Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

"Aún hay miedo de quitarse la mascarilla": la razón por la que los españoles prefieren usarla

© Foto : Pixabay/JackieLou DL Una mujer con mascarilla (referencial)
Una mujer con mascarilla (referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 28.06.2021
Síguenos en
¿Qué es el síndrome de la cara vacía? ¿Cómo nos afecta salir con la cara destapada al exterior? Muchos españoles se han sentido angustiados con la relajación de las medidas frente a la pandemia de coronavirus. Sputnik conversa con un psicólogo que explica las claves para familiarizarse poco a poco con la nueva realidad.
Qué paradoja. Llevamos un año quejándonos de la dichosa mascarilla y ahora que podemos guardarla parece que nadie se la quiere quitar. El 26 de junio dejó de ser obligatorio llevarla en exteriores en España pero aun así, la gran mayoría prefiere seguir llevándola puesta. Hay incluso quien te mira extrañado si paseas sin ella, aunque no tengas a nadie a tu alrededor. Tras el primer fin de semana sin la obligatoriedad de llevar un elemento que se ha vuelto imprescindible y casi vital en el transcurso del día, se ven algunas caras despejadas, pero un gran porcentaje de la población sigue mostrando al exterior tan solo su mirada.
"Inevitablemente habrá dos grupos de personas", reflexiona en conversación con Sputnik el psicólogo y psicoterapeuta psicoanalítico Pedro Hoyos, "pero creo que es importante que ambos grupos, tanto los que quieren seguir llevándola como los que no, se respeten mutuamente".

"La psicología de las masas, por estructura, es paranoica, y con frecuencia se canaliza el malestar hacia un chivo expiatorio, hacia el grupo minoritario. Ha ocurrido muchas veces en la historia, se han creado ciudadanos de segunda sobre los que se cargaba el malestar. Muchas personas se sienten raras sin ella puesta como que algo le falta", relata el psicólogo Pedro Hoyos a Sputnik, para explicar por qué ocurre este fenómeno.

El psicólogo considera que estamos inmersos en "una crisis de salud mental muy grave", que se está cebando especialmente con los más pequeños. "Sólo en el hospital infantil de Sant Joan de Déu, de Barcelona, han pasado de cuatro intentos de suicidio semanales de jóvenes, a más de 20", detalla. "Es una auténtica tragedia y es necesario investigar en profundidad cómo afectan a niños y adultos todas y cada una de las medidas tomadas".
Un hombre se quita la mascarilla en Madrid - Sputnik Mundo, 1920, 26.06.2021
España
España se quita la mascarilla en exteriores: claves para entender dónde y cuándo hay que llevarla
Ante esta situación, hay quien aún no se atreve a reconectar con las facciones del rostro después de llevar meses saliendo al exterior con la cara cubierta. Es lo que algunos llaman como "el síndrome de la cara vacía", aunque para Hoyos aún no hay una literatura científica que lo defina. Según su perspectiva, las personas pueden tener dificultades para establecer los límites psíquicos entre uno mismo y los demás. "La mascarilla puede sentirse como una barrera frente a la angustia ante los demás", aclara. "Algunas personas podían encontrarse un poco vulnerables en este aspecto antes de esta crisis, otros quizás han desarrollado esta vulnerabilidad en el transcurso de la misma. Al quitarse la mascarilla se sienten demasiado expuestos, con la cara vacía, como ir desnudos".

"La gente aún tiene miedo de quitarse la mascarilla", afirma Hoyos. "Todos hemos visto respuestas exageradas, personas haciendo deporte a solas por el campo con la mascarilla puesta, o incluso sin dejar de llevarla en su propia casa. Hay una respuesta de miedo ante un peligro que puede ser adaptativa y beneficiosa, pues nos hace responder eficazmente ante un peligro, pero lo que vemos es algo irracional y no es saludable".

¿Cómo puede afectar la mascarilla en las interacciones sociales?

Afectar, afectará. No hay duda. Y no hace falta fijarse tan solo en la actual pandemia. Si echamos la mirada algunos años atrás veremos que ya hay evidencia científica sobre la relación entre la inexpresividad y la interacción social. En 1975, el psicólogo estadounidense Edward Tronick llevó a cabo el experimento de la cara inexpresiva, que consistía en mantener la cara de una madre frente a su bebé de manera inmóvil, sin expresar ninguna emoción. El bebé, tras varios intentos y al ver que no había respuesta facial, acababa rindiéndose y retiraba su cuerpo lejos de la madre. "Imaginémonos a un bebé que mira hacia su madre y no encuentra en ella las suficientes señales afectivas que necesita porque están tapadas", narra Hoyos. El uso de la mascarilla produce una interacción un tanto similar en niños pequeños con sus progenitores.
Las expresiones faciales son un componente esencial en la interacción social y puede desencadenar problemas a la hora de relacionarnos con los demás, y especialmente en los niños, ya que "pueden desarrollar dificultades para identificar y expresar emociones, que podrán incluso no sentirse suficientemente queridos, problemas que arrastrarán toda su vida adulta, pues hay un período de latencia para el aprendizaje emocional".

"Tenemos que darnos cuenta de que esto va mucho más allá de una crisis sanitaria: es una crisis civilizatoria".

Pedro Hoyos
Psicólogo y psicoterapeuta psicoanalítico
Asimismo, un reciente artículo del investigador italiano Marco Marini, fechado el 10 de marzo de 2021, concluye que las mascarillas interfieren en el reconocimiento de emociones y la atribución de confianza, y hacen que sea más difícil volver a identificar un rostro, incluso un rostro bien conocido. "Estas dificultades pueden redundar en una disminución de nuestra respuesta de empatía hacia los demás", sostiene Hoyos haciendo referencia al artículo de Marco Marini.

"Quizás aún es pronto para saber las consecuencias que el uso de la mascarilla va a provocar en las personas", concluye el psicólogo, "y en cualquier caso será difícil discernirlo del efecto de otros factores, como el resto de medidas tomadas por los gobiernos, la incertidumbre, el descalabro económico, etc. pero parece que el llamado 'síndrome de la cara vacía' describe lo que algunas personas están sintiendo a nivel subjetivo".

Como recomendación para aquellos que aún no se sienten preparados para salir a la calle sin mascarilla, el psicólogo propone una serie de interesantes consejos : "Traten de interesarse por lo que dicen los científicos que se atreven a cuestionar el mensaje único (que son muchos), traten de enfrentar poco a poco ese miedo y escarben, porque tras la superficie del miedo consciente siempre se encuentran nuestras angustias más personales, como la angustia ante la muerte. Si tienen dificultades no duden en acudir a un profesional, a ser posible uno que no les transmita a su vez su propio miedo".
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала