Widgets Magazine
18:10 GMT +321 Octubre 2019
En directo
    Personas con bandera de Venezuela

    Rusia y China se oponen a una intervención militar en Venezuela

    © Sputnik /
    Política
    URL corto
    0 50
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Rusia y China se oponen a una intervención militar en Venezuela y abogan por una solución pacífica de la crisis, según declaración final de la reunión del presidente ruso, Vladímir Putin, con su par chino, Xi Jinping.

    Los dos países tienen la intención de "seguir de cerca la situación en Venezuela, llamar a todas las partes a que cumplan con la Carta de la ONU, las normas de derecho internacional y las relaciones intergubernamentales, adherirse al principio de no injerencia en los asuntos internos de otros Estados, promover la resolución pacífica de problemas en este país a través de un diálogo político inclusivo y oponerse a la intervención militar en Venezuela", dice el documento.

    Además, se añade que los dos países tienen la intención de cooperar en temas relacionados con América Latina, prestar atención al fortalecimiento de los contactos mutuos y la cooperación en el desarrollo de las relaciones bilaterales con los Estados de América Latina y el Caribe y continuar promoviendo la estabilidad y la prosperidad en la región.

    Putin, por su parte, dijo que durante su reunión con Xi, celebrada en Moscú, se subrayó la necesidad de estabilizar la situación en Venezuela.

    "Rusia y China están trabajando a favor de una resolución pacífica de la crisis en Siria y abogan por estabilizar la situación en Venezuela", dijo Putin al término del encuentro. 

    Cooperación económica con Irán

    Además, Rusia y China abogaron por preservar la cooperación económica con Irán.

    Los presidentes "subrayan la necesidad de defender la cooperación económica y comercial de beneficio mutuo con Irán, rechazan firmemente la imposición por cualquier Estado de las sanciones unilaterales bajo el pretexto de la legislación nacional y la aplicación extraterritorial de la jurisdicción nacional", dice la declaración.

    Además, Moscú y Pekín coinciden en que no hay alternativa al Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) para resolver el problema del programa nuclear iraní.

    Las partes saludan que Teherán cumpla el PAIC, hecho que fue confirmado en varias ocasiones por el Organismo Internacional de Energía Atómica, y llaman a otros signatarios del acuerdo a respetar sus compromisos.

    ​En mayo de 2018, EEUU anunció su retirada del acuerdo, acusando a Teherán de continuar en secreto su programa nuclear y restableció desde entonces varias baterías de sanciones contra Irán.

    También Teherán anunció el 8 de mayo pasado la decisión de abandonar una parte de los compromisos asumidos en el marco del acuerdo.

    Te puede interesar: ¿Escalará el conflicto en Irán hasta un punto de no retorno?

    Las tensiones entre Washington y Teherán se agravaron en las semanas recientes, con el envío de importantes refuerzos militares de EEUU a Oriente Medio.

    Diálogo entre EEUU y Corea del Norte

    Rusia y China también apoyaron la preservación del diálogo entre EEUU y Corea del Norte.

    Moscú y Pekín "abogan por preservar el diálogo entre Corea del Norte y EEUU, apoyar los pasos que dan uno hacia el otro, contribuir al desarrollo progresivo de su proceso de negociaciones", dice el texto de la declaración.

    Además, los dos países se comprometieron a promover el proceso de reconciliación entre Pyongyang y Seúl.

    Las partes destacaron la necesidad de lograr una desnuclearización de Corea del Norte y subrayaron que "el diálogo y las consultas son el único camino eficaz para resolver el problema de la península".

    Rusia y China expresaron también su apoyo a los cambios positivos que se han producido en la región desde 2018, así como a los esfuerzos de todos los países que han contribuido a estos cambios.

    "Rusia y China continuarán emprendiendo esfuerzos constructivos para alcanzar una resolución política de los problemas de la península de Corea, crear en la región un mecanismo para lograr la paz y la seguridad" y "contribuir a que el Consejo de Seguridad e la ONU juegue un debido rol positivo en este proceso", dice el documento.

    Por su parte, el presidente ruso, Vladímir Putin, indicó después de las consultas con Xi que Moscú y Pekín tienen las posturas similares sobre la solución en la península norcoreana.

    "Subrayo que nuestros países evalúan de forma similar la situación en torno a la península de Corea, se implementa una hoja de ruta conjunta para la resolución", dijo.

    Aseguró que Rusia no reconoce ninguna alternativa a la solución político-diplomática de la crisis.

    El líder ruso confirmó también la intención de Rusia de seguir cooperando con China para "bajar las tensiones en la península y reforzar la seguridad en el noreste asiático en general".

    En junio de 2018, los líderes de EEUU y Corea del Norte se dieron cita por primera vez en Singapur y se comprometieron a trabajar para normalizar las relaciones bilaterales y desnuclearizar la península de Corea.

    Sin embargo, el proceso de distensión en la península de Corea se atascó en los meses recientes.

    Más aquí: Corea del Norte amenaza con suspender el diálogo con EEUU si este no cambia su posición

    La segunda reunión entre los presidentes Donald Trump y Kim Jong-un, celebrada en Hanói el 27 y el 28 de febrero pasado, terminó de forma abrupta y sin un acuerdo, aunque las partes, según la Casa Blanca, quedaron en mantener más reuniones en el futuro.

    Sistemas antimisiles y armas nucleares

    A la vez, los presidentes de Rusia y China llamaron a las potencias nucleares a poner fin al desarrollo de los sistemas antimisiles y reducir la importancia de las armas nucleares en su política de seguridad nacional.

    "Las potencias nucleares deben renunciar a la mentalidad de la guerra fría y los juegos de suma cero, poner fin a un desarrollo ilimitado del escudo antimisiles, disminuir el papel de las armas nucleares en la política de seguridad nacional", dice la declaración conjunta.

    Los presidentes subrayaron que "la prohibición de llevar a cabo las pruebas nucleares es un paso importante hacia un desarme integral y definitivo, y además tiene gran importancia para la estabilidad y la seguridad en todo el mundo".

    En este contexto Putin y Xi expresaron su "firme apoyo" al Tratado para la prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (TPCE).

    "Rusia y China destacan que las declaraciones de EEUU sobre su rechazo de ratificar el TPCE y la decisión de iniciar a preparar un polígono para posibles pruebas nucleares causan un daño grave al TPCE. Las partes siguen aplicando todos los esfuerzos para que el TPCE entre en vigor", subraya el documento.

    Los presidentes calificaron de "inadmisible una actitud irresponsable de algunos países hacia la implementación de sus compromisos con el TPCE".

    "Esos países deben renunciar a las prácticas de misiones nucleares conjuntas y volver todas las armas nucleares emplazadas fuera de las fronteras de los países nucleares, a sus territorios nacionales", señala la nota.

    Carrera armamentista en el espacio

    Vladímir Putin y Xi Jinping también instaron a elaborar un documento multilateral legalmente vinculante que impida la carrera armamentista en el espacio, indica una declaración conjunta.

    El texto precisa que las partes pretenden realizar esfuerzos conjuntos encaminados a prevenir la carrera de armamentos en el espacio e impedir convertirlo en un escenario de la confrontación militar.

    Entre las medidas que pretenden tomar Moscú y Pekín se encuentra el desarrollo de un "instrumento multilateral legalmente vinculante que establezca garantías confiables para vetar el despliegue de armas de cualquier tipo en la órbita cercana a la Tierra".

    "Las partes confirman que la Conferencia de Desarme, al ser el único foro para las negociaciones multilaterales de desarme, desempeña un papel clave en las negociaciones sobre un acuerdo internacional [acuerdos internacionales] sobre la prevención de la carrera de armamentos en el espacio", advierte la declaración.

    ​Los dos mandatarios indicaron además que Rusia y China se esforzarán para promover una iniciativa internacional que les permita no ser los primeros en desplegar armas en el espacio.

    "Las partes están convencidas de que las medidas de transparencia y confianza llevadas a la práctica contribuyen a prevenir el despliegue de armas en el espacio, pero no pueden reemplazar las negociaciones sobre la firma de documentos legales internacionales en esa esfera", indica el documento.

    Cooperación estratégica entre Rusia y China

    Además, la declaración conjunta dice que Moscú y Pekín aumentarán la cooperación estratégica ante amenazas a la seguridad global.

    "Las partes reconocen que actualmente la seguridad internacional afronta serios desafíos, por lo que las partes tienen intención de profundizar la confianza mutua y fortalecer la cooperación en el ámbito estratégico", dice el texto.

    Los mandatarios reafirmaron también el apego de sus países a una declaración conjunta firmada en junio de 2016 en Pekín para defender la estabilidad estratégica global.

    Además de la declaración conjunta, Putin y Xi firmaron más de 20 acuerdos en los ámbitos de economía, inversiones, industria y educación. 

    Etiquetas:
    sistema antimisiles, carrera armamentista, armas nucleares, espacio, Irán, intervención militar, oposición, Venezuela, China, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik