Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

"Está indefenso": la pesadilla legal de un marinero español atrapado en Yemen desde hace 10 meses

© REUTERS / Mohamed Al-SayaghiSaná, capital de Yemen
Saná, capital de Yemen - Sputnik Mundo, 1920, 22.07.2021
Síguenos en
La mujer de Pablo Costas Villar, marinero retenido en Yemen, demanda una mayor implicación de las autoridades diplomáticas españolas. Por ello, ha mandado una carta al ministro de Asuntos Exteriores.
El marinero Pablo Costas Villar lleva 10 meses retenido en Yemen. En concreto, en el puerto de Al Mukalla, donde se encuentra el buque Cobija, del que el gallego es capitán. El hombre fue acusado por Australia de pesca ilegal, sin embargo, fue apresado en el país de la península arábiga. En este lugar fue enjuiciado y un tribunal le condenó a tres meses de arresto. Pena que compartió con el resto de la tripulación de la embarcación, formada por 32 hombres indonesios, peruanos, namibios y senegaleses. No obstante, el grupo continúa en este enclave yemení del mar Rojo.
Ante la situación, la mujer de Costas Villar ha enviado una carta al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares. Una misiva desesperada en la que denuncia "la pasividad de las autoridades diplomáticas y consulares españolas encargadas de la repatriación de su marido". Se refiere a los consulados de España en Riad (Arabia Saudí) y Mascate (Omán), organismos que, según ella, conocen la problemática y el estado de su solicitud de repatriación, demandada hace casi dos meses.
Los hutíes rebeldes de Yemen muestran el derribo de un dron con un misil - Sputnik Mundo, 1920, 24.06.2021
Los hutíes rebeldes de Yemen muestran el derribo de un dron con un misil | Videos
La esposa del marinero gallego señala las dificultades que padece su marido a nivel administrativo. "Yemen es un país en guerra desde hace años. Un país donde la seguridad jurídica no existe", comienza. "Prueba de ello es que ha estado sometido a un procedimiento judicial sin contar con las mínimas garantías procesales", resalta la mujer, residente en el municipio pontevedrés de Bueu.
El texto reza que el abogado que representa a Costas Villar es el mismo que el de la empresa armadora y de la Agencia Marítima. "Entre estos existe una confrontación de intereses, por lo que se vulneran claramente el derecho a un proceso justo y a la tutela judicial efectiva", apunta. Además de compartir letrado con ambas entidades, el marinero no puede comunicarse directamente con él ya que no emplean el mismo idioma. "Mi marido habla el inglés marítimo, el abogado al parecer solo utiliza el árabe", indica. Además, la mujer del marinero denuncia que su esposo no recibe las decisiones tomadas por la Corte Judicial por "quien dice representarlo judicialmente".

"Ha sido a través de una comunicación del Consulado peruano dirigida a un tripulante del barco de esa nacionalidad, que mi marido tuvo conocimiento de la existencia de una apelación del fiscal que paralizaba toda la logística de la repatriación, sin que ni 'el abogado' ni tan siquiera los consulados de Riad y Mascate le informaron a Pablo de lo que estaba sucediendo", explica en la misiva a Albares.

Según la carta, el capitán del Cobija se encuentra en "una situación de indefensión". Ninguno de los dos consulados ha tomado "las medidas necesarias para evitar esta injusticia". Tan siquiera le han entregado una traducción de la resolución judicial que recientemente le fue entregada. También expone que "la empresa propietaria del buque ha abandonado a la tripulación a su suerte". Esta les obliga a permanecer en el barco en todo momento sin percibir salario alguno y "expuestos a una situación insostenible a nivel alimentario, de habitabilidad, salubridad y seguridad para las personas". En una conversación con el Diario.es, el capitán confiesa que apenas les quedan víveres y agua potable en el barco. Además, tras la rotura de la cadena de fondeo, las ratas han comenzado a subir a bordo.

"Señor ministro, mi marido Pablo no es un delincuente, y aún si lo fuera la obligación de ayuda y auxilio como ciudadano no variaría. Pablo es un profesional con 35 años de oficio en la mar, ese es su delito. De su trabajo comemos yo y nuestro hijo, aunque el infortunio de su última marea hizo que tengamos que sobrevivir a costa de otros miembros de la familia", asegura la mujer de Costas Villar.

En el texto puntualiza que la mayor parte de la ayuda ha sido dada por el sindicato gallego Central Unitaria de Traballadoras (CUT). Un mensaje al cabeza de la cartera de Asuntos Exteriores que acaba con una petición: que se establezcan todas las herramientas necesarias para la repatriación de su marido, se persone personal diplomático en Al Mukalla y se garantice el traslado seguro. Así, poner punto y final a esta pesadilla.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала