Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
Octavo mandamiento
Cuando los principios son irreductibles. Cuando la verdad se abre paso ante una de las más graves pandemias de la actualidad: la de las noticias falsas. Ahí está 'Octavo mandamiento', para revelar lo que otros intentan ocultar.

El discurso 'fake' de Joe Biden en la ONU

El discurso 'fake' de Joe Biden en la ONU
Síguenos en
Joe Biden asegura que EEUU no busca una nueva Guerra Fría, mientras que China resalta que nunca "ha invadido o atropellado a otros". A su vez, en las redes critican que Bolsonaro ofreció un discurso lleno de mentiras ante la ONU, y desde México denuncian que el llamado Cubagate es un "bote de humo". Estos y otros temas hoy, en Octavo mandamiento.

Biden afirmó no querer "una nueva Guerra Fría": ¿quiere una guerra caliente?

La presente edición de la Asamblea General de la ONU ha puesto de manifiesto nuevamente que los dirigentes de EEUU son los principales proveedores de las 'fake news' a escala global. Y es que el discurso del mandatario norteamericano, Joe Biden, estuvo plagado de mentiras.
Se puede mencionar, por ejemplo, su homenaje a los manifestantes y activistas que, a su juicio, mantienen "viva" la democracia en países como Cuba y Venezuela y hasta Bielorrusia. Lo que llama la atención es que no haya mencionado la brutalidad policial contra los manifestantes en Colombia, tal como lo denunciaron en su momento organizaciones como Human Rights Watch [HRW].
Biden tampoco expresó ningún apoyo a los manifestantes y activistas de su propio país, es decir, en EEUU. ¿Quizás porque allí la democracia no está viva? o ¿cayó víctima de la brutalidad policial? En este sentido, incluso la cadena británica BBC constata en un artículo que las muertes de personas en confrontaciones con la policía en EEUU, como el caso de George Floyd, "es algo que se repite cientos de veces al año en EEUU". El artículo cita un informe que dice que, por ejemplo, en 2016 al menos 1.091 personas murieron por acción de la policía estadounidense. Se añade que "la cifra de más de 1.000 personas muertas en este tipo de incidentes se ha sostenido a lo largo de la última década".
El discurso de Biden "es un acto de una hipocresía sin límites", según el director de Dossier Geopolítico, Carlos Pereira Mele.
Referente a Cuba, las palabras pronunciadas por el inquilino de la Casa Blanca provocaron la indignación del canciller de la isla, Bruno Rodríguez Parrilla, quien manifestó a través de su cuenta de Twitter que el "Gobierno del presidente Biden carece de autoridad moral para impulsar iniciativa alguna en la ONU que movilice un esfuerzo genuino de la comunidad internacional a favor de la paz, la dignidad humana y el desarrollo".
Según el canciller cubano, Biden continúa "la política exterior errada y peligrosa" de Donald Trump, algo que, "compromete al actual Gobierno de EEUU con la misma responsabilidad por el daño a la paz y la estabilidad internacional, y sus graves consecuencias".
Entre otras cuestiones en las que Biden ha faltado a la verdad en su discurso en la ONU, destacan sus declaraciones sobre que Washington no busca "una nueva Guerra Fría", un mensaje que al parecer fue "dirigido a China, aunque sin nombrarla", según el diario El País.
Sin embargo, los hechos apuntan en otra dirección, y es que hace unos días las Fuerzas Armadas de China se vieron obligadas a comenzar unas maniobras militares después de que el destructor estadounidense USS Barry atravesara el estrecho de Taiwán el 17 de septiembre. Se trata del noveno paso de este destructor por esas aguas desde que Joe Biden llegó a la presidencia. Según China, estas acciones "causa riesgos en el ámbito de seguridad", tratándose de una zona muy sensible del gigante asiático.

El "Cubagate" ¿un bote de humo del PAN para tapar la alianza con Vox?

El Partido Acción Nacional (PAN) presentó una supuesta investigación que llamó el Cubagate con el que pone en la mira a las brigadas médicas cubanas que han prestado apoyo a México en su lucha contra la pandemia. Según denunció el senador Julen Rementería, el Gobierno de la Ciudad de México pagó 255 millones de pesos al Gobierno cubano por el servicio de 585 galenos, que de acuerdo con su denuncia, "no tienen título" para tratar a los pacientes mexicanos.
"Al calor de la crisis del coronavirus, como sucedió en otros países, en Italia, por ejemplo, decenas de médicos cubanos estuvieron atendiendo, sobre todo en la Ciudad de México, a enfermos de COVID-19 y realizaron un trabajo, como en todo el mundo, muy profesional, importante y en un momento muy delicado de la pandemia en México", explica el periodista Luis Hernández Navarro.
"Ahora, el Partido Acción Nacional, sobre todo uno de sus personajes más caracterizados por su orientación de ultraderecha, Julián Rementería, que es senador por Veracruz y quien está frente al grupo de senadores del PAN, están diciendo que la contratación de estos médicos cubanos es fraudulenta porque buscaron sus cédulas profesionales en México y no los encontraron y los médicos, según ellos, tienen prohibido ejercer si no tienen esa cédula profesional, un absurdo porque los médicos estaban acá en una misión humanitaria", resalta Hernández Navarro.
El Gobierno mexicano desestimó las acusaciones y aseguró que la contratación de la brigada cubana no hay nada que esconder. A su vez, Hernández Navarro apunta que, aunque "lo del Cubagate ha pasado sin pena ni gloria", sí buscaron crear un escándalo para desviar la atención sobre la polémica que generó la invitación a México de Santiago Abascal, dirigente de Vox, el partido de la extrema derecha española.
"Están montando un gran escándalo que, en parte, busca tapar la invitación y la alianza que el mismo Julián Rementería hizo a Santiago Abascal, el dirigente de Vox. Esto, políticamente, fue muy costoso para Rementería, primero, porque desnudó sus vínculos dentro de México con un organismo secreto de ultraderecha que se llama El Yunque, que ha actuado en las catacumbas y ha utilizado al PAN en distintos momentos para impulsar sus causas más nefastas y porque, al mismo tiempo, mostró la intención de construir una especie de internacional de ultraderecha que, bajo el manto del hispanismo, operara en contra de no solo los gobiernos progresistas, sino de causas como la defensa de las mujeres de sus derechos a decidir sobre su cuerpo, etc", explica Hernández Navarro.
El periodista mexicano resalta que ya en otras ocasiones la derecha ha intentado desprestigiar la labor de los médicos cubanos, pero que, sin embargo, la población tiene una "percepción muy buena" de la Brigada Henry Reeves, que fue fundada por Fidel Castro en el año 2005 y que ha participado en la contención de epidemias y en asistencia ante catástrofes en diversos países del mundo como Haití, Angola, Guatemala, Bolivia, Belice, México, El Salvador, Chile, Perú, Sierra Leona, Pakistán, Indonesia, China, Chile, Nepal, Ecuador, Islas Fiyi, Dominica y Mozambique.
"Primero, hay una larga experiencia de la Brigada Henry Reeve en muchos países, ellos han estado en Europa, África, y con esto quiero decir que hay una experiencia en el trato con la población. Segundo, la medicina cubana tiene, entre muchas otras características, dos elementos que la hacen distinta. Por ejemplo, los médicos cubanos están acostumbrados a escuchar, eso forma parte de su formación para poder elaborar el diagnóstico, parten de la idea de que los pacientes saben lo que les está sucediendo y escucharlo es parte del proceso de elaboración de ese diagnóstico para curarlos. En México, desgraciadamente, tenemos la tradición de un sistema de salud sobrecargado donde los médicos apenas escuchan a los pacientes porque tienen una nueva cita en puertas, entonces los tienen que ir despachando rápidamente. Entonces, esta actitud de escuchar creó en ellos una buena imagen. Segundo, ellos parten de la idea de que no hay enfermedades, sino de que hay enfermos, entonces, en lugar de encajonar todo en un esquema general, precisamente a partir de esa escucha pueden hacer un diagnóstico mucho más preciso para entender las consecuencias de la enfermedad y no de un manual", precisa Hernández Navarro.
Invitamos a los oyentes de Octavo Mandamiento a compartir sus opiniones sobre los acontecimientos más importantes en sus países, enviando mensajes de voz de un máximo de dos minutos al WhatsApp del programa: +7 968 766 28 74.
El equipo del programa está integrado por Javier Benítez, Víctor Sújov y Víctor Ternovsky.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала