Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
Radio
Noticias de último momento, temas de actualidad política, económica y social. Análisis de expertos. Programas producidos y realizados por destacados periodistas desde los estudios de Sputnik en Moscú y Montevideo.

Davos: ¿una burbuja de optimismo y champagne?

Davos: ¿una burbuja de optimismo y champagne?
Síguenos en
Reafirmar la cooperación internacional en intereses comunes que se antojan providenciales, como la seguridad, la economía global y el medio ambiente, auténticas amenazas en los tiempos que corren. Ese fue el objetivo estampado desde su slogan de la edición 2018 del Foro Económico de Davos: "Creando un futuro compartido en un mundo fracturado".

Fracturado no estuvo el optimismo en varios de los participantes del Foro, empapado de burbujas de champagne y buenos augurios en la ciudad que se encuentra a mayor altura de los Alpes. Pero no faltó quien le echó un poco de azúcar amargo.

La preparación para el Foro Económico Mundial en Davos - Sputnik Mundo
¿Alguien sabe para qué sirve el Foro de Davos?
A entender del economista argentino Luis Palma Cané, fueron cuatro los protagonistas más destacados, que se citaron en punto, en una edición que coincide con la conmemoración de una década del inicio de la crisis económica global más profunda de las registradas en los escritos.

Marcado optimismo, el tipo de cambio, el comercio, y el ataque a la prensa por parte del presidente de EEUU, Donald Trump, es lo que menciona el analista como las cúspides del evento.

En vísperas del Foro, el secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin, lanzó una bomba teledirigida a Europa, al afirmar que un dólar débil es bueno para el comercio, y a largo plazo la fortaleza de la divisa es un signo de fortaleza de la economía. Unas palabras que se saldaron inmediatamente con una devaluación del billete verde frente al euro.

Lea más: Cuatro factores que ponen en peligro la hegemonía del dólar

Dicho anuncio fue 'imprudente' de acuerdo a Palma Cané, porque lo dijo "en medio de una revaluación del euro, que desde abril del año pasado ya marca el 20% y que se había acelerado en enero hasta un 3,5%, llegando a tocar 1,25".

Esto constituyó un ataque en toda regla contra la línea de flotación del euro, y que los responsables de la economía del viejo continente no supieron contraatacar, y sólo atinaron a absorber el impacto y atrincherarse. "En este momento no es buena una guerra de divisas", fue lo único que le salió decir al presidente del BCE, Mario Draghi.

Palma Cané señaló que Draghi reaccionó al indicar que "el euro fuerte se debía a la fortaleza de la economía europea, pero también a factores exógenos, como dando a entender que también desde el punto de vista económico estaba sobrevalorado". 

"Y yendo al punto de los factores exógenos (Draghi) mencionó que había sectores que comunicaban la importancia de un dólar débil, y aunque no lo hizo explícito se refería a las imprudentes declaraciones del secretario del Tesoro de EEUU, quien ese día aceleró la revaluación del euro", explica el analista.

No obstante, luego en su discurso Trump desautorizó las palabras de Mnuchin, al sentenciar que "En última instancia quiero ver un dólar fuerte", al incidir en que la nación que dirige "está volviendo a hacerse fuerte económicamente”.

En el apartado del comercio, los representantes de India, Francia, Alemania e Italia, hablaron sobre las ventajas del libre comercio, la necesidad de intensificar la lucha contra el cambio climático y la urgencia de superar las desigualdades de género y de renta. Traducido: todo lo opuesto de lo que propugna como presidente, y desde mucho antes, Donald Trump.

Un hecho que refrenda Palma Cané al aludir a las palabras del mandatario francés, Emmanuel Macron, quien manifestó que su país "está totalmente a favor del multilateralismo y del comercio abierto, en franca oposición a la postura de EEUU". 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asiste a la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos - Sputnik Mundo
Economía
La UE se prepara para una guerra comercial con Washington
El analista también menciona el matiz de Trump, quien indicó "que su famosa frase 'América primero', que en un principio significaba un esquema proteccionista muy alto, no significaba que EEUU era solitario (…), pero nadie le creyó".

En lo referente al enfrentamiento que viene teniendo el jefe de Estado norteamericano — desde antes de ser electo presidente – con la prensa, Palma Cané señala que ésta informó que en Davos, Trump "fue abucheado cuando mencionó que recién cuando fue presidente se dio cuenta de la maldad — por las 'fake news' —, de la prensa (…) que constituye un mal servicio para la sociedad".

Además: ¿Logrará Trump la victoria en la guerra comercial?

Y finalmente, el optimismo. Hubo quienes le tiraron unos palos. Son los casos del economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, quien hizo hincapié en que la próxima crisis llegará "más pronto" de lo que esperamos, y será "más difícil" de combatir; o de Anne Richards, jefa ejecutiva de M&G Investments, quien lanzó: "conocemos los elementos, pero no cuáles serán los desencadenantes" de otra crisis. 

En este sentido, Palma Cané se adhiere al optimismo, al indicar que "desde el punto de vista económico no hay ninguna duda de que la economía mundial está en un buen momento, con lo que se llama ahora crecimiento sincronizado. Todos los países importantes están creciendo, la inflación ha dejado de ser un problema, los niveles de empleo han aumentado", (…), elementos que "dan para ser optimistas", concluye Luis Palma Cané.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала