En directo
    Lanzamiento de un cohete espacial (archivo)

    Brasil no ve un riesgo a su soberanía en el uso de EEUU de la base de lanzamiento

    © Sputnik / Alexey Filippov
    América Latina
    URL corto
    202

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El uso del territorio de Brasil que hará EEUU para lanzar cohetes espaciales no pone en riesgo la soberanía del país, dijo a Sputnik el vicepresidente de la Comisión de Coordinación de la Implantación de Sistemas Espaciales de la Fuerza Aérea Brasileña, José Vagner Vital.

    "No hay ningún riesgo a la soberanía nacional con la operación de vehículos de EEUU o de cualquier país en el centro de Alcantara [estado de Maranhao, norte de Brasil], es como cuando operan aviones extranjeros en aeropuertos brasileños, por ejemplo", afirmó Vital.

    El uso de la base de lanzamiento de Alcantara por parte de EEUU está más cerca después de que a finales de junio pasado el vicepresidente estadounidense Mike Pence se reunió con el jefe de Estado brasileño Michel Temer en Brasilia.

    Pence y Temer firmaron un acuerdo de cooperación espacial que funciona como un paraguas, un paso inicial que permite que se rubriquen convenios cada vez más detallados y específicos para que empresas y entidades gubernamentales de EEUU puedan realizar sus lanzamientos desde Brasil.

    No te lo pierdas: ¿Por qué EEUU tiene el ojo puesto en Brasil?

    El más importante de esos futuros acuerdos es el de Salvaguardas Tecnológicas (AST), que permitirá lanzar desde la base de Alcantara objetos espaciales de cualquier país, incluyendo Brasil, que tengan algún tipo de contenido estadounidense, ya sea hardware o software.

    "Actualmente un 80% de la tecnología espacial del mundo posee alguna relación con la industria estadounidense, así que sin este acuerdo un amplio abanico de operaciones simplemente no pueden realizarse desde Alcántara", añadió Vital.

    Algunos sectores de la oposición temen que el diálogo con EEUU derive en demasiadas concesiones, pero el portavoz de la Fuerza Aérea remarca que las reglas que se aplicarán en la base brasileña serán similares a las que utiliza el centro espacial Kourou, en la Guayana Francesa, y que acoge con normalidad lanzamientos de cohetes rusos e italianos.

    ​Vital cree que el AST Brasil-EEUU "abrirá las puertas del mundo" a Alcántara, aunque resaltó que eventuales acuerdos internacionales futuros no son incompatibles con el programa espacial genuinamente nacional, sino que pueden estimularlo al generar oportunidades comerciales hasta hoy inexistentes.

    También considera que será positivo porque podrán aumentar las actividades conjuntas en investigación espacial, como ya ocurre en el área de clima espacial, y al poder utilizar datos hasta ahora clasificados se podrán hacer experimentos más sofisticados en microgravedad y otras tecnologías espaciales.

    En especial, las autoridades brasileñas esperan que el acuerdo reactive la base, inaugurada en los 80 como una gran promesa para desarrollar la industria espacial nacional, pese a que desde entonces funciona poco.

    Más: Rusia participaría en desarrollo del cosmódromo brasileño Alcántara

    Según el Gobierno brasileño, la base de Alcantara es muy competitiva por las buenas condiciones climáticas de la región y por su cercanía a la línea del Ecuador, lo que abarata el lanzamiento de cohetes con satélites porque disminuye la distancia hasta que se colocan en órbita.

    A 11 de julio en la base trabajan alrededor de un millar de personas, entre militares y funcionarios civiles.

    Los medios de lanzamiento, rastreo, medición telemática, meteorología, logística, seguridad en superficie, en vuelo y telecomunicaciones de los que dispone la base están "en plenas condiciones operacionales", aunque el centro opera por debajo de su potencial, reconoció Vital.

    "El centro de Alcántara solo lanza cohetes suborbitales; aún no coloca satélites en la órbita de la Tierra porque no dispone de vehículos lanzadores satelizadores", afirmó el representante de la Fuerza Aérea.

    De momento, la mayoría de los lanzamientos son de cohetes de entrenamiento y tienen como objetivo perfeccionar los equipos de mantenimiento.

    Desde su inauguración en 1983 se lanzaron desde Alcántara un total de 479 cohetes (396 brasileños y 82 de otros países), la mayoría de ellos de la familia de cohetes suborbitales VS-30, VS-40 y VSB-30.

    Para el año 2018 se prevé la realización de cuatro operaciones, con el lanzamiento de cinco cohetes, cuatro de ellos de entrenamiento y otro dedicado a experimentos científicos.

    Además:

    Rusia y Brasil acuerdan desarrollar la cooperación espacial
    Rusia estudia distintas variantes de cohete reutilizable
    Líder social: expresidente Lula ve una creciente injerencia de EEUU en Brasil
    Etiquetas:
    territorio, soberanía, espacio, cohete espacial, EEUU, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik