Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del planeta.

La jequesa Latifa clama por su libertad

© AFP 2021 / AFP PHOTO / HO / WAMJequesa Latifa (izquierda) junto a la expresidenta de Irlanda Mary Robinson
Jequesa Latifa (izquierda) junto a la expresidenta de Irlanda Mary Robinson - Sputnik Mundo, 1920, 18.02.2021
Síguenos en
LONDRES (Sputnik) — La atención internacional se ha volcado de nuevo sobre el emir de Dubái, Mohamed bin Rashid Al Maktum, desde la difusión de unos vídeos en los que su hija Latifa denuncia que está retenida contra su voluntad y teme por su vida.
La BBC difundió esta semana los últimos mensajes de socorro de la jequesa Latifa en el documental The Missing Princess (La princesa desaparecida), producido por el programa de investigación Panorama. Se presenta ella misma ante la cámara de un teléfono móvil y ubica la escena en el baño de su "prisión" domiciliaria en Dubái, el único cuarto de la casa con llave en la puerta, según explica.

Rehén del patriarca

"Estoy en una villa. Soy rehén. Han convertido la villa en una cárcel. Todas las ventanas están aseguradas con rejas y no puedo abrirlas. Hay cinco policías varones fuera y dos mujeres dentro de la casa. Ni siquiera puedo salir para tomar el aire fresco", desvela. El miedo a ser sorprendida con el móvil en mano se aprecia en su mirada nerviosa.
Latifa grabó los vídeos en distintas fechas de 2019, relatando angustias y temores de una situación que describe como "secuestro" y "confinamiento solitario". "Me preocupa mi seguridad y mi vida. No se cómo voy a sobrevivir esta situación. La Policía me amenaza con que estaré en prisión toda mi vida y nunca más volveré a ver el sol", dice.
Un astronauta fuera de la EEI (archivo) - Sputnik Mundo, 1920, 09.10.2019
Internacional
Uno de cada tres aspirantes a astronauta en Emiratos Árabes es mujer
La comunicación se cortó meses atrás y los fundadores de Free Latifa (Liberad a Latifa) finalmente decidieron activar la alarma internacional. "El documental es un momento decisivo en nuestra campaña y ahora confiamos en que la comunidad internacional y los líderes mundiales adopten una posición fuerte contra los chocantes abusos de derechos humanos cometidos por los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y demanden la liberación de Latifa", señala Tiina Jauhiainen en el portal del colectivo.

Huida abortada

Jauhiainen practicó artes marciales- la técnica brasileña capoeira- con la jequesa y la acompañó durante su última y frustrada huida de Dubái, en 2018. Escaparon a remo y arrastradas en esquí acuático hasta alcanzar el yate Nostromo, que aguardaba en aguas internacionales. Un comando de agentes especiales indios abordó el velero hacia la altura de Goa y entregó a las dos mujeres a operativos emiratíes, de acuerdo con el testimonio jurado de la instructora finlandesa. Fue la última vez que vio a su amiga árabe.
Latifa recuerda la frustrante odisea en uno de los vídeos filtrados a la BBC. Era la segunda vez que intentaba escapar de su padre y reconocido artífice de la transformación de Dubái en un destino turístico y foco internacional de inversión. La imagen que el jeque Mohamed trata de proyectar al exterior de mandatario moderado y moderno, choca con la aparente intolerancia en la conducta hacia las esposas y mujeres entre sus 25 hijos reconocidos.

Divorcio y juicio

Los entresijos familiares del emir de Dubái y primer ministro de EAU salieron a la luz en la demanda judicial que inició en Londres contra su segunda mujer oficial (sexta en la realidad), la princesa Haya. Se había divorciado en secreto y por la ley saria de la hija del ya difunto Husein de Jordania y le reclamaba la custodia de sus dos hijos comunes. El caso alumbró una constante campaña de acoso e intimidación y la repetida captura, detención forzada y recorte de libertad de las mujeres que tratan de independizarse de la familia real.
El juez que presidió el pleito en el Tribunal Superior de Inglaterra aceptó, con toda probabilidad, que Al Maktum "ordenó y dirigió" el retorno forzado de Latifa en 2002 y 2018 , además de castigar su acto de rebeldía con arresto domiciliario y control tutelar. "Si veis este vídeo, no es algo bueno, porque o bien estoy muerta o estoy en una muy mala situación", grabó la princesa antes de huir en 2018.
Mujer con velo - Sputnik Mundo, 1920, 28.01.2019
Internacional
Insólito: Dubái premia únicamente a hombres por fomentar la igualdad de género
El magistrado también dio por probados hechos similares que se ejecutaron contra Shamsa en 2000, cuando la mediana de las hermanas escapó de la finca familiar en el condado de Surrey y fue interceptada en Cambridge. Tenía 19 años y desde entonces está confinada en domicilios de Dubái, de acuerdo con testimonios de familiares. El jeque testificó por escrito que su familia es asunto privado y que rescató a ambas hijas de situaciones de riesgo o manipulación.

Intereses del Reino Unido

La Policía de Cambridge no pudo concluir su investigación del presunto secuestro de la jequesa, pero no se han desvelado las razones por la que se echó el freno. La cancillería británica rechazó entregar al juez la información pertinente al caso porque, según justificó a la Corte, "reduciría la capacidad del Gobierno para proteger y promover los intereses del Reino Unido a través de su relación con los Emiratos Árabes Unidos".
La península arábiga es de gran importancia económica, estratégica y diplomática para el Gobierno conservador. El emir de Dubái es propietario de la yeguada y establos de caballos de carreras Godolphin, un negocio y una afición que comparte con la reina Isabel II. Al Maktum se siente a sus anchas en el reservado monárquico del hipódromo de Ascot.

Campaña internacional

"¿Cuántas veces necesitará escaparse? ¿Cuántos mensajes de socorro tendrá que filtrar hasta que la comunidad internacional responda, intervenga y demande su liberación?", cuestiona Rhada Stirling, presidenta de Detained in Dubai (Detenidos en Dubái).
La ONU ha prometido que planteará al jeque la incógnita de su princesa desaparecida. Mientras, el primer ministro Boris Johnson ha expresado preocupación por la situación de Latifa, pero se mantiene a distancia del embrollo.
"Los emiratos han demostrado una y otra vez que no podemos fiarnos de sus promesas acerca de los derechos y libertades garantizados en el derecho internacional, tanto para extranjeros como para miembros de las familias gobernantes", advierte Stirling. Amnistía Internacional, entre otras organizaciones, urge a mantener la presión sobre el emir de Dubái.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала