En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    El coronavirus en Argentina (351)
    0 21
    Síguenos en

    Más de 1.600 villas y asentamientos de emergencia subsisten en las 40 localidades que circundan la capital de Argentina, donde la infraestructura precaria y la pobreza extrema son las condiciones preexistentes para casi 1,5 millones de personas. Hay temor por nuevos focos de contagio de COVID-19 en la zona con mayor población vulnerable del país.

    Argentina registró el 2 de junio el mayor aumento diario desde el comienzo de la pandemia: 904 nuevos casos positivos de coronavirus en un solo día, casi todos en la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores, donde se concentra 75% del total de contagios y 95% de los nuevos casos.

    Con más de 19.000 infectados y cerca de 600 víctimas fatales, el país se acerca al pico de contagios de COVID-19 con una problemática de trasfondo que vuelve la situación aún más crítica: la pobreza extrema o indigencia en la que vive 8% de la población nacional.

    El 24 de mayo, el Gobierno nacional decidió aislar Villa Azul, un barrio carenciado ubicado entre las localidades de Quilmes y Avellaneda, en el sur del conurbano bonaerense, donde viven 5.000 personas, luego de que se detectara un brote masivo. La zona fue cercada por agentes de la policía para contener la circulación del virus, que causó más de 300 contagios y cinco muertes.

    Luego del aislamiento de Villa Azul, se continúa el monitoreo de Villa Itatí, un barrio popular lindero donde viven 15.000 personas. En las últimas horas se detectó un nuevo foco de contagios comunitarios en la Villa José Luis Cabezas, ubicada entre los municipios de Ensenada y Berisso, también en el sur del conurbano, donde viven 1.300 personas. Se confirmaron 32 pacientes con COVID-19 y no se descarta un posible cercado.

    ​"Lo que hay que visibilizar es que no aparecen de un día para otro, de un día para otro es el accionar del Estado cuando las papas queman. Si hicieran los acompañamientos integrales en los barrios desde los municipios, desde el Gobierno provincial o de la ciudad de Buenos Aires, se va a poder constatar que hay casos positivos desde hace tiempo. De repente te encontrás con 32 y es una cachetada", dijo a Sputnik Nelson Santacruz, referente de la organización barrial La Poderosa.

    La Poderosa lanzó la campaña #ContagiaSolidaridad, con el objetivo de recolectar donaciones y repartir viandas calientes y alimentos frescos a los vecinos de Villa Azul, así como en los 114 barrios populares en la ciudad y la provincia de Buenos Aires donde la organización social está presente.

    Riesgo de saturación sanitaria

    La cuarentena en los barrios populares tiene un curso paralelo al resto del país. Gran parte de la población no puede permanecer aislada ni cumplir con los recaudos de higiene por diversas razones: porque carece de agua potable, porque comparte instalaciones sanitarias con vecinos, porque las condiciones de vivienda son hacinadas, porque necesitan acudir a los comedores para alimentarse, porque necesitan salir a obtener ingresos ya que no tiene ahorros.

    La gravedad del problema ya se había hecho evidente en las villas de la ciudad de Buenos Aires, donde se detectaron más de 4.000 personas contagiadas, lo que representa más de 40% del total del distrito, y hubo más de 30 muertes, según los últimos informes.

    La situación en los barrios vulnerables del conurbano resulta aún más compleja debido a la magnitud del territorio, la dispersión en diferentes distritos con diferentes autoridades y la ausencia de testeos a escala masiva.

    Se trata de 40 municipios con un total de 12 millones de habitantes, conglomerados en tres cordones de mancha urbana que circundan la ciudad de Buenos Aires en una extensión aproximada de 13.000 km2.

    En mayo, los gobiernos nacional y provincial pusieron en marcha el operativo DETeCTAr (Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en Territorio de Argentina), que ha alcanzado hasta el momento a 10 municipios bonaerenses, aquellos con mayor población vulnerable. Según el protocolo nacional, solo se testea a personas que presentan síntomas.

    ​Más de 35% de los argentinos se encuentran por debajo de la línea de pobreza y 60% de estos viven en el conurbano bonaerense, el área más densamente poblada del país. Hay en esta zona más de 1.600 barrios informales —villas urbanizadas y asentamientos de emergencia—, donde viven alrededor de 1,5 millones de personas.

    "El Estado llega al barrio cuando ya explotó todo. Se podría contener esto si hay un acompañamiento, un diálogo directo con organizaciones, con las referencias barriales. Las políticas públicas tendrían que estar adaptadas a la realidad de los barrios, particularmente en aquellos más alejados de la zona céntrica, que es donde más carencias hay", explicó Santacruz.

    En la provincia de Buenos Aires, la curva de contagios comenzó a crecer exponencialmente en las dos últimas semanas. De un promedio de 80 casos diarios se alcanzó el 2 de junio el récord de 488 contagios confirmados en un solo día.

    Las autoridades del Ministerio de Salud bonaerense advirtieron que el sistema sanitario podría saturarse en menos de dos meses si se mantiene el ritmo de contagios actual y demandaron que no se continúe con la flexibilización de la cuarentena.

    "Más allá de lo negativo, hay que resaltar la importancia de las redes comunitarias, que la gente tome conciencia de la forma en que nosotros nos estamos organizando de manera solidaria, entre las organizaciones sociales, entre las asambleas barriales, entre los mismos vecinos, estamos haciendo muchas cosas. Sería erróneo decir que el Estado está ausente, pero no estarían entendiendo la manera en que se tiene que abordar esto", reclamó el referente y vecino de la Villa 21-24, ubicada en la zona sur de la ciudad de Buenos Aires.

    Tema:
    El coronavirus en Argentina (351)
    Etiquetas:
    coronavirus en América Latina, pandemia de coronavirus, coronavirus, COVID-19, cuarentena, salud pública, Buenos Aires, desigualdad social, vulnerabilidad, pobreza, villa, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook