En directo
    América Latina
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El presidente boliviano Luis Arce dijo que su Gobierno promoverá el uso de la medicina tradicional para reforzar el combate contra la pandemia de COVID-19, aprovechando la experiencia de campesinos productores de infusiones, jarabes y ungüentos a partir de hierbas nativas.

    "Hemos pedido al Viceministerio de Comunicación que pueda difundir esto para que los bolivianos tengamos acceso a la información de todos los productos que tenemos y podamos enfrentar este tipo de epidemias", dijo Arce en un acto en la sede presidencial.

    El gobernante hizo el anuncio ante representantes de una veintena de asociaciones y microempresas productoras de remedios tradicionales, que realizarán a partir de la próxima semana una feria itinerante por todo el país, en apoyo al plan oficial de lucha contra la pandemia.

    Arce lamentó que el Gobierno transitorio de Jeanine Áñez, en cuya gestión Bolivia sufrió el año pasado la primera ola de contagios con el nuevo coronavirus, haya "descalificado" a la medicina tradicional basada en "productos ancestralmente utilizados para prevenir y combatir muchas enfermedades".

    Los productores mostraron a Arce, en el acto transmitido por la televisión estatal, diversos jarabes, tónicos, cremas, infusiones y barras alimenticias fabricados en base a vegetales silvestres como wira wira, matico, molle, quina, maca, entre otros.

    Los productores presentaron también infusiones con contenido de eucalipto, árbol que aunque no es originario de América pero tiene un uso extendido en tratamientos de males respiratorios.

    Natalia Gumiel, representante de los productores "ecológicos", dijo que en meses pasados y pese a la falta de reconocimiento gubernamental, los productos de medicina tradicional fueron utilizados intensamente como prevención y tratamiento de COVID-19, en especial en los sectores más pobres de la población.

    "En el campo, estos medicamentos tradicionales han sido casi la única forma de combatir la pandemia y han resultado muy efectivos", aseguró, mientras varios productores relataron varios casos de curación total de COVID-19 con tratamientos de hierbas nativas.

    Gumiel añadió que otras ventajas de los productos presentados eran su precio bajo y su procesamiento con normas de calidad e higiene que facilitaban su comercialización.

    Arce comprometió "total apoyo y compromiso" no solo para promocionar el uso inmediato de esos productos sino también para mejorar y aumentar su producción.

    Los productos naturales anti-covid, que hasta ahora estaban accesibles solo en unos cuantos mercados artesanales, serán comercializados a partir de la próxima semana en la cadena de supermercados de la empresa estatal de alimentos EMAPA, anunció el ministro de Desarrollo Productivo, Néstor Huanca.

    Paralelamente, el Gobierno ejecuta proyectos de fortalecimiento de la infraestructura hospitalaria y está a punto de lanzar un plan de detección masiva de contagios de COVID-19, al que seguirá una campaña de vacunación que arrancará con el fármaco Sputnik V desarrollado en Rusia.

    Bolivia compró 5,2 millones de dosis de la Sputnik V, de las cuales unas 6.000 llegarán este mes para ser administradas a personal sanitario, según anuncio oficial.

    Etiquetas:
    Luis Arce, coronavirus, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook