidad de una intercepción exitosa, pero eso no es una garantía de éxito, explica Gomez.

    Teniendo en cuenta estas limitaciones técnicas, el objetivo principal del THAAD, según el autor, es proporcionar un paraguas protector para las bases de la fuerza aérea de EEUU en Corea del Sur y el puerto de Busan, principal entrada para las fuerzas terrestres de EEUU en caso de una batalla larga contra Corea del Norte.

    Lea más: Trump regala un argumento de oro a quienes se oponen al THAAD

    El columnista advierte que aunque los sistemas de defensa antimisiles suelen considerarse defensivos, la protección que proporcionan también crea un incentivo perverso para que los estrategas militares estadounidenses utilicen la fuerza ofensivamente.

    "El THAAD hará poco para aliviar las actuales tensiones en la península coreana. Una mayor protección para los soldados estadounidenses podría hacer que la escalada por parte de EEUU sea menos costosa y por lo tanto más atractiva. La administración Trump tendrá que encontrar otra forma de salir de esta crisis, sugiere el autor", concluye Gomez.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    "Moon Jae-in no sacará del país el sistema antimisiles de EEUU"
    Pyongyang puede hacer realidad la peor pesadilla de EEUU
    China: las acciones de EEUU en la península de Corea contradicen esfuerzos de la ONU
    Etiquetas:
    consecuencias, despliegue, THAAD (sistemas antimisiles), Corea del Norte, Corea del Sur, EEUU