00:29 GMT26 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — Argentina consiguió que el 99% la deuda pública emitida bajo legislación extranjera fuera reestructurada a partir de la oferta presentada por el país para canjear 66.238 millones de dólares.

    "El 99% de la deuda pública en moneda extranjera bajo ley extranjera ha quedado reestructurada", informó este lunes el ministro de Economía, Martín Guzmán, durante una intervención pública junto con el presidente, Alberto Fernández, y la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

    La adhesión total al canje fue del 93,5%, lo "que por obra de las cláusulas de acción colectiva eleva el porcentaje reestructurado al 99%", explicó el titular del Palacio de Hacienda.

    En consecuencia, Argentina tendrá un alivio de la deuda en los próximos diez años de 37.700 millones de dólares y la tasa de interés promedio que paga bajará del 7 al 3,07%, detalló Guzmán.

    "El alivio será mayor en los primeros cinco años, lo que modifica el horizonte económico que tiene el país para realizar políticas públicas", subrayó el ministro.

    Gracias a esta reestructuración, el país se encuentra en una situación más sana y sólida que en diciembre de 2019, observó el funcionario desde el Museo del Bicentenario, aledaño a la sede del Ejecutivo situado en Buenos Aires.

    El Gobierno argentino enviará el 15 de septiembre un proyecto de ley al Congreso sobre el presupuesto del año que viene que pronostica un déficit primario del 4,5% del Producto Interno Bruto (PIB) para 2021.

    "Esa ley muestra que apostamos por un déficit primario del 4,5% del PIB", anunció el ministro de Economía.

    Al tomar la palabra, el mandatario argentino destacó que con la nueva legislación se podrán conocer los "objetivos fiscales, de política monetaria y cambiaria" del Gobierno para el año que viene.

    "Lo que Martín llama tranquilizar la economía yo lo entiendo como tranquilizar a la Argentina entre todos, para que todos vayamos viendo cuál es el horizonte de proyección que queremos alcanzar, qué destino queremos buscar como país", explicó el jefe de Estado.

    El presidente adelantó que el objetivo inmediato de su Gobierno es conseguir "más producción y trabajo".

    Esos dos conceptos, junto con el de la inversión, "están en nuestra cabeza machacándonos incansablemente", añadió Fernández desde el Museo Bicentenario, aledaño a la sede del Ejecutivo situado en la ciudad de Buenos Aires.

    "Pero tenemos que pensar también en un país que se reestructura de otro modo", invitó Fernández rodeado de todos los gobernadores del país.

    El Gobierno argentino se comprometió a presentar ante el Congreso el acuerdo al que llegue con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para restituir los más de 44.000 millones de dólares contraídos durante la gestión anterior.

    "La intención del Gobierno es enviar el acuerdo al que se llegue con el Fondo al Congreso para su aprobación, que es algo que no se ha hecho nunca y es algo que está totalmente alineado con la idea de cuidar Argentina", dijo el ministro.

    En apenas un año, entre 2018 y 2019, Argentina tomó 44.000 millones de dólares de deuda con el FMI "bajo la premisa de que eso iba a restaurar la confianza en los mercados y que Argentina podría acceder a una tasa de crédito más baja", explicó Guzmán.

    "La realidad fue muy distinta a lo que se postulaba: no hubo ningún shock de confianza positivo, Argentina no pudo acceder al mercado de crédito para pagarle al FMI y hoy no hay manera de pagarle", planteó.

    El Gobierno actual, que asumió en diciembre de 2019, busca un nuevo programa crediticio que le permita obtener el financiamiento necesario "para poder pagarle al mismo Fondo", añadió Guzmán.

    "Básicamente (consiste en) refinanciar esas deudas para tener más tiempo para recuperar la economía y generar una capacidad de pago consistente con los compromisos que se van tomando", explicó.

    Con el acuerdo que envíe al Congreso, Argentina busca "generar condiciones en el país para inmunizar al país de los problemas de endeudamiento insostenible", dijo el ministro.

    Al tomar la palabra, el presidente argentino recordó que al asumir su Gobierno en diciembre de 2019 el país se había comprometido a pagar al Fondo 44.000 millones de dólares con una serie de vencimientos que asfixiaban la economía en los primeros años.

    "Hoy esas obligaciones no existen, quedaron postergadas para más adelante", celebró Fernández.

    Gracias también a la reestructuración de deuda pública emitida bajo legislación extranjera que llevó adelante, el Ejecutivo peronista logró reducir en 37.700 millones de dólares el monto que debe pagar a los acreedores de sus bonos durante los próximos diez años.

    El símbolo del dólar y el coronavirus
    © Foto : Pixabay/fernandozhiminaicela
    En virtud de este acuerdo, al que se adhirió el 93,5% de los bonistas y que representa el 99% de los 66.238 millones de dólares que el Gobierno esperaba estructurar, Argentina contará con más recursos para políticas públicas.

    "Son recursos que vamos a poder destinar al desarrollo, a la producción, para hacer un país más federal y más equilibrado", finalizó Fernández desde el Museo Bicentenario, aledaño a la sede del Ejecutivo de la ciudad de Buenos Aires.

    Entre 2018 y 2019, el FMI otorgó a Argentina el mayor crédito de su historia al comprometerse a entregar al Ejecutivo de Mauricio Macri (2015-2019) 57.000 millones de dólares.

    El fondo desembolsó al final 44.000 millones porque Fernández rechazó el resto del préstamo al resultar electo.

    Etiquetas:
    reestructuración, deuda, deuda pública, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook