En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 150
    Síguenos en

    PEKÍN (Sputnik) — El ministro de Exteriores chino, Wang Yi, reafirmó la disposición de Pekín para mantener con Washington un diálogo sobre la base de igualdad y respeto mutuo, y advirtió que nadie es capaz de cerrar el camino a la modernización para los 1.400 millones de sus conciudadanos.

    En una entrevista con el canal CCTV, Wang lamentó que el 2019 haya estado marcado por "continuas restricciones y presiones" a China por parte de EEUU, así como de difamación e injerencia en asuntos soberanos, en lugar de ser un año de conmemoración conjunta del 40 aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas.

    "Quisiera subrayar una vez más que China mantiene la firme disposición para proteger sus intereses vitales y su derecho al desarrollo; nadie es lo suficientemente poderoso para obstruirles a los 1.400 millones de habitantes de China el camino a la modernización", dijo Wang.

    Al mismo tiempo, el canciller apuntó que el acuerdo de fase uno en la disputa comercial entre Pekín y Washington "evidencia que un diálogo de iguales permite encontrar solución a cualquier problema, si las partes manifiestan sinceridad y dan pasos al encuentro una de la otra".

    EEUU y China libran una guerra comercial desde junio de 2018, cuando el presidente Donald Trump anunció la primera subida arancelaria a productos del gigante asiático para equilibrar una balanza negativa para su país.

    El 13 de diciembre, Trump anunció que EEUU y China lograron "un gran acuerdo de primera fase" en sus conversaciones comerciales. 

    Las partes acordaron no activar los nuevos aranceles mutuos que debían entrar en vigor el 15 de diciembre.

    Ese día, el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, avanzó que el acuerdo de primera fase con China se firmaría a principios de enero. 

    Políticas unilaterales

    Además, Wang Yi señaló que China llama a todo el mundo a oponerse a la política de acciones unilaterales y las ideas de superioridad de algunos Estados.

    "La comunidad internacional no tiene otra opción que hacer frente de manera conjunta y resuelta a la política de acciones unilaterales", dijo Wang Yi.

    El diplomático afirmó que "si se permite que se extiendan las políticas unilaterales y las ideas de superioridad nacional, el orden internacional y el sistema de relaciones internacionales, vitales para la existencia y el desarrollo de los países, correrán el riesgo de colapsar, lo que se convertirá en una carga abrumadora para todos los países, especialmente para los pequeños y medianos".

    Agregó que China, como miembro responsable de la comunidad internacional, siempre ha abogado por el multilateralismo.

    Relaciones entre China y la UE

    El canciller declaró que China y la Unión Europea (UE) no son enemigos, sino socios con relaciones amistosas.

    "Somos socios y no rivales, somos amigos y no enemigos", dijo Wang.

    Recordó que el año que viene China y la UE celebrarán el 45 aniversario de sus relaciones diplomáticas, al afirmar que el país asiático está dispuesto a "fortalecer aún más los contactos de alto nivel".

    El ministro subrayó que Pekín está listo para "realizar esfuerzos conjuntos con el fin de llevar la cooperación estratégica integral entre China y la UE al siguiente nivel y proporcionar una mayor estabilidad a un mundo lleno de incertidumbres".

    Relaciones con Rusia

    El ministro de Asuntos Exteriores chino aseguró que las relaciones de Rusia y China son un patrón de coexistencia amigable y mutuamente beneficiosa.

    "Reflexionando sobre el mundo actual, podemos decir que las relaciones ruso-chinas son las relaciones más cercanas, maduras, duraderas y estables que puede haber entre dos potencias", dijo Wang.

    Subrayó que estas relaciones se convirtieron en "un modelo y un ejemplo clásico de una coexistencia amigable de dos países y de una cooperación mutuamente beneficiosa".

    A principios de este mes, el secretario del Consejo de Seguridad ruso, Nikolái Pátrushev, declaró que el fortalecimiento de la cooperación con China es una prioridad absoluta y a largo plazo para Rusia.

    El pasado 5 de junio los presidentes de Rusia y China, Vladímir Putin y Xi Jinping, firmaron una declaración conjunta sobre los objetivos de la cooperación ruso-china en el ámbito de seguridad.

    Según el documento, se trata de "mantener la seguridad nacional de los dos países, así como de crear condiciones favorables para el desarrollo sostenible y la lucha eficaz contra los retos y amenazas tanto tradicionales como nuevas en el ámbito de seguridad".

    Decnuclearización de Corea

    Asimismo, Wang Yi declaró que Pekín instó a Washington y Pyongyang a crear lo más rápido posible una hoja de ruta sobre la eliminación del problema nuclear en la península de Corea.

    "Somos testigos últimamente de una nueva tensión en torno al problema de la península coreana, la causa fundamental de eso consiste en que el comunicado conjunto emitido en Singapur por EEUU y Corea del Norte no se cumplió y no se eliminaron las inquietudes legítimas de la parte norcoreana", dijo.

    Wang Yi informó que China y Rusia presentaron en el Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución persiguiendo el objetivo de lograr normalización en la península de Corea por medios políticos y prevenir el empeoramiento de la situación.

    "Exhortamos a EEUU a tomar medidas prácticas para cumplir lo acordado en Singapur, también pedimos a EEUU y a la República Popular Democrática de Corea (RPDC) formar una eficaz hoja de ruta con el fin de elaborar un mecanismo de logro de la paz y de la plena desnuclearización de la península de Corea", señaló.

    China está preparada para jugar un papel constructivo en este proceso, agregó.

    Las negociaciones sobre la desnuclearización sostenidas entre la RPDC y EEUU se vieron en un atolladero después de que la delegación norcoreana abandonó en octubre pasado la reunión de trabajo que se celebraba en Suecia, al calificarla como fracasada y señalar que "EEUU acudió con manos vacías".

    La parte estadounidense a su vez definió esas negociaciones como "buenas" y llenas de "ideas creativas".

    Más tarde Corea del Norte en más de una ocasión formuló algún ultimátum, insistiendo en que EEUU elabore "una nueva solución" para la desnuclearización y dé garantías de seguridad a Pyongyang hasta el fin del año en curso y si no lo hace, amenazó con el cese de las negociaciones.

    Durante el último mes Corea del Norte recordó con frecuencia que el plazo señalado toca a su fin y efectúa pruebas de armas de diversa clase.

    A juicio de la Cancillería norcoreana, el país dio suficientes pasos al encuentro de EEUU y si ahora Washington no responde adecuadamente, recibirá "un obsequio para la Navidad".

    La RPDC anunció este diciembre que efectuó dos pruebas "de suma importancia" en el cosmódromo de Sohae. Según expertos fue probado un nuevo propulsor para el cohete balístico intercontinental.

    Además, el 21 de diciembre se reunió el Comité Militar Central del Partido del Trabajo de Corea, momento en que el líder, Kim Jong-un, subrayó la importancia de fortalecer la defensa y mejorar la capacidad de combate de las Fuerzas Armadas del país "dada la complicada situación interna y exterior".
    Etiquetas:
    multilateralismo, guerra comercial, comercio, Wang Yi, modernización, EEUU, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik