Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

El fantasma de 1964 en la crisis política que acorrala a Bolsonaro en Brasil

© REUTERS / Ueslei MarcelinoJair Bolsonaro, presidente de Brasil
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil - Sputnik Mundo, 1920, 30.03.2021
Síguenos en
Las reacciones contra el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, tras los cambios en su gabinete y la renuncia de tres comandantes de las Fuerzas Armadas fueron inmediatas. Reclamos de 'impeachment' y temor por la democracia en pleno aniversario del golpe de Estado de 1964 marcaron las manifestaciones de referentes políticos en la crisis actual.
La renuncia de los tres comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas de Brasil no solo sumó un nuevo episodio a la crisis política desencadenada por la salida de su canciller y su ministro de Defensa, sino que dejó en evidencia presuntas presiones del presidente, Jair Bolsonaro, para que las Fuerzas Armadas apoyaran un "autogolpe" en su favor.
El escándalo motivó varios referentes políticos brasileños advirtieran sobre el riesgo que la crisis política tiene para la democracia brasileña, que coincide en fechas con el aniversario del Golpe de Estado que el país sudamericano sufrió entre el 31 de marzo y el 1 de abril de 1964 y que dio lugar a una dictadura militar.
Jair Bolsonaro y Ernesto Araujo (archivo) - Sputnik Mundo, 1920, 30.03.2021
América Latina
Terremoto político en Brasil: por qué Bolsonaro sustituye a tres ministros y reubica a otros tres
Uno de los políticos brasileños que propuso que el Congreso actúe para frenar la crisis política fue el diputado Marcelo Freixo, diputado por el partido PSOL (Partido Socialismo y Libertad). "Las Fuerzas Armadas son instituciones del Estado, ellas no pertenecen a los gobiernos ni a los presidentes. Por eso la dimisión de comandantes que defienden los límites constitucionales del papel de las FA es preocupante. Nosotros desde la oposición en el Congreso seguiremos firmes en defensa de la democracia", apuntó en Twitter el diputado federal de Rio de Janeiro.
En un tuit siguiente, Freixo fue más explícito contra Bolsonaro: "Las ratas atacan cuando están acorraladas. La dimisión de los comandantes de las Fuerzas Armadas y la incitación a motines policiales son el testimonio de la radicalización del golpista Bolsonaro".
Para el legislador, "el único remedio para detener esos crímenes contra la democracia es el impeachment [juicio político]".
La referencia al levantamiento policial hecha por Freixo se relaciona con las declaraciones de la diputada Bia Kicis, del Partido Social Liberal, quien calificó como un "héroe" al policía Wesley Soares, quien murió luego de disparar al aire en Salvador de Bahía, en protesta contra las medidas de cuarentena. Kicis y el bolsonarismo reivindicaron la postura del policía —finalmente abatido por otros agentes— y alentaron una revuelta policial contra las medidas sanitarias.
María do Rosario, diputada federal por Rio Grande do Sul e integrante del Partido de los Trabajadores, también cuestionó la convicción democrática del Gobierno de Bolsonaro y señaló la coincidencia con el golpe de 1964. "¿Qué está por detrás de la renuncia de los altos mandos de las Fuerzas Armadas si no es la víspera del 31 de marzo de 1964?".
La exministra de Derechos Humanos de la expresidenta Dilma Rousseff (2011-2016) expresó su repudio "a las dictaduras de entonces y de hoy, que Bolsonaro intenta instalar. ¡Dictadura nunca más!".
También desde el PT, su presidenta y diputada Gleisi Hoffman, planteó que la salida de Bolsonaro de la Presidencia aparece como la única salida posible a la crisis política brasileña. "Bolsonaro remueve otra vez al Gobierno sin decir lo que quiere, incluso de las Fuerzas Armadas. Cambiar seis ministros es inútil si no se cambia al presidente. La crisis está instalada y será difícil de superar. Solo hay una salida, la salida de Bolsonaro".
Manuela Davila, referente del Partido Comunista de Brasil (PcdoB) destacó que la renuncia conjunta de los tres comandantes de las Fuerzas Armadas es algo inédito en la historia de la política brasileña y fue contundente con su diagnóstico: "Bolsonaro en el poder es un riesgo para la democracia".
La preocupación por la institucionalidad de Brasil no llegó solo desde la izquierda. Rodrigo de Castro, diputado federal y líder de la bancada de diputados del centrista PSDB (Partido de la Social Democracia Brasileña), escribió que la renuncia de los militares "después del cambio brusco en el comando del Ministerio de Defensa es algo inédito en la redemocratización" y consideró que, "en la víspera del emblemático 31 de marzo, revela que hay una crisis real entre los militares y el Gobierno".
"Existe, de hecho, en el seno de las Fuerzas Armadas, el claro entendimiento de su papel constitucional. Que esa conciencia sea preservada y reforzada. Cabe al presidente de la República respetar la Constitución, que define claramente a las Fuerzas como institución del Estado y no del Gobierno", sostuvo.
Mientras las reacciones en las redes ante la crisis política se sucedían, el presidente Bolsonaro, siempre activo en Twitter, prefirió evadir la cuestión en su perfil oficial.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала