Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Qué pasa
La incertidumbre se apodera del mundo cada vez más. En Sputnik tomamos distancia para poder explicarte lo que está sucediendo. Análisis y opiniones de voces autorizadas sobre los asuntos más relevantes a nivel global. 15 minutos, de lunes a sábados.

Rusia devuelve duros golpes a EEUU y sus vasallos

Rusia devuelve duros golpes a EEUU y sus vasallos
Síguenos en
Duros golpes. Fueron los que Rusia devolvió a EEUU y demás discípulos occidentales tras el rosario de sanciones contra Moscú desatado por Washington y seguido fielmente por sus países franquicia en territorio europeo, como los casos de República Checa y Polonia. Y todavía pueden llegar más golpes.

Crónica de una respuesta anunciada

Por más que los veían venir, los golpes que devolvió Rusia a EEUU y a sus fieles europeos terminaron siendo mucho más drásticos y duros de lo que esperaban. Y es que, tal como lo describió la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, la actitud asumida por estas filiales en Europa del Este, que son miembros de la OTAN, fue una reacción en cadena en apoyo a las sanciones de EEUU.
Ya conocemos el cuento del Tío. Del Tío Sam. Y es el de siempre: la mala Rusia interfirió en sus presidenciales, tanto en la de 2016 como en la de 2020, pese a que en cada una ganaron candidatos de partidos políticos opuestos; la sempiterna excusa de los hackeos, y la violación de la soberanía de terceros países. Como siempre, todo dicho sin pruebas a un auditorio que cada vez le cree menos, pero no por ello sus países-franquicia dejan de hacerle el coro.
"Biden ha declarado la guerra. Ha abierto las hostilidades con sus vasallos europeos, que no socios", expresa al respecto Sergio Fernández Riquelme, Dr. en Sociología, historiador y escritor, al calificar los motivos de estas sanciones como "temas peregrinos".
"Recordemos que la revista Times sí señaló y reconoció que el Partido Demócrata usó todas las artimañas posibles para echar a Donald Trump, y no fue precisamente Rusia la que puso a Trump como presidente en 2016 y lo tuvo a punto de ser presidente en el año 2020: fue la propia ciudadanía norteamericana", señala el también Profesor de la Universidad de Murcia.
De lo que sí hay pruebas, es de que EEUU a día de hoy viola la soberanía de otros países y les roba los recursos energéticos, tal como ocurre en Siria, por tomar sólo un ejemplo. Pero para eso no hay sanciones. Ya no hablemos de interferir en elecciones de otros países, donde intenta 'exportar su democracia': los casos de Irak y Libia hablan por sí solos.

La comparsa europea

El mismo día que EEUU anunciaba las nuevas sanciones a Rusia, hubo llamados a consulta de los embajadores de Rusia en Reino Unido, en Polonia y en Lituania. Y luego está el milagro de la República Checa: tras siete años de no poder resolver un caso sobre explosiones en el depósito de municiones de Vrbetice que causó dos muertos, logró descifrar al culpable con pelos y señales: que fue Rusia, que sus ejecutores fueron los presuntos mismos involucrados en el nunca probado envenenamiento a los Skripal en Reino Unido, por lo cual Chequia expulsó a 18 diplomáticos rusos.
Y Chequia resuelve el caso mágicamente en un instante, tras siete años sin saberse nada del caso, y casualmente dos días después de las sanciones dictadas por EEUU a Rusia, y en pleno proceso de licitación para la construcción de una nueva unidad generadora en la planta nuclear de Dukovany, allí en República Checa, a la que se presentaron la rusa Rosatom, la estadounidense Westinghouse, la francesa EdF, la surcoreana KHNP, y China General Nuclear Power. Claro, a República Checa no le quedó más remedio que eliminar a Rosatom del concurso como parte de las sanciones a la 'maliciosa' Rusia.
Entonces, Moscú empezó a atenderlos de a uno. Expulsó a 20 diplomáticos checos, algo que causó una gran consternación en Praga, y de lo que todavía buscan los motivos de esta 'actitud incomprensible' de Moscú.
También llegó la respuesta para EEUU: expulsión de 10 diplomáticos, la prohibición de entrada al país a otros ocho ciudadanos estadounidenses, y la amable invitación a su embajador en Rusia, John Sullivan, a abandonar el país y dirigirse a Washington a consultas por el deterioro creciente de las relaciones entre ambos países. Como cuando eras un niño de otra época y la maestra te mandaba al rincón a pensar.
Pero la cosa no quedó ahí. Rusia inició el proceso de denuncia del acuerdo que regula la movilidad de los diplomáticos en el país al que han sido destinados, con el fin de restringir sus desplazamientos. En este sentido, el canciller ruso, Serguéi Lavrov, envió un mensaje a navegantes: en caso de que prosiga el actual "intercambio de cortesías", Moscú pedirá a Washington que reduzca el número de sus diplomáticos en territorio ruso de los actuales 450 a 300, para emparejar con la cantidad que tiene Rusia en EEUU. Por cierto, Moscú le prohíbe a Washington de ahora en más, contratar para sus sedes diplomáticas en Rusia, a ciudadanos rusos o de terceros países.
Para Fernández Riquelme, esta decisión de Rusia es lógica y necesaria. "Rusia está plantando cara al nuevo imperio norteamericano, que en menos de cien días, Biden ha puesto de nuevo sobre la mesa. […] La realidad como siempre supera a la ficción: ni Trump es tan malo a nivel internacional, ni Biden es tan bueno como muchos soñaban que iba a ser", concluye el analista.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала