02:04 GMT27 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    110
    Síguenos en

    BRUSELAS (Sputnik) — La Unión Europea (UE) descarta interrumpir el trabajo del Grupo Internacional de Contacto (GIC) sobre Venezuela a pesar de la expulsión de una delegación de eurodiputados de ese país, declaró la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

    "No hemos debatido la posibilidad de que la UE interrumpa el trabajo del Grupo Internacional de Contacto, por el contrario, todos los Estados miembros han reafirmado cuán crucial es tener este instrumento, que en la actualidad es probablemente el único camino que podemos seguir para al mismo tiempo estar en contacto con todas las partes relevantes y tener claro el objetivo, que es una salida a la crisis democrática, pacífica y basada en elecciones anticipadas", dijo a la prensa tras una reunión de los ministros de Exteriores de la UE.

    Mogherini lamentó la denegación de acceso al grupo de cinco parlamentarios europeos que planeaba reunirse con el autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, el opositor Juan Guaidó.

    "Creo que habría estado bien si ellos hubieran tenido la posibilidad de entrar en el país, mantener negociaciones y celebrar reuniones relevantes", sostuvo.

    La jefa de la diplomacia europea anunció que el Grupo Internacional de Contacto enviará esta semana una misión técnica a Caracas, encabezada por la UE y Uruguay como copresidentes del grupo, para "trabajar en la evaluación del apoyo que puede brindarse para allanar el camino hacia una transición democrática pacífica, una salida democrática y pacífica a la crisis y, en particular, la celebración de nuevas elecciones presidenciales".

    Te puede interesar: Una piedra en el zapato para la UE: dos países contra la aprobación unánime sobre Venezuela

    "Hemos excluido categóricamente cualquier apoyo de la UE o entendimiento de cualquier escalada militar cerca o dentro del país, y también hemos resaltado la necesidad de trabajar, como la UE y los países miembros junto con nuestros amigos y socios de la región, para evitar que la ayuda humanitaria pueda ser usada con fines diferentes a la ley humanitaria internacional", indicó.

    Mogherini también comunicó que La Unión Europea no descarta la posibilidad de ampliar la lista de sanciones contra Venezuela.

    "Los países miembros siempre tienen la posibilidad de proponer nuevas sanciones puntuales" dijo Mogherini.

    Agregó que "la posibilidad de introducir en el futuro medidas restrictivas adicionales contra varias personas permanece, pero por el momento nos estamos enfocando en el trabajo del Grupo de Contacto Internacional".

    La UE adoptó a partir de 2017 un embargo a la venta de armas, así como la prohibición de viajes y congelación de activos contra 18 funcionarios venezolanos alegando violaciones de los DDHH.

    Tema relacionado: Constitucionalidad del ultimátum de la UE a Venezuela

    Venezuela atraviesa una crisis económica y política que se agravó el 23 de enero, después de que el opositor Guaidó se autoproclamara presidente interino del país.

    El jefe del Estado venezolano, Nicolás Maduro, quien asumió el segundo mandato el 10 de enero, calificó la declaración de Guaidó como un intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

    Guaidó fue reconocido por EEUU, la mayoría de los países integrantes del Grupo de Lima y varias otras naciones más del continente americano, así como por buena parte de los Estados miembros de la UE.

    Rusia, así como Bolivia, China, Cuba, Irán, Turquía y otros países, reafirmaron su respaldo al actual Gobierno venezolano.

    El 31 de enero fue creado un grupo de contacto sobre Venezuela, integrado por países de Europa (Alemania, España, Francia, Holanda, Italia, Portugal, Reino Unido, Suecia) y América Latina (Bolivia, Costa Rica, Ecuador, Uruguay), así como representantes de la UE.

    Además: Reunión de Montevideo, una alternativa de paz para Latinoamérica

    El 7 de febrero el grupo celebró en Montevideo su primera reunión.

    La declaración emitida a final de la reunión expresa la voluntad del Grupo Internacional de Contacto de promover una solución pacífica de la crisis venezolana a través de "elecciones presidenciales libres, transparentes y creíbles" y contribuir a la entrega de ayuda humanitaria de urgencia para la población venezolana.

    La declaración fue adoptada por Uruguay, la UE, Costa Rica, Ecuador, España, Italia, Portugal, Suecia, Alemania, Francia, Países Bajos y Reino Unido.

    Bolivia, aunque decidió seguir formando parte del grupo de contacto, no firmó el documento, y México decidió no integrarlo, aunque tomó parte de la reunión.

    Etiquetas:
    UE, Federica Mogherini, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook