10:55 GMT +314 Diciembre 2018
En directo
    Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México

    López Obrador asume el mando de 150 fuerzas federales coordinadas

    © REUTERS / Henry Romero
    América Latina
    URL corto
    130

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó el despliegue inicial de unos 50.000 efectivos combinados, militares y policiales, en 150 coordinaciones de las 266 zonas en que dividirá el país, bajo su mando directo contra la inseguridad y la violencia, anunció en conferencia de prensa en el Palacio Nacional.

    "Se han instalado 150 coordinaciones, el propósito es tener 266 coordinaciones nacionales de forma permanente y coordinada de las distintas instituciones, de las distintas autoridades [policiales y militares], ahora es responsabilidad directa del Presidente de la República, estoy asumiendo la responsabilidad la paz y la tranquilidad del país", dijo López Obrador.

    La nueva estrategia contra el crimen organizado consiste en trabajar de manera coordinada con las fuerzas militares de las secretarías de la Defensa, de la Marina y unificadas con las policiales de la nueva cartera de Seguridad Pública, a diferencia de la administración anterior, en la que "cada institución actuaba por su cuenta, ahora exista esta coordinación", bajo mando presidencial, dijo al describir el cambio de modelo.

    Adelantó además que, antes de que finalice este año en curso, sostendrá una reunión nacional con todos los principales responsables de esta estrategia, "para definirla muy bien", y "cada vez va funcionar mejor", informó.

    Además: López Obrador: pueblo de México votó por un Gobierno honrado y contra la violencia

    Para distinguir la nueva estrategia de la implementada durante los dos gobiernos anteriores, de los expresidentes, Enrique Peña Nieto (20012-2018) y Felipe Calderón (2006-2012), explicó que en el pasado, las fuerzas militares y de Seguridad, "cuando comienza la inseguridad de la violencia, se opta por estas instituciones [castrenses], a través de operativos si se agravaba la situación de un estado, se hacía un operativo para reforzarlo", relató.

    La nueva política contra el crimen organizado, dominado por el narcotráfico que también secuestra y exotorisona, busca "poder tener atención permanente en el territorio, por eso creamos las coordinaciones territoriales", enfatizó.

    No obstante, aclaró que "es posible que continúen los operativos [conjuntos], pero lo básico es que se atienda la seguridad de los ciudadanos desde el territorio todos los días, con un mando único, en la que participan todas las dependencias bajo un mando operativo en cada coordinación".

    "Se va a garantizar el sistema de trabajo, para garantizar la paz y la tranquilidad en el país", puntualizó.

    López Obrador recibe todos los días, a las 6.00 de la mañana hora local (12.00 GMT), un reporte del gabinete de Seguridad de lo que está sucediendo en todo el país, antes de ofrecer una conferencia de prensa diaria encabezada por el mismo mandatario.

    Nuevos delitos graves

    El presidente anunció además una nueva ley recién aprobada por el Congreso que decreta a la corrupción y el robo de combustible como "delitos graves", lo cual significa que no tendrán derecho a libertad bajo fianza.

    Además: 9 de cada 10 personas consideran la corrupción "un práctica frecuente" en México

    A pesar de que el mandatario dijo que no tiene todavía una cifra exacta, "se calcula que se roban de 50.000 a 70.000 millones de pesos al año [2.500 a 3.500 millones de dólares] en combustible", de los ductos de la estatal Petróleos Mexicanos, que es vendido en el mercado negro.

    "Esta semana se mantienen enfrentamientos, relacionados con el robo de combustibles, una de las entidades más afectadas es Guanajuato que tiene que ver con la refinería" establecida en la ciudad de Salamanca, una de la seis con las que cuenta el país.

    La nueva política de seguridad, en marcha desde el 1 de diciembre, cuando López Obrador tomó posesión de la presidencia, aún está incompleto, "pero ya estamos trabajando en una estrategia con ese propósito, creo que la semana próxima presente un plan completo para que todos los ciudadanos conozcan lo que estamos haciendo", adelantó.

    El primer mandatario surgido de las filas de las izquierdas mexicanas, expuso además que la contraparte del plan consiste garantizar "empleo para todos los jóvenes, ninguno se va a quedar sin oportunidad de trabajo con el programa Jóvenes Construyendo el Futuro", prosiguió.

    En ese marco, las investigaciones de los asesinatos de periodistas "que no han sido esclarecido", es decir casi todos, continuarán, porque "no se van a cerrar esos expediente, estamos conscientes de que debe de haber justicia y protección para los periodistas".

    También: México, el segundo país más peligroso para los periodistas en lo que va de 2018

    El nuevo mandatario comenzó los despliegues con 35.000 policías militares y 8.000 agentes navales, porque desconfía de la capacidad de Policía Federal que solo cuenta con 20.000 uniformados.

    El combate a la inseguridad y la corrupción fueron las dos principales banderas de la campaña de López Obrador, ante la violencia criminal que costó más de 31.000 vidas en 2017, el año más violento en un siglo, y en una década esa guerra dejó más de 35.000 personas desaparecidas en todo el país. 

    Caravana de migrantes

    Asimismo el presidente ordenó mejorar las condiciones en la que se encuentran los migrantes centroamericanos en la frontera norte con EEUU, anunció en conferencia de prensa en el Palacio Nacional.

    "Se van a respetar los derechos de los migrantes, ahora mismo de acuerdo a lo que me plantea, por las condiciones en Tijuana, vamos a mejorar y a buscar la forma de que estén mejor, que no les falte atención médica, que tengan todo el apoyo", respondió López Obrador a una pregunta sobre la crisis migratoria.

    Según reportes recientes casi 8.000 migrantes fueron desatendidos en la frontera con EEUU.

    López Obrador afirma que la situación generada por las oleadas de centroamericanos "se ha estabilizado".

    Fotos, vídeo: El éxodo centroamericano aguarda en la frontera con EEUU

    Los migrantes procedentes en su mayoría de Honduras, pero también de Guatemala, El Salvador y Nicaragua, entraron desde mediados de octubre pasado en varias caravanas, y se concentran sobre todo en ese importante ciudad de Baja California, fronteriza con San Diego, estado de California del suroeste de EEUU.

    También hay otros grupos menores en las llamadas "rutas del migrantes", hasta totalizar 9.471, según los datos más recientes del Gobierno de México.

    Otros estados por donde transitan o se han instalado los migrantes, en albergues gubernamentales y de la iglesia católica, son las provincias norteñas de Sonora, Veracruz en el sur; y la Ciudad de México y Jalisco en el centro.

    Los migrantes han evitado cruzar por Tamaulipas (noreste), que antes era una ruta muy utilizada, pero ahora es el estado más peligroso, asolado por las bandas criminales que secuestran y extorsionan a centroamericanos, en la zona que colinda con Texas, EEUU, en las costas del Golfo de México.

    Te puede interesar: Situación alimentaria mejora en campamento de migrantes en frontera México-EEUU

    El Instituto Nacional de Migración informó al Congreso que han realizado 4.080 "retornos asistidos" de personas que pidieron ayuda para regresar a su país, de los cuales 1.678 fueron por vía aérea y 2.402 por tierra.

    Esta semana, más de 5.500 migrantes atravesaron la frontera desde México a EEUU, según autoridades de ese país.

    El Gobierno mexicano implementó un plan para ofrecer refugio, empleo temporal visas de trabajo, salud y educación para menores, pero la gran mayoría mantiene la esperanza de lograr asilo en EEUU, donde los trámites podrían prolongarse durante meses.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    mandos, fuerzas, Andrés Manuel López Obrador, México