En directo
    Donald Trump, presidente de Estados Unidos

    EEUU fanfarronea: las tretas de Washington para no resolver el problema de Corea del Norte

    © AFP 2019 / Jim Watson
    América del Norte
    URL corto
    Izvestia
    3260

    Víktor Litovkin, observador militar ruso, analizó la situación actual del conflicto norcoreano-estadounidense. El analista puso el foco en las verdaderas intenciones que subyacen tras las medidas tomadas por EEUU y en la importancia de Rusia y China en la prevención de un conflicto nuclear.

    Mientras aumenta la histeria internacional en torno a las pruebas de misiles por parte de Pyongyang, las promesas del presidente de EEUU, Donald Trump, de resolver rápidamente la cuestión norcoreana parecen imposibles de cumplir.

    El líder estadounidense ha intentado asustar a Kim Jong-un mediante el despliegue de tres portaviones, acompañados de sus respectivas embarcaciones de apoyo, cerca de las zonas costeras norcoreanas.

    Bombarderos estratégicos y cazas F-16 de las FFAA de Estados Unidos también fueron enviados hacia el espacio aéreo de Corea del Norte. Además, el submarino estratégico Michigan, equipado con misiles intercontinentales nucleares, arribó al puerto surcoreano de Busan en un intento de disuadir a los norcoreanos con su poder de combate, escribió Litovkin en un artículo para el medio ruso Izvestia.

    Los altos cargos militares de EEUU, entre ellos el general Joseph Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, también han mostrado ya su disposición a atacar Corea del Norte innumerables veces. Por su parte, Nikki Haley, la embajadora de Washington ante la ONU, subrayó que "el tiempo para negociar se había agotado", dado que "la escalada desestabilizadora de Corea del Norte es una amenaza para todas las naciones de la región y más allá".

    Lea más: EEUU está listo para hacer uso de opción militar frente a amenaza nuclear

    Por su parte, Pyongyang parece estar riéndose de los políticos y militares occidentales, pues sigue llevando a cabo sus pruebas de misiles y está preparada para reanudar los ensayos nucleares a cualquier momento, consideró Litovkin. El país asiático no tiene en cuenta las numerosas resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU e ignora el hecho de que no solo EEUU, sino también China y Rusia condenan la postura norcoreana.

    Pero, ¿qué motivos impulsan a Corea del Norte a seguir actuando de esta manera?

    Según el autor del texto, Pyongyang ya ha contestado a esta pregunta en más de una ocasión: Corea del Norte solo pretende defender su soberanía y su independencia y fortalecer la seguridad nacional del país.

    Parece paradójico que, cuantas más pruebas de misiles y nucleares realiza Corea del Norte con el objetivo de asegurar la defensa nacional, más amenazas y mayor es la probabilidad de que la nación de Kim Jong-un sea atacada. Sin embargo, al líder norcoreano "poco le importa", aseguró Litovkin.

    "Kim Jong-un sabe muy bien que Sadam Husein e Irak no tenían misiles ni armas nucleares, y lo que les sucedió es bien conocido. Tampoco poseían semejante arma Muamar Gadafi y Libia y tuvieron un futuro poco envidiable. Así como tampoco tienen dichas armas Bashar Asad y Siria (…). Y, si no fuera por la ayuda de Rusia, Siria y su líder correrían la misma suerte que Yugoslavia o Irak", sugirió el analista.

    Pese a que nadie sabe a ciencia cierta cuántos misiles y ojivas nucleares posee Pyongyang, si es que acaso los tiene, nadie ataca al país asiático. Esta imprevisibilidad, unida al temor de tener gran cantidad de pérdidas humanas, impide a EEUU y sus aliados poner fin a la amenaza norcoreana. Por eso se ponen "histéricos" en Washington, en Seúl y en Tokio, pero, al final, no toman ninguna medida contra Kim Jong-un, consideró el autor del artículo.

    Lea más: Las herramientas que posee Corea del Norte para reaccionar a un ataque de EEUU

    Por su parte, Rusia y China, países vecinos de Corea del Norte y miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, tampoco aprueban las acciones norcoreanas, dado que la creación de un arma nuclear norcoreana podría despertar el interés de otros países en hacer lo mismo y, al final, dichas armas podrían terminar incluso en las manos de los terroristas, expresó Litovkin. Además, debido a su proximidad geográfica, una guerra en territorio norcoreano podría causar serios daños en núcleos urbanos rusos y chinos cercanos a las fronteras.

    Litovkin considera, sin embargo, que la cuestión norcoreana no es irresoluble, tal y como asegura Occidente. Moscú y Pekín ya han hecho infinidad de propuestas oficiales para la resolución diplomática del conflicto a través de acuerdos. Rusia ha ideado incluso un plan para reducir la tensión en la península de Corea, que prevé la disminución mutua y gradual de amenazas y actos de provocación entre EEUU y Corea del Norte.

    Lea también: Paso a paso: lo que sucederá si EEUU ataca a Corea del Norte

    Por su parte, Pyongyang aseguró que estaría dispuesta a detener sus pruebas militares si Washington estuviese dispuesto a firmar acuerdos respetuosos y equitativos en relación a las dos partes. Corea del Norte también necesitaría una garantía de no agresión y de que EEUU no buscaría un cambio en el Gobierno norcoreano. Washington, sin embargo, se negó categóricamente a negociar con Pyongyang.

    "La razón, a pesar de todas las excusas supuestamente convincentes, es obvia. El conflicto acerca de los programas de misiles y nucleares de Pyongyang es muy provechoso para Washington. Estados Unidos va de farol", argumentó Litovkin.

    Con la excusa de los misiles norcoreanos, EEUU puede mantener un gran contingente militar, con numerosas tropas y buques equipados con armas nucleares, en los territorios de Corea del Sur y Japón. De esa manera, el país norteamericano puede "mantener bajo su mirada" no solo las ciudades, las bases militares y los polígonos de prueba de Corea del Norte, sino también las instalaciones homólogas en China y Rusia.

    Gracias al discurso del miedo hacia Corea del Norte, EEUU ha logrado permiso para instalar su sistema antimisiles THAAD en Corea del Sur y, de esa manera, controlar el territorio norcoreano y, paralelamente, el sur de China y la región rusa de Primorie.

    "Estados Unidos echa la culpa de la no resolución de la cuestión norcoreana a Rusia y China y no admite ante el mundo entero que son ellos mismos quienes se niegan a resolver el problema", concluyó Litovkin.

    Le puede interesar: El mundo tiembla ante la posibilidad de la Tercera Guerra Mundial

    Además:

    Es inminente un ataque de EEUU contra Corea del Norte
    La "única" cosa que frena a EEUU a la hora de atacar a Corea del Norte
    EEUU amenaza a Corea del Norte con un ataque "relámpago y devastador"
    "Las sanciones de EEUU contra Corea del Norte solo atizan la tensión"
    Etiquetas:
    prueba nuclear, misiles, Corea del Norte, China, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik