Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

"No queremos pensar mal": ¿qué hay detrás del incendio que ha asolado el sur de España?

© Foto : Cortesía UGRIncendios de 6ª Generación, un nuevo horizonte ecosistémico
Incendios de 6ª Generación, un nuevo horizonte ecosistémico - Sputnik Mundo, 1920, 17.09.2021
Síguenos en
El primer incendio de sexta generación en España está haciendo reflexionar a toda la sociedad. Los habitantes de Sierra Bermeja e investigaciones universitarias exigen revisar el modelo socioeconómico de las zonas rurales, de no hacerlo, las llamas serán las únicas que habiten nuestros bosques.
Los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) junto a la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF) y la Fiscalía continúan cercando las causas del incendio que se ha llevado la vida de un bombero forestal y ha calcinado cerca de 10.000 hectáreas de altísimo valor ambiental en Sierra Bermeja (Málaga).
Aunque por el momento no hay versión oficial, en el horizonte aparecen disputas vecinales por unas lindes, pero también apunta a la posibilidad de un pirómano o, como ha sucedido recientemente en Huesca, a la vinculación del narcotráfico, que usa el fuego como método para desviar atención o hacer desaparecer plantaciones de marihuana a cielo abierto.
Pero este incendio, que ha bautizado a España en el nuevo escenario de los incendios de sexta generación, está dejando una extensa resaca. Diversos sectores se preguntan ¿cómo hemos llegado a esta situación y cómo vamos a convivir con esto?.
A pesar del éxito del operativo del Infoca que, con la ayuda de la lluvia, consiguió reducir en días un incendio de semanas, muchos plantean ahora "como un acto delictivo que podría tener un solo culpable ha causado una catástrofe de estas dimensiones", nos cuenta Miguel Ángel Herrera, alcalde de Genalguacil.
Genalguacil ha sido una de los pueblos más afectados por las llamas, el alcalde denunció la falta de medios en los primeros días del incendio. Sus intervenciones desesperadas al pie del cañón evidencian que las llamas no son fruto de un día, sino de un proceso de degradación del paisaje.
"Durante el incendio se tardó en reaccionar. Pero antes hubo muchas otras carencias. Faltan inversiones, ayudas para mantenimiento agroforestal y caminos. Dicen que el fuego ha campado a sus anchas por el abandono del bosque y la falta de presencia, pero la despoblación viene de la falta de inversión de las administraciones".

Una naturaleza olvidada que ahora nos amenaza

Genalguacil tiene una concejalía específica para luchar contra la despoblación. Tras el incendio, las reclamaciones del alcalde resultan evidentes. "Los presupuestos y las leyes que emanan de los despachos se hacen pensando solo en los grandes núcleos urbanos", denuncia el regidor.
"Todo nos cuesta más en los pueblos y recibimos menos", señala Herrera, que exige soluciones a la despoblación rural. Hace medio siglo, su pueblo tenía 1.500 habitantes de los que el 80% vivía en área rural, hoy, los 500 que resisten viven en el núcleo urbano, "algo estamos haciendo mal, hay que compatibilizar la vida en el campo con las circunstancias actuales".
El abandono del campo, de huertas, de actividades agroforestales o de pastoreo implica la degradación del bosque que conlleva que un incendio normal, se convierta en un gran incendio de sexta generación.
La peculiaridad del territorio de Sierra Bermeja conjuga un alto valor ambiental con una tradición rural interrumpida; no hay adaptación por parte de una población que ha emigrado a la vecina Costa del Sol atraída por el empleo en turismo y servicios. "Si no fomentamos el emprendimiento nadie se queda a trabajar o teletrabajar aquí", lamenta Herrera.

“Abandono de sexta generación, incendio de sexta generación”

Nuevos estudios universitarios apuntan en la misma dirección. El catedrático de Geografía Física de la Universidad de Granada (UGR), José Gómez Zotano, señala la tensión con la convivencia del modelo turístico de la Costa del Sol, que resulta en el abandono de Sierra Bermeja y el aumento de los incendios forestales.
El estudio de la UGR cifra 29 incendios forestales en Sierra Bermeja desde 1950, de los que 14 fueron de grandes dimensiones (de +500 hectáreas). Un gran incendio forestal cada cuatro años.
Incendios forestales en Sierra Bermeja, España - Sputnik Mundo, 1920, 14.09.2021
España
Sierra Bermeja enseña a España el peligro de los incendios de sexta generación
Pero, a pesar de esta periodicidad, algo está cambiando en la intensidad de las llamas, hasta el punto de que los fuegos recurrentes podrían llevarnos a un "cambio de régimen, una alteración irreversible del medio", explica a Sputnik Alexandro B. Leverkus, del Departamento de Ecología de Ciencias de la UGR.
Leverkus analiza la catástrofe de Sierra Bermeja en relación al aumento de grandes incendios por todo el mundo que, en el peor de los casos, podrían incrementarse en 82,4%. El estudio establece patrones que aumentan el riesgo de incendios y una hoja de ruta para convivir con este escenario de llamas catastróficas.

"No es cuestión de España o del Mediterráneo, es un problema global"

Los análisis de Leverkus concluyen que el fuego es un proceso de ordenación natural, "siempre ha existido y debe existir". Sin embargo, su estudio sugiere que debemos mantener ciertas condiciones para no echar más leña al fuego, valga la redundancia, ya que la regeneración de especies como el pino resinero, por ejemplo, no son posibles con los incendios de sexta generación.
Leverkus forma parte de los 15.000 científicos internacionales que han creado una hoja de ruta para este nuevo escenario incendiario de relación entre el hombre y la naturaleza.
© Foto : Cortesía UGREl investigador de la UGR Alexandro B. Leverkus
El investigador de la UGR Alexandro B. Leverkus - Sputnik Mundo, 1920, 17.09.2021
El investigador de la UGR Alexandro B. Leverkus
Por ello, es prioritario analizar los ecosistemas que no han sufrido alteraciones y la conservación es óptima, para crear un reservorio, teniendo en cuenta la gran amenaza que son ahora las llamas. Un ejemplo es el pinsapar de Sierra Bermejas, especies singulares y únicas a preservar.
"Sucede igual con otras especies como el pino Wollemi de Australia. Son especies relictas que no tienen el fuego en su orden natural y que funcionan como emblemas que protegen a todo su entorno", reflexiona Leverkus.
La hoja de ruta es favorable a las iniciativas públicas y privadas de conservación, ya que es necesario que en el territorio aumenten los espacios protegidos y los corredores ecológicos que los conecten. "Solo así podremos frenar la reducción de la biodiversidad, no solo los animales, plantas y hongos emigran, por eso, no deben estar aislados en parques naturales inconexos".

¿Y ahora qué?

No han sido pocos los políticos que hablan con ímpetu de la inmediata regeneración del espacio. Carmen Crespo, la Consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía aseguraba el 16 de septiembre en el Parlamento que "vamos a empezar ya con la emergencia, haremos la urgencia y la reforestación (…) este Gobierno va a convertir una catástrofe en una oportunidad para la zona".
Las llamas acaban de apagarse, pero, ¿cuál es el camino óptimo? La hoja de ruta del análisis de la reacción de los ecosistemas a incendios por todo el mundo no recomienda una reforestación inmediata, sino dejar pausa, que sea el propio ecosistema el que dé sus pasos iniciales.
"Es prioritario trabajar en escenarios paralelos, en el desarrollo de incentivos fiscales y subvenciones para que la gente conviva con espacios forestales, con pastoreo o con reducción de arbustos, que son combustibles", expone el investigador de la UGR.
Errores del pasado como la reforestación con monocultivos de árboles (eucaliptos o pinos) no favorecen la biodiversidad ni la resistencia al fuego. "Hay bosques reforestados en los que cada pino es como una cerilla apelotonada esperando a arder".
Pero más allá de la reforestación —la Junta ha comunicado a Sputnik que un grupo de expertos evaluará el proceso— hay que saber qué pasará ahora con las 10.000 hectáreas calcinadas.
Reales de Sierra Bermeja - Sputnik Mundo, 1920, 13.09.2021
España
¿Crimen o signo de los tiempos? El incendio "inextinguible" de Sierra Bermeja "es inédito en España"
Recordemos que, en España, no se puede construir en estos espacios, aunque la ley del PP de 2015 deja un resquicio a intereses y nuevos proyectos: una ley autonómica, justificada en base a "razones imperiosas de interés público de primer orden", podría permitir nuevas inversiones.
"La Ley tiene que ser mucho más dura y garantista, los tempos del ecosistema son muy diferentes a los que maneja una administración. A Sierra Bermeja no se le puede poner ahora presiones adicionales como nuevas infraestructuras", advierte Leverkus.
"No queremos ser ese tipo de espacio. No queremos ese modelo que nos lleva a ser un parque temático de la costa a la que damos energía y mano de obra" reseña el alcalde de Genalguacil. La solución, exponen los nuevos vecinos de las cenizas, es crear un nuevo modelo de convivencia rural. Pero eso, por el momento, precisa de una inversión que no llega tan lejos como las llamas.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала