Un balón de fútbol

Grandes de todos los tiempos: conoce a las estrellas históricas del fútbol soviético (vídeos)

CC0 / pixabay
Mundial de Fútbol 2018
URL corto
0 30
Síguenos en

A pocos días del Mundial Sputnik te presenta los más destacados representantes del país anfitrión en la historia del fútbol en Rusia.

'Araña Negra'

Imposible no comenzar la lista por la máxima leyenda que ha dado el fútbol eslavo: Lev Yashin, mejor conocido como la 'Araña Negra' por su tremenda agilidad y vestimenta oscura. El recuerdo de este monumental guardametas continúa vigente ya que muchos lo consideran el mejor de la historia en su puesto.

Nació en Moscú el 22 de octubre de 1929 en el seno de una familia obrera. Antes de defender los tres palos en el césped lo hizo sobre el hielo para el equipo de hockey de una fábrica de herramientas.

A la edad de 20 pasó al FC Dinamo Moscú, equipo que contó con la fortuna de tener a la Araña durante todas su carrera. Con él en el arco se aseguraron cinco Ligas rusas y tres Copas.

Su performance evitando goles hizo que en 1963 se convirtiera en el único de su especie en ganar el Balón de Oro, galardón que al día de la fecha no le ha sido conferido a ningún otro arquero. Además ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Melbourne en 1956 y en 1960 ganó la Eurocopa con el seleccionado de fútbol de la Unión Soviética URSS.

No es de extrañar que por todos estos méritos Yasin haya sido homenajeado por el anfitrión de la Copa del Mundo con su propio poster.

El Pelé ruso

Eduard Streltsov nació y murió en Moscú (1937-1990). Se trató de un jugador delicioso cuya calidad quedó opacada por sus problemas de conducta y ante la ley. Fue compañero de seleccionado de la Araña Negra, juntos ganaron el oro olímpico en Melbourne en 1956. Al igual que el arquero, jugó en un solo equipo toda su vida, en el Torpedo de Moscú, donde obtuvo una Liga Soviética y una Copa.

Su olfato por el arco lo convirtió en el cuarto máximo goleador en la historia del fútbol soviético a pesar de haber pasado años fuera de las canchas. En 1967 y 1968 fue elegido como el mejor jugador de la Unión Soviética. Por su elegante estilo algunos lo llaman 'el Pelé ruso'. Su impronta es tal que en Rusia al pase con el taco se lo llama "el pase Streltsov".

Sin embargo su carrera estuvo en jaque por los problemas con la autoridad. Entre 1958 y 1963 se vio forzado a permanecer lejos de los campos de juego, en cambio permaneció en un campo de trabajo forzado en Siberia.

Se lo acusó de violación sin pruebas contundentes, pero bajo la falsa promesa de que si confesaba jugaría el Mundial de Suecia en 1958, Streltsov se declaró culpable.​ Volvió a jugar recién en 1965. Se retiró cinco años después, murió de cáncer en 1990, a un día de cumplir 53 años. Hoy su club, el Torpedo de Moscú, juega en un estadio que lleva su nombre, donde también hay una estatua de bronce en su honor.

El "Zar de Balaídos"

Considerado el Zar de Balaídos, Alexander Mostovoi fue un centrocampista excepcional, aunque tenía un temperamento particular. El club español Celta de Vigo, donde jugó casi toda su carrera, lo considera como uno de sus ídolos.

Aunque le costó adaptarse, Mostovoi se convirtió en toda una estrella entre la afición del Celta a pesar de protagonizar algún que otro enfrentamiento con la grada en Balaídos. No obstante, el cuadro celeste mejoró notablemente logrando la clasificación para la UEFA.

En el Celta Mostovoi ganó la Copa Intertoto 2000 y clasificó a la final de la Copa del Rey en 2001 con una actuación impecable. Durante la época de Mostovoi el Celta se mantuvo entre los clubes de Primera División disputando la Copa de la UEFA y la Champions League.

Mostovoi defendió 15 veces la bandera de la URSS y 50 veces los colores de Rusia. Su paso por la selección estuvo cargado de polémica por las fuertes críticas a sus seleccionadores. No obstante, disputó dos Copas del Mundo, y en la actualidad, es director técnico en la liga francesa.

Un recordista mundial

Oleg Salenko inició su carrera en el Zenit de Leningrado y en 1989 pasó al Dinamo de Kiev, convirtiéndose así en el primer futbolista ruso que jugaba en Ucrania. Allí permaneció Salenko durante cuatro años

En 1994 Salenko se convirtió en el máximo anotador del Mundial de Estados Unidos, empatando en el podio con Hristo Stoitchkov, con seis goles. Oleg ostenta además el récord de más goles marcados en un mismo partido mundialista, con cinco anotaciones contra Camerún en la misma edición de la Copa.

Con 25 años, parecía el inicio de una gran carrera en los equipos más importantes de Europa. Pero más bien fue el inicio de su declive. El delantero firmó con el Valencia y sólo duró una temporada por su bajo registro de tantos. Rápidamente pasó al Glasgow Rangers y de ahí al Istambul de Turquía, pero una grave lesión en la rodilla lo complicó hasta su retiro a los 32 años.

En 2010, volvió a los medios cuando comentó la posibilidad de vender su bota oro a unos jeques árabes a cambio de una respetable suma que salvaría sus negocios. "La situación no es tan desesperada, pero es difícil resistirse ante la oferta de los árabes", dijo Salenko, aunque nunca se supo si aceptó la propuesta.

Más información: ¿Podrá Messi romper el karma de su selección en Rusia 2018?

El atacante ruso hoy tiene 50 años y vive en Kiev, donde comenta sobre fútbol en la televisión nacional y ofrece entrevistas a los medios. Además se mantiene jugando en la selección histórica de Ucrania junto a otros veteranos de su generación.

Además:

Putin presenciará el partido inaugural del Mundial de Rusia 2018
¿Ya tienes las tuyas? El 89% de las entradas al Mundial 2018 de Rusia ya está vendido
Alrededor de 50 mil mexicanos planean asistir al Mundial 2018 en Rusia
Conoce por qué Uruguay se apasiona tanto por el álbum de cromos de Rusia 2018
Etiquetas:
fútbol soviético, URSS, biografía, jugadores, estrellas, Unión Soviética, historia, fútbol, Copa Mundial de Fútbol de 2018, América Latina
Normas comunitariasDiscusión
Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik