En directo
    América Latina
    URL corto
    3532
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La Fiscalía General de México solicitó la detención de 46 funcionarios municipales de Guerrero, acusados por la desaparición forzada de 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa en 2014, mientras que Tomas Zerón, exdirector de la Agencia de Investigación Criminal, es buscado por Interpol debido al mismo caso.

    "La Fiscalía General de la República solicitó ante un juez de distrito de procesos penales federales, 46 órdenes de aprehensión en contra de servidores públicos de diversos municipios del Estado de Guerrero [sur]; a todos ellos se les acusa por los delitos de desaparición forzada y por delincuencia organizada", informó el fiscal general Alejandro Gertz Manero en una vídeoconferencia.

    Esas órdenes de arresto se suman a otras emitidas el 10 de marzo pasado en contra de funcionarios de la ex Procuraduría General de la República (antecesora de la Fiscalía), "entre ellos, Tomás Z [Zerón], quien huyó del país, y ya cuenta con orden de aprehensión y con ficha roja de Interpol", detalló el funcionario judicial.

    Gertz Manero dijo que los delitos imputados a los funcionarios "no habían sido ni investigados, ni judicializados, en las diligencias que en su momento realizó la Procuraduría General de la República".

    El fiscal confirmó además que agentes federales lograron en fecha reciente la detención de un acusado de narcotráfico apodado e Mochomo, José Ángel Casarrubias Salgado, uno de los fundadores del grupo narcotraficante Guerreros Unidos, ligado a la desaparición de los jóvenes que en aquella fecha viajaban en cinco autobuses en Iguala, para acudir a una manifestación estudiantil en la capital.

    Ese detenido es acusado de ser "un participante de gran notoriedad en este caso", que se mantiene sin solución desde hace casi seis años.

    En septiembre de 2014, la entonces Procuraduría General consignó a diversos funcionarios que después fueron liberados en distintas fechas.

    Esas liberaciones fueron resultado de "la inconsistencia y parcialidad de las acusaciones que omitieron señalar todas las violaciones que estos individuos cometieron durante su intervención en el caso", detalló Gertz Manero.

    Entre ellas, la Fiscalía actual detectó "detención arbitraria, tortura, dilación en las puestas a disposición, la vulneración de los derechos de la defensa y las violaciones al procedimiento; ocultando también pruebas suficientes que permitieran conocer, de manera fehaciente, el destino de las víctimas".

    El fiscal explicó que en 2019 la nueva Fiscalía y el Fiscal Especial para el caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo, comenzaron nuevas investigaciones por "diversos delitos que no habían sido tramitados", que son la desaparición forzada de las víctimas, delincuencia organizada, y el verdadero paradero de las personas desaparecidas.

    Con la nuevas diligencias "se acabó la verdad histórica", expresó Gertz Manero en alusión al calificativo utilizado por quien fue titular de la desaparecida Procuraduría, Jesús Murillo Karam.

    Como resultado de las recientes pesquisas, se enviaron nuevos restos humanos para su identificación forense a la Universidad de Innsbruck, Austria "que fueron encontrados durante esta nueva administración y nueva investigación; sobre los cuales se esperan resultados de inmediato", puntualizó.

    En cuanto a Zerón, el 18 de marzo pasado la Fiscalía anunció una orden de captura en su contra, por alterar las evidencias y presuntamente haber "sembrado" bolsas de plástico con osamentas en el riachuelo San Juan, ubicado en Cocula, que colinda con Iguala.

    De esos restos fue identificado el único estudiante hasta la fecha, el joven Alexander Mora Venancio.

    Etiquetas:
    arresto, México, desaparecidos, Ayotzinapa
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook