Widgets Magazine
15:36 GMT +316 Octubre 2019
En directo
    Protestas en Quito, Ecuador

    Politólogos ecuatorianos: decisión de indígenas es clave para el futuro de protestas en Ecuador

    © REUTERS / Carlos Garcia Rawlins
    América Latina
    URL corto
    Por
    La crisis en Ecuador tras las medidas económicas de Lenín Moreno (191)
    0 70
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — La decisión que adopten los pueblos originarios, especialmente la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) será determinante en el rumbo de las protestas en Ecuador, dijeron a Sputnik dos politólogos.

    "La CONAIE claramente puede determinar el futuro de la movilización, es el actor social más importante, pero no es el único", dijo a Sputnik el politólogo y docente de la Universidad Central de Ecuador, David Chávez.

    El politólogo Oscar Montero, kankuamo y asesor de la Organización Nacional Indígena de Colombia, dijo a Sputnik que Ecuador es uno de los países con más alta presencia de pueblos originarios en las protestas sociales, por lo que la CONAIE es la que mayor fuerza de movilización está presentando en estos momentos.

    "Lo que está pasando en Ecuador es una reivindicación histórica de los pueblos originarios; esto no tiene que ver con el partido del expresidente Rafael Correa (2007-2017) y con ninguna ideología, sino con la autonomía que tienen los pueblos originarios que están defendiendo sus derechos", afirmó Montero.

    Ecuador afronta dificultades fiscales y de endeudamiento externo, por lo que buscó la ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI) firmando un préstamo que incluye reformas y ajustes de gasto.

    El 1 de octubre, el presidente ecuatoriano anunció una serie de medidas económicas que generaron profundo rechazo en varios sectores de la sociedad.

    Las medidas más resistidas fueron la eliminación de subsidios por 1.300 millones de dólares al combustible y reformas laborales que afectan a los empleados públicos.

    Tras el anuncio de las medidas, transportistas convocaron un paro general que levantaron luego de dos días en los que negociaron con el Gobierno subas a los servicios de transporte de cargas y pasajeros.

    Pero las movilizaciones continuaron lideradas por otros sectores afectados.

    Las protestas se intensificaron y derivaron en choques con las fuerzas de seguridad, lo que llevó a Moreno a decretar el estado de excepción.

    La CONAIE negó el 10 de octubre que estuviera dialogando con el Gobierno y sostuvo que las protestas no cesarán hasta que se haga efectiva la salida del país del FMI.

    Los grupos

    Chávez y Montero dijeron a Sputnik que dentro de las manifestaciones hay un enorme número de grupos, entre ellos campesinos, indígenas, trabajadores y estudiantes.

    "Es una plataforma amplia, una organización espontánea sin tener un liderazgo suficientemente claro; hay estudiantes, trabajadores, campesinos, indígenas que han salido a las calles, inclusive es una movilización masiva y el actor central que se ha convertido de ese conjunto heterogéneo es el movimiento indígena", sostuvo Chávez.

    El movimiento estudiantil no tiene una organización "clara y visible"; además, los actuales estudiantes universitarios son los que vivieron los 10 años del Gobierno de Correa, en los que la estabilidad social y política fue uno de sus indicadores, y ahora lo comparan con la "crisis" que ha generado el programa neoliberal de la actual administración, opinó Chávez.

    Sin embargo, a pesar de que son grupos diversos, todos tienen un objetivo en común: que el Gobierno elimine las medidas económicas "neoliberales" propuestas por el FMI, dijeron ambos politólogos.

    "En estos momentos se ha evidenciado que hay una apuesta común contra el paquetazo y la eliminación del subsidio a la gasolina; en estos momentos hay una apuesta de todos los sectores para derogar estas medidas del Gobierno que son neoliberales", afirmó Montero.

    Por su parte, el presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), Mesías Tatamuez, dijo a Sputnik que las manifestaciones no son una "pelea sindical ni de los indígenas" sino que es del pueblo en general el que ha salido a las calles.

    "Lo que ha molestado tanto al pueblo ecuatoriano es que este paquetazo del Gobierno es un premio a la oligarquía, a la banca y al Fondo Monetario Internacional (...) ¿Hasta cuándo piensan hacernos pagar los platos rotos? porque Correa y Moreno son lo mismo", agregó.

    Sostuvo que el Gobierno intenta "criminalizar" la protesta y que el decreto de excepción significa quitar los derechos de la ciudadanía a la protesta.

    "Invitamos al pueblo a estar en las calles, porque la Justicia ha sido secuestrada desde hace muchos años y lo que queremos es que poco a poco el pueblo ecuatoriano se apodere de ella; habrá acuerdo y discusión cuando el Gobierno suspenda estas medidas antidemocráticas y neoliberales", agregó.

    Vínculos con el correísmo

    Montero y Chávez afirmaron que no es correcto asociar a todos los manifestantes con el partido de Rafael Correa, denominado Revolución Ciudadana (izquierda).

    "El Gobierno intenta decir que la movilización es impulsada por Rafael Correa, pero eso no es cierto; hay mucha gente simpatizante con Correa que ha salido a las marchas con una posición apartidista, y otras que ni siquiera siguen al expresidente", dijo Chávez.

    A pesar de que el partido de Correa es una de las "fuerzas políticas más importantes de Ecuador", históricamente tiene una "debilidad", que es que tiene una escasa capacidad organizativa, agregó.

    Revolución Ciudadana tiene numerosos colectivos, pero son dispersos, fragmentados; para ellos organizar una manifestación como la que está ocurriendo sería imposible, afirmó el politólogo.

    Chávez recordó que el actor más importante, que es el movimiento indígena, tuvo un enfrentamiento muy fuerte con Correa.

    "El Gobierno de Correa impulsó desacertadas políticas respecto a las organizaciones sociales; hubo judicialización de algunos líderes, episodios represivos y eso desgastó mucho la posibilidad de que la organización indígena tenga una perspectiva favorable al expresidente", agregó.

    Moreno afirmó el 7 de octubre que la violencia y saqueos que ocurrieron en los últimos días en el país en medio de las manifestaciones son un intento de golpe de Estado organizado por Correa y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

    Debilidades de Moreno

    Chávez dijo que la situación que se vive en Ecuador surge por el "viraje político" que realizó Moreno cuando asumió el Gobierno y cambió el programa con el que ganó, que era de "centro-izquierda", para asumir una propuesta "más conservadora y agresiva", propia de la "derecha empresarial".

    "El Gobierno y las élites económicas generaron un cóctel perfecto para la inestabilidad, porque además de querer aplicar medidas antipopulares, Moreno tiene escasa legitimidad; antes de las protestas su apoyo no pasaba del 20%", agregó.

    Asimismo, en la cultura ecuatoriana existe la "poderosa" idea de que cuando la gente sale a la calle puede quitar al presidente, dijo Chávez.

    "Recordemos que en otras oportunidades el pueblo sacó a varios presidentes cuando se había cansado de ellos y los Gobiernos que se cayeron en décadas pasadas siempre se fueron cuando intentaron aplicar las medidas más agresivas en términos neoliberales, especialmente la eliminación de subsidios y salida de combustibles", agregó.

    El Gobierno ecuatoriano decretó el 8 de octubre un toque de queda para zonas cercanas a edificios del Estado en todo el país y suspendió las clases hasta nuevo aviso, en la sexta jornada de protestas contra un paquete de medidas anunciadas por Moreno.

    Tema:
    La crisis en Ecuador tras las medidas económicas de Lenín Moreno (191)
    Etiquetas:
    Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie), protestas, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik