03:01 GMT +308 Diciembre 2019
En directo
    Agua (imagen referencial)

    Principal desafío en ambiente para próximo Gobierno uruguayo es garantizar calidad de agua

    CC0 / pixabay
    América Latina
    URL corto
    Elecciones generales en Uruguay 2019 (82)
    0 10
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El principal reto en materia de medio ambiente que tendrá quien resulte electo para gobernar Uruguay durante el próximo período (2020-2025) será la calidad del agua, dijo a Sputnik el director del Instituto de Ecología y Ciencias Ambientales de la Universidad de la República, Daniel Panario.

    El desafío primordial que tiene el próximo Gobierno en esta materia "es la calidad de nuestra agua, ríos, embalses y costas de Uruguay", dijo el ingeniero agrónomo a Sputnik.

    El 24 de noviembre se celebra la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en la que los uruguayos elegirán entre la fórmula del opositor Partido Nacional (PN, centroderecha), integrada por Luis Lacalle Pou y Beatriz Argimón y la del oficialista Frente Amplio (FA, centroizquierda) conformada por Daniel Martínez y Graciela Villar.

    Panario señala que, en este momento, la preocupación son fundamentalmente las aguas superficiales, debido a que todas las cuencas del país se encuentran contaminadas por exceso de fósforo y nitrógeno que provienen de los fertilizantes utilizados por los productores agropecuarios, entre otras cosas.

    La fertilización con fósforo es una de las principales causas de la extensión de cianobacterias en los ríos y las playas del país durante el último verano.

    Según el especialista, la primera medida que debería tomar el próximo gobierno respecto al agua, es que "se deje de tirar fósforo, debido a que cuando llueve lo suficiente para que escurra, en un suelo que está apelmazado, porque año tras año de soja finalmente se compacta el suelo, escurre toda el agua por arriba y el agua se lleva el fertilizante a los ríos (...) Hay otras maneras de fertilizar, que son mínimamente más caras, aumentará un poco los costos de los sojeros, pero si hay que hacerlo, hay que hacerlo".

    Programas

    Los programas de Gobierno de los dos partidos que se disputan la presidencia de Uruguay presentan como una prioridad las temáticas relacionadas al medio ambiente.

    Sin embargo, los apartados dedicados a este tema en ambos casos son muy breves y casi no ofrecen detalles sobre su implementación.

    El del oficialista Frente Amplio comienza por enumerar sus logros en materia ambiental durante sus gobiernos destacando que Uruguay avanzó en planes para la mejora de la calidad del agua.

    Además, destacan las modificaciones realizadas al código de agua "para garantizar la protección de los humedales y los servicios que éstos brindan a la sociedad".

    Por su parte, la alianza opositora uruguaya (coalición multicolor), formada luego de la primera vuelta y encabezada por Lacalle Pou, anuncia que buscará la protección de "los acuíferos Guaraní y Raigón, realizando los estudios de impacto ambiental antes de autorizar las exploraciones y explotaciones de hidrocarburos y de la minería a cielo abierto de gran porte sobre sus superficies".

    Por su parte, el Frente Amplio destaca entre sus logros la promulgación de la Ley de Política Nacional de Aguas de 2009 y la elaboración del Plan Nacional de Aguas; Panario considera que si bien la incorporación de estos instrumentos a la constitución puede ser de utilidad, en los hechos, no se cumple.

    El partido gobernante propone un plan de seis puntos para el próximo período que incluye: que se jerarquice la gestión ambiental, mejorar la calidad ambiental de la población más vulnerable y fortalecer el cuerpo inspectivo para garantizar el cumplimiento de las normas.

    Otro de los objetivos consiste en impulsar otros modelos de producción, "apoyando decididamente y con compromisos concretos el desarrollo de la agroecología".

    Panario opina que esto es una expresión de deseo, "pero en los hechos la agroecología es incompatible con el agronegocio y pruebas tenemos todos los días".

    El ingeniero agrónomo sostiene que existe una gran falta de creatividad respecto a este tema en todo el sistema político, "no están oliendo lo que dicen los tiempos, la FAO está promoviendo la agricultura ecológica, la agricultura familiar es la que está sustentando al 70% de la población del mundo, tenemos que ir por ese lado".

    Creaciones

    En Uruguay existe desde 1990 un solo ministerio encargado de vivienda, ordenamiento territorial y medio ambiente.

    La coalición opositora se comprometió, en el caso de ganar, a crear un Ministerio exclusivo de Medio Ambiente.

    La ventaja, para Panario, de crear esta cartera, radica en que la persona que lo encabece sea especialista en el tema, debido a que los ministros de esta cartera siempre estuvieron más enfocados en la vivienda y el ordenamiento territorial.

    Además, el experto añadió que el ministerio debería "tener otro nivel de independencia, porque hay políticas que son reactivas, que son las que puede hacer este ministerio, pero hay otras que son ambientales, pero que las genera el Ministerio de Economía y Finanzas, o el de Relaciones Exteriores, el de Ganadería agricultura y pesca, es ahí donde se hacen las políticas que realmente deterioran el ambiente y lo único que puede hacer el ministerio es actuar reactivamente, por ejemplo poner ciertas exigencias".

    Por su parte, el Frente Amplio propone la creación de un instituto de investigación ambiental que genere información de carácter estratégico para promover un desarrollo sustentable.

    Panario dirige el Instituto de Ecología y Ciencias Ambientales de la Universidad de la República y considera que, destinando presupuesto, allí se pueden realizar las investigaciones que se consideren necesarias.

    "El problema son las limitantes que tenemos en equipos, personal científico, porque se nos van, formamos doctores y post doctores y terminan trabajando en Austria, Estados Unidos, y otros lugares donde hay dinero para contratarlos; la limitante no es conocimiento, son recursos y políticas; la academia lo que tiene es independencia, dice lo que quiere decir le guste o no a las autoridades, pero la ciencia en serio es así", señala Panario.

    Asimismo, afirma que la coalición no señaló que "se vaya a prestigiar la Universidad con recursos importantes, sino más bien da la impresión que todo lo contrario, que vamos a tener jornadas de guerra universitaria contra el gobierno (...) Parece que fuéramos los enemigos públicos de todos los gobiernos".

    Participación ciudadana

    La coalición señala que buscará incrementar la participación ciudadana en temas ambientales e implementar políticas públicas participativas.

    Sobre temas ambientales "hay un involucramiento creciente de la población y eso se nota, por ejemplo, en que saliera electo un diputado verde (Cesar Vega); todos dicen que van a dar participación, pero como la participación no es vinculante termina en que no es participación, como ocurre con las comisiones de cuenca, como las decisiones que se toman ahí adentro no son vinculantes al final la gente se aburre", señala Panario.

    Para Panario, "la población reacciona muy rápido cuando tiene adecuados estímulos y castigos", pero "tiene que haber políticas muy claras y muy aplicables", señaló el experto, destacando la reducción de utilización de bolsas plásticas mediante la nueva ley, a pesar de que eso es "una gota en el mar", para la dimensión de los problemas ambientales actuales.

    El Partido Nacional propone además examinar el Proyecto de Ley de la creación de Delitos Ambientales de 2017 y promover su votación con los cambios necesarios, promover la economía circular y la responsabilidad extendida de los productores y profundizar el uso, seguimiento e interpretación de indicadores ambientales en todas las áreas, así como fortalecer la educación ambiental.

    Tema:
    Elecciones generales en Uruguay 2019 (82)
    Etiquetas:
    contaminación, agua, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik