07:44 GMT +310 Diciembre 2018
En directo
    Pesos mexicanos

    9 de cada 10 personas consideran la corrupción "un práctica frecuente" en México

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    0 0 0

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La percepción de corrupción en los espacios gubernamentales de México está ampliamente extendida, y nueve de cada 10 adultos la consideran una práctica frecuente aunque solo 14,6% la experimentó personalmente, según una encuesta anual publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

    "Nueve de cada 10 adultos residentes de áreas urbanas consideraron que la corrupción es una práctica frecuente entre los empleados del gobierno estatal quienes buscan obtener beneficios personales como dinero, regalos o favores por la provisión de algún bien o servicio", dicen las conclusiones de la más reciente encuesta bianual, publicada con motivo del Día Internacional contra la Corrupción, que se celebra cada 9 de diciembre.

    El dato oficial más reciente es la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental que se levantó del 6 de noviembre al 15 de diciembre del 2017, sobre las experiencias y la percepción de la población con trámites y servicios públicos en 46.000 viviendas, en localidades de 100.000 habitantes y más en todo el país.

    El resultado indica que "el 14,6% de la población adulta en contacto con algún servidor público en 2017 experimentó algún acto de corrupción; mientras, 5,4% del total de los establecimientos fueron víctimas de corrupción", según el documento.

    La tasa de incidencia anual de corrupción en todo el país es de 25.541 delitos por cada 100.000 habitantes (uno de cada 4), que tuvieron contacto con funcionarios públicos corruptos, incluso mayor que la incidencia delictiva de robo en calle o transporte público, con 11.081 delitos por cada 100.000 habitantes.

    Otro aspecto relevante para dimensionar el fenómeno de la corrupción en este país es la cantidad de dinero que la población y las unidades económicas desembolsan por concepto de sobornos.

    Durante todo el 2017, un total de "3,1 millones de personas reportaron que habían otorgado dinero indebidamente para obtener algún trámite o servicio público, cuyo monto total ascendió a 7.218 millones de pesos", es decir más de 350 millones de dólares.

    Esta cantidad fue equivalente al presupuesto federal destinado a tres programas sociales: estancias infantiles para madres trabajadoras, comedores comunitarios y el programa de coinversión social, que en conjunto contaron con un presupuesto de 7.146 millones de pesos en 2017.

    Percepción alta y realidad al alza

    La corrupción es definida en el estudio como "el abuso de cualquier posición de poder, pública o privada con el objetivo de generar un beneficio indebido a costa del bienestar colectivo o individual", según las investigaciones del organismo con autonomía técnica del Estado.

    La ocurrencia registrada de hechos que involucran a funcionarios corruptos no es tan alta como la percepción de ésta, que es casi total, pero la proporción de personas adultas que fueron víctimas de al menos un acto de corrupción se ha incrementado en los últimos años.

    Así, la cantidad de personas que sufrieron hechos de corrupción en contacto con algún funcionario público pasó de 12,1% en 2013 (3,6 millones de personas) a 14,6% de la población (5,2 millones) en 2017.

    Respecto a las unidades económicas, 247.267 establecimientos fueron víctimas de corrupción el año pasado, indicando que "la prevalencia de corrupción también aumentó significativamente entre 2013 y 2017", para colocarse en un nivel de 5% del total de los establecimientos.

    Esto explica por qué la tasa de incidencia de corrupción, de 1 de cada cuatro personas, fuera incluso más alta que la tasa de incidencia delictiva de robo en calle o transporte público.

    La deshonestidad puede presentarse a pequeña o gran escala, de tal forma que los grandes sobornos en el espacio público "involucran a grandes empresas que deliberadamente entregan dinero o regalos a funcionarios públicos" para beneficiarse de las decisiones del Gobierno.

    Organizaciones anticorrupción estiman que un 10% de los fondos del presupuesto federal es sustraído por funcionarios corruptos a través sobornos cobrados por firmar contratos de obra pública.

    Con esa estimación, del presupuesto de este año de unos 257.000 millones de dólares, habrían ido a parar a los bolsillos de funcionarios que cobran coimas unos 25.700 millones de dólares.

    En cambio, la corrupción a pequeña escala, dice el Inegi, "es la que afecta a la población en general y se produce cuando la gente o las empresas pagan un soborno" por obtener acceso a un servicio o bien público.

    El documento se centra en la corrupción a pequeña escala debido a que es el tipo que la población experimenta con mayor frecuencia.

    "Más de la mitad de la población adulta considera que la corrupción es uno de los principales problemas que enfrenta el país", solo por debajo del tema de inseguridad y la delincuencia, además de que se ha acrecentado en los últimos años.

    Más aquí: Futuro presidente mexicano ofrece perdón a corruptos sin procesos judiciales

    Combatir esos dos flagelos constituyen las principales promesas de nuevo presidente Andrés Manuel López Obrador.

    Los datos utilizados provienen de las encuestas nacionales de Calidad e Impacto Gubernamental, de Calidad Regulatoria en Empresas, de Victimización de Empresas, y de los censos nacionales de Gobierno, Seguridad Pública, del sistema penitenciario y gobiernos municipales.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    población, corrupción, México