Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

Detenida sin cargos en Israel: el calvario de una cooperante española en Palestina

© AFP 2021 / Abbas MomaniEntrada a la prisión de Ofer (Israel)
Entrada a la prisión de Ofer (Israel) - Sputnik Mundo, 1920, 29.04.2021
Síguenos en
La trabajadora humanitaria Juana Ruiz lleva más de 10 días en prisión en Israel. El Ejército la ha arrestado sin presentar cargos o juicio. Alegan una sospecha sobre un supuesto delito financiero. La española es víctima de una detención arbitraria, un proceso habitual en Palestina, según las ONG.
Los rayos de luz solar se cuelan por las rendijas de las persianas. La claridad comienza a hacerse un hueco en la casa que comparten Juana Ruiz Sánchez y Elías. Poco a poco, un nuevo día se despereza en la localidad de Beith Sahur, cercana a Belén, en plena Cisjordania. Pero, cuando el reloj marca las 5:45, se escuchan unos ruidos que rompen la calma del amanecer. De pronto, una veintena de soldados israelíes irrumpen en el domicilio. Se llevan a Ruiz arrestada. Sobre ella pesa la sospecha de presunto lavado de dinero en un caso que involucraría al Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP). Una organización política incluida en la lista de grupos terroristas del Estado de Israel, Estados Unidos y la Unión Europea desde la Segunda Intifada.
Los hechos ocurrieron el 13 de abril. Desde entonces, Ruiz está en prisión. Un mes antes, el Ejército asaltaba la sede central de Comités de Trabajo para la Salud, situada en la ciudad de Ramala. Lo hacía para decomisar archivos y equipos informáticos. Operación en la que fue detenido el cabeza del departamento de contabilidad de esta ONG, Tayseer Abu Sharbak. Entidad humanitaria para la que la española trabajaba. Según indican medios israelíes, también formó parte Walid Hanatsha, antiguo director administrativo y financiero de Comités de Trabajo para la Salud. Un hombre acusado de estar supuestamente vinculado a un atentado en el que murió un adolescente israelí en 2019. Su nombre aparecía en la lista del FPLP para las elecciones legislativas palestinas del 22 de mayo.
Ruiz vive en Beith Sahur desde 1991, aunque llegó a Oriente Próximo seis años antes. Hace tres décadas que labora como coordinadora de proyectos de cooperación con España para Comités de Trabajo para la Salud. La misión de esta organización es dotar de servicios sanitarios a la población palestina a través de clínicas y hospitales. Entre sus cometidos, tareas de prevención de enfermedades en las aldeas de Cisjordania o la vacunación de niños y niñas en Jerusalén Este. La inoculación contra el coronavirus ocupaba la mente de la cooperante. "Ayuda a que los palestinos tengan acceso a la vacuna, algo que Israel no está garantizando. Los fármacos no estaban llegando y era algo que Juani denunciaba", denuncia Manuel Pineda, eurodiputado y presidente de la delegación del Parlamento Europeo para las relaciones UE-Palestina, a Sputnik Mundo. También, amigo de Ruiz.
La activista acumula ya más de 15 días en prisión. El domingo 2 de mayo se decidirá si es liberada o debe permanecer más días. El eurodiputado ha firmado una petición para que la Unión Europea medie en el asunto. Junto a él, otros 15 parlamentarios. Un grupo que ha dirigido una carta al Alto Representante, Josep Borell, para exigir la liberación de la española. "Es necesario que intervengan. Se trata de una trabajadora por la salud. Creo que se están cebando con ella", remarca Pineda.
En España se ha gestado una campaña por la puesta en libertad de la cooperante. Piden la actuación inmediata de Moncloa en la materia o la reparación de los daños materiales causados por las acciones realizadas por los soldados israelíes. Izquierda Unida, el Parlamento de Navarra o los sindicatos UGT y CCOO se han sumado al manifiesto de apoyo a Ruiz. Personajes públicos como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la diputada del Parlamento de Andalucía Teresa Rodríguez o el miembro del Congreso de los Diputados Gerardo Pisarello han mostrado su apoyo a la iniciativa. Se espera que Barcelona, Bilbao, Valencia, Sevilla o Pamplona sean escenario de concentraciones a favor de su liberación. En Madrid, la protesta ocurrirá frente a las puertas de la embajada de Israel.

Detención prolongada

"Juana no está bien. Está sufriendo mucho y cada día que comparece en el tribunal llora sin parar", asegura su abogado, Ibrahim al Araj, a la Agencia Efe. La trabajadora humanitaria ha padecido varios traslados desde su detención. Ahora mismo, se encuentra en una cárcel de hombres cercana a la franja de Gaza, después de pasar un tiempo en el centro penitenciario de Hasharon, ubicado al norte de Tel Aviv. Comparte celda con otras dos mujeres, las únicas del lugar. Además, su familia no ha tenido la oportunidad de dar a Ruiz sus enseres personales. Es más, solo la han podido ver dos veces a través de un cristal. "Su esposo e hijos están en estado de shock", asevera el amigo de la cooperante.
Las fuerzas del orden israelíes la han detenido como ciudadana de Cisjordania, por lo que se le aplica la legislación militar en vigor desde 1967 para los territorios ocupados. Un cuadro legal que incluye normativa de anteriores poderes. Hay leyes de origen otomano, como la aplicada para confiscar tierras palestinas no cultivadas, o británico, como la que permite las detenciones administrativas. Está última disposición afecta a Ruiz. Una norma que acepta arrestos de hasta 75 días para interrogar sospechosos sin presentar cargos. "A los detenidos no se les dice ni porque están ahí. A veces salen de prisión y no saben por qué han estado", señala Pineda.
Los interrogatorios del Shin Bet, el servicio de inteligencia interior de Israel, se repiten. Ruiz podría ser sometida a sesiones de entre seis y siete horas. "Son interminables, muchas veces sin comida o agua. Se le aplica el trato que se le da a los palestinos, es decir, inhumano", comenta el eurodiputado. Sucede sin que se haya presentado una acusación formal todavía. Simplemente, sabe que se le imputa un delito grave.
El Consulado General de España ha estado presente en las últimas comparecencias de la cooperante ante la justicia militar, encargada de Cisjordania. En la primera, la activista no contó con el apoyo institucional al no ser notificada oficialmente la detención a las administraciones españolas. "Vamos a seguir prestando la máxima asistencia consular como hacemos con cada ciudadano español en una situación similar y seguiremos atentamente el caso trabajando con las autoridades israelíes en todo momento", declara la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya. Además, demandó que mejorasen las condiciones de su encarcelamiento, principalmente higiene y alimentación.
A la espera de la decisión del 2 de mayo, la preocupación aumenta también entre las ONG que operan en la región. Según el comunicado de la plataforma por la liberación de Ruiz, existe en Israel una "campaña de desgaste" contra las organizaciones humanitarias que actúan en Palestina. "La detención de Juani es un aviso a navegantes para todas las ONG. Israel está pendiente de ellas. Da igual que los cooperantes tengan un pasaporte europeo. Es un toque de atención para decir que el tema de Palestina es cosa de ellos", comparte Pineda.
"Si esto en vez de Israel pasara en Rusia, Venezuela, Irán o China sería un escándalo mundial. Se abrirían noticieros con ello. Es un ejemplo de la hipocresía de la política internacional", opina el eurodiputado. Las detenciones administrativas han afectado a miles de palestinos, según Amnistía Internacional. Sus plazos se pueden estirar durante años. Juana Ruiz seguro que no estaba de acuerdo con ellas. Probablemente tampoco se imaginó que viviría una de ellas. Hasta la mañana del 13 de abril, minutos antes de que el sol se posase sobre las áridas tierras de Levante.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала