En directo
    América Latina
    URL corto
    0 21
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El Gobierno de México no tiene intenciones de romper vínculos diplomáticos con Bolivia, pese a la decisión de ese país sudamericano de declarar persona non grata a su embajadora, dijo en rueda de prensa la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

    "Hasta donde yo tengo conocimiento, la Secretaría de Relaciones Exteriores no tiene la intención de romper relaciones diplomáticas con Bolivia y va a continuar su embajada en Bolivia", dijo Sánchez Cordero ante una pregunta de la prensa. 

    La ministra subrayó que la decisión de la cancillería de su país fue sugerir "solamente a la persona de la embajadora" María Teresa Mercado el regreso a su país, tras ser declarada persona non grata, "por su seguridad y comodidad", subrayó Sánchez Cordero.

    El Gobierno de México aún no ha decidido si declarar persona non grata al embajador boliviano en este país, José Crespo Fernández, dijo a medios locales el subsecretario de Relaciones Exteriores para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes.

    "Nosotros no hemos tomado ninguna decisión de declararlo igual (al embajador), porque nuestra posición es en favor del diálogo y de seguir construyendo canales de comunicación, entonces esperaremos a que pase el primero de enero para saber si a través de ellos podemos construir la comunicación", afirmó Reyes según la cadena Televisa.

    El Gobierno de facto de Bolivia expulsó este lunes a Mercado, a la encargada de negocios de España, Cristina Borreguero, y a otros diplomáticos españoles, en agravamiento del conflicto desatado por el refugio de miembros de la administración del expresidente Evo Morales (2006-2019) en la sede diplomática mexicana.

    Interrogada acerca de la suerte de unos 10.000 mexicanos que residen Bolivia, Sánchez Cordero contestó: "Mientras no se rompan relaciones, mientras exista tensión, como existe, no podemos negar que existe tensión entre México y las autoridades de Bolivia, pero mientras los mexicanos no decidan regresar, pues no deciden regresar, pero si lo deciden, definitivamente se tendrá un plan para darles oportunidades aquí en México, de trabajo en algunas empresas, en el gobierno, etcétera".

    Las expulsiones fueron anunciadas mientras se cumplían casi 50 días de la permanencia de varios altos miembros del depuesto Gobierno de Morales en la residencia mexicana a la espera de salvoconductos que las actuales autoridades bolivianas han afirmado que no les otorgará.

    La tensión diplomática entre el Gobierno de facto de Jeanine Áñez y la administración de Andrés Manuel López Obrador estuvo a punto de devenir en violencia, cuando cuatro supuestos miembros de la representación diplomática española fueron interceptados por civiles y un fuerte contingente policial que cerca la sede de la embajada mexicana.

    El Gobierno de facto denunció un supuesto plan internacional para facilitar la fuga, desde esa embajada, de exministros y otras exautoridades que pretenden salir al exilio tras el golpe de Estado de noviembre pasado.

    "Este grupo de representantes de los gobiernos de México y España ha lesionado gravemente la soberanía y la dignidad del pueblo y del Gobierno constitucional de Bolivia", dijo la senadora Áñez, autoproclamada presidenta el 12 de noviembre.

    Aseguró que su Gobierno respetaba a los pueblos de México y España, pero no podía "tolerar" lo que describió como "el abuso y la prepotencia de sus gobernantes que claramente tratan de encubrir y proteger a criminales que han cometido delitos de sedición, alzamiento armado y terrorismo".

    Entre los miembros del pasado Gobierno de Morales refugiados en las embajada mexicana destacaban los exministros de la Presidencia, Juan Ramón Quintana; de Justicia, Héctor Arce, y de Culturas, Wilma Alanoca.

    Morales estuvo asilado tres semanas en México y desde el 11 de diciembre está en Argentina, donde tramita su estatus de refugiado político mientras permanece activo como jefe de su partido, el Movimiento al Socialismo, y según dijo, como presidente constitucional de Bolivia hasta concluir su mandato el próximo 22 de enero.

    Etiquetas:
    diplomáticos, relaciones bilaterales, Bolivia, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik