En directo
    Cultura
    URL corto
    0 121
    Síguenos en

    Los yacimientos prehistóricos de Menorca son la nueva apuesta de España para Patrimonio de la Humanidad. Así lo ha decidido el Consejo de Patrimonio Histórico que ha revisado la candidatura de la Ribeira Sacra y la del paseo del Prado y el Retiro. Esta última contará con una nueva campaña de promoción.

    Con 48 ubicaciones denominadas como Patrimonio de la Humanidad, España es el tercer país del mundo con mayor número de bienes culturales o naturales designados por la Unesco. Una lista que quiere engrosar todavía más con una nueva candidatura: la Menorca talayótica. La propuesta española, elegida por el Consejo de Patrimonio Histórico, será presentada ante el organismo internacional en febrero de 2021 y su incorporación a la Lista se evaluará en 2022.

    La isla cuenta con un rico pasado prerromano. Menorca, con más de 1.500 restos arqueológicos, es el lugar habitado con mayor densidad del mundo de yacimientos prehistóricos. La candidatura incluye 280 de estos sitios de la cultura megalítica de la ínsula balear. Entre estos, figuran navetas y taulas, únicas en el mundo, además de poblados, necrópolis y talayots, todos ellos milenarios.

    Destaca, especialmente, la Naveta des Tudons, una construcción funeraria levantada entre los 1200 y 750 a.C. ubicada cerca de Ciutadella y en la que se encontraron cerca de un centenar de enterramientos. También el poblado talayótico Torre den Galmés, uno de los más grandes de Baleares; los monumentos de Torralba den Salort, y los poblados de Son Catlar o Trepucó.

    Además de la candidatura menorquina, en la reunión telemática del Consejo de Patrimonio Histórico han decidido abrir sendos expedientes para la declaración de las Sociedades Musicales de la Comunidad de Valencia y el Belenismo como Manifestación Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial en España. Por otro lado, en el área de patrimonio subacuático, la organización ha dado cuenta del proceso de incoación abierto para incluir como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Zona Arqueológica, al Dolmen de Guadalperal, el conjunto megalítico ubicado en el interior del embalse de Valdecañas, en Cáceres, sobre el que se está trabajando en un proyecto de recuperación integral.

    También se dará paso a una candidatura internacional propuesta por Andorra, en la que participan España y Francia. Bajo el nombre Los testimonios materiales de la construcción del estado de los Pirineos. El coprincipado de Andorra, esta incidirá en la singularidad del estado pirenaico a través de testimonios materiales presentes en los tres países, como las iglesias románicas en Andorra, la localidad española de la Seu d'Urgell y el Castillo de Foix, situado en Francia.

    Paisaje de la luz

    Junto a las nuevas candidaturas, el Consejo de Patrimonio Histórico ha revisado las ya presentadas. Una es la de las Fiestas de los caballos del vino de Caravaca de la Cruz (Murcia), que será examinada en diciembre por el Comité de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco. El organismo también ha analizado las dos propuestas de Patrimonio Mundial en curso, la de la Ribeira Sacra, en Lugo y Orense, y la de los madrileños paseo del Prado y jardín del Retiro. Ambas serán evaluadas en la próxima sesión del Comité de Patrimonio Mundial, programada para verano de 2021 en China.

    En concreto, con vistas a esta fecha, el Ayuntamiento de Madrid promocionará la candidatura de los sitios de la capital española bajo el nombre Paisaje de la luz. Esta nueva imagen se dará a conocer a través de una campaña de publicidad en medios de comunicación e Internet, pero también en la calle, a través de carteles en el mobiliario urbano y un desplegable en el que se explican los principales puntos de la candidatura. La promoción municipal se prolongará hasta el 9 de diciembre.

    El logotipo ha sido diseñado por Manuel Estrada, Premio Nacional de Diseño 2017. Formado por seis barras, cada uno evoca uno de los elementos de este paisaje: naturaleza, arte, ciencia, espacio cívico, valor universal y la luz del conocimiento. Además, ejemplarizan las columnas de los edificios neoclásicos que componen este monumental espacio urbano, como la Bolsa de Madrid o el edificio del Buen Retiro. La luz vertebra al conjunto. Y es que, según el creador del logo, "la luz es cultura". Para la delegada de Cultura, Turismo y Deporte, Andrea Levy, es un símbolo de esperanza.

    "La ilusión que traspasa los tiempos difíciles que estamos viviendo a causa de esta pandemia. Nos sirve como revulsivo para trasladar que Madrid es una ciudad de ilusión", comenta Levy.

    La concejala del equipo municipal espera que Madrid pueda incorporar el paseo del Prado y el Retiro a la lista de monumentos Patrimonio de la Humanidad. Ambos fueron candidatos en 1982 y, más recientemente, con las exalcaldesas Ana Botella en 2014 y Manuela Carmena en 2018.

    Etiquetas:
    cultura, Madrid, UNESCO, arqueología, las Islas Baleares, Patrimonio Cultural de la Humanidad
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook