¡Usted se ha registrado con éxito!
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
Economía (imagen referencial) - Sputnik Mundo
Economía
Sputnik te explica procesos económicos complejos en palabras simples.

Argentina negocia con el FMI y despeja el camino de su deuda

© REUTERS / Agustin MarcarianMartín Guzmán, ministro de Economía de Argentina
Martín Guzmán, ministro de Economía de Argentina - Sputnik Mundo
Síguenos en
BUENOS AIRES (Sputnik) — El pasado mes de agosto, Argentina reestructuró el 99% de la deuda emitida bajo legislación extranjera, y al comenzar septiembre consiguió canjear el 98,8% de los títulos bajo la ley local.
Así, en apenas unos días, el país sudamericano consiguió arreglar con los acreedores externos la devolución de 66.238 millones de dólares en una primera instancia, y de 41.715 millones de dólares en un segundo acuerdo.
Alberto Fernández, presidente de Argentina - Sputnik Mundo
Economía
Argentina 2020: balance agridulce de un año de crisis, contención social y esperanzas de crecimiento
A través de estos acuerdos la nación sudamericana obtuvo un alivio de la deuda en los próximos diez años de 37.700 millones de dólares. La tasa de interés promedio que el país pagará a partir de ahora bajará del 7 al 3,07%.
El ministro de Economía, Martín Guzmán, también confirmó que el país consiguió una quita de capital del 1,90%.
Este escenario permitió que las calificadoras de riesgos retiraran a Argentina de la situación de cese de pagos en la que se encontraba, y además allanó el camino para encarar las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Camino con el FMI

La entidad multilateral prestó entre 2018 y 2019 más de 44.000 millones de dólares. El entonces presidente Mauricio Macri (2015-2019) había acordado una cuantía de 57.000 millones, pero las elecciones primarias de agosto de 2019, que anticiparon el fracaso del gobernante en su afán de ser reelecto hicieron dar marcha atrás al FMI, que suspendió los giros pendientes.
Logo del FMI - Sputnik Mundo
Economía
Delegación argentina concluye visita al FMI en Washington
Fernández, en tanto, dejó en claro desde su asunción que otro sería el enfoque con el organismo.
Esa nueva orientación pretende encauzarse en un programa más afín para la devolución del crédito. El FMI también parece de acuerdo en sustituir el acuerdo de contingencia vigente en la actualidad, por un Acuerdo de Facilidades Extendidas o Servicio Ampliado —EFF, por sus siglas en inglés—.
"Este tipo de acuerdo lo solicitan países que tienen dificultades de balance de pagos que obedecen a causas estructurales y no solo de coyuntura", cuenta a Sputnik la doctora en Economía Noemí Brenta, que estudió las relaciones del país y la institución financiera en su libro Argentina atrapada. Historia de las relaciones con el FMI 1956-2006.
No por ello debe configurarse un ajuste. En primer lugar, es necesaria una reforma del aparato productivo que en el sector externo contribuya a generar una situación más sostenible, apunta Brenta, docente e investigadora del Centro de Investigaciones de Historia Económica Social y de Relaciones Internacionales de la Universidad de Buenos Aires (UBA).
"Esto requiere un plan por el que las exportaciones tengan un mayor valor agregado, para que el país se industrialice más y tenga una estructura productiva con bienes más diferenciados", detalla la especialista.
Alberto Fernández, presidente de Argentina - Sputnik Mundo
Internacional
Fernández considera al FMI un "corresponsable" de lo que ha sucedido en Argentina
El ministro de Economía, en tanto, es partidario de fortalecer además el mercado interno para compaginar el desarrollo tecnológico e industrial en el que se embarcaría Argentina.
Ante esta perspectiva, el Gobierno debería pujar por una mejor redistribución del ingreso, de manera que jubilaciones, pensiones y salarios en general aumenten por encima de la inflación.
Hay que encarar, por lo tanto, una reforma fiscal.
"Tendría que ser de un corte más equitativo, de manera que los sectores con menos capacidad contribuyan menos al fisco que los sectores adinerados con más capacidad de pagar más impuestos", indica Brenta.
Este cambio de directriz modificaría la lógica impositiva de un país "cuyo sistema tributario está basado en la recaudación de un tributo tan regresivo como el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y no en impuestos directos, como ganancias, patrimonio y bienes personales", describe la economista.
Consecuente con su visión neokeynesiana, el ministro de Economía apostaría también a que la emisión monetaria crezca al menos a la par que la economía, que de por sí está desmonetizada.

Soberanía económica

Pero para ejecutar estas políticas, Argentina debe ser autora y dueña del diseño y de la ejecución de su programa, una premisa que no tiene antecedentes en su relación con el FMI.
"Para eso debe haber un consenso político y social que nunca han tenido los programas del Fondo, porque siempre han mostrado un sesgo ortodoxo que obedece a los intereses estratégicos y económicos de los principales miembros de la entidad, entre ellos EEUU", advierte Brenta.
La suspicacia que viste las relaciones con el Fondo hace honor a su historia. Los Acuerdos de Facilidades Extendidas firmados por otros países, como Ecuador y Pakistán, revelan condicionamientos lesivos que hacen dudar de la autonomía de decisión de esas naciones.
Alberto Fernández, presidente de Argentina - Sputnik Mundo
Internacional
Presidente: Argentina se encamina hacia el desarrollo integral y sostenible
Pero la entidad multilateral también rescata dos ideas con las que se identifica el Ejecutivo argentino. Una es la lucha contra el cambio climático, "un tema de primera categoría que exige un cambio en la matriz económica, con una reducción de subsidios a los hidrocarburos y el fomento de energías renovables", matiza la especialista.
La segunda es la paridad de género, un área sobre la que el Ejecutivo ha avanzado con varias iniciativas, entre ellas la decisión de constituir un Ministerio de la Mujer.
Las negociaciones con el Fondo tendrán su desenlace en 2021.
Argentina estará más desahogada para hacer frente a sus obligaciones soberanas, no así el Gobierno, que estará condicionado por las elecciones legislativas que se celebrarán en octubre.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала