03:00 GMT26 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    0 50
    Síguenos en

    La ausencia de Iván Duque, presidente de Colombia, en un evento de perdón y reconciliación, tras los recientes episodios de violencia en el país, causó polémica en las redes.

    El 13 de septiembre se celebró en Bogotá un evento, convocado por la alcaldesa de la capital, Claudia López, para enviar un mensaje de repudio a los episodios de violencia en el marco de las recientes manifestaciones contra la brutalidad policial y para pedir perdón a las víctimas del abuso por parte de la Policía.

    Un detalle que acaparó la atención de los que siguieron la jornada fue una silla vacía, reservada para el presidente del país, la cual tenía una etiqueta con su nombre. La ausencia del mandatario fue duramente criticada en las redes sociales.

    No obstante, los seguidores de Duque apuntaron que la etiqueta con el nombre del mandatario fue agregada a la silla después del inicio del evento, para hacer quedar mal al presidente. Un fragmento de la trasmisión que circula en las redes muestra el momento en que pegan el letrero a la silla cuando la alcaldesa se acerca al atril a dar su discurso.

    Diego Molano, director del Departamento Administrativo de Presidencia de la República, se pronunció en Twitter sobre lo ocurrido.

    "El presidente Iván Duque delegó al comisionado de paz y a Nancy Patricia Gutiérrez para el evento. La reconciliación inicia por ser transparente, no como excusa para montar eventos y hacer trampa al presidente, usar a víctimas y declarar como enemigos a la Policía. ¡Los enemigos son los vándalos!", escribió

    Miguel Ceballos, el alto comisionado de Paz, quien estuvo presente en el evento tuiteó que se sintió "asaltado en su buena fe" y cuestionó: "¿Por qué pusieron el nombre del presidente en una silla vacía?". Según Ceballos, la noche previa al evento se informó a la organización de que Duque no asistiría.

    Las manifestaciones contra la brutalidad policial en Colombia comenzaron después de que Javier Ordóñez, un abogado de 46 años y padre de dos hijos, fuera inmovilizado en un procedimiento policial y recibiera varias descargas eléctricas con una táser —una pistola eléctrica—.

    Ordóñez, quien según medios locales, había sido detenido por consumir alcohol en la vía pública, les rogó a los policías que se detuvieran. Algunos vecinos incluso trataron de intervenir, pero los dos agentes continuaron con las descargas eléctricas. El abogado falleció en el hospital.

    El balance de las manifestaciones en Colombia deja al menos 209 civiles y 194 policías heridos. Trece ciudadanos han muerto en el marco de las protestas, 10 de ellos en Bogotá y tres en Soacha.

    Etiquetas:
    silla, violencia policial, manifestación, Claudia López, Bogotá, Iván Duque, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook