En directo
    Tecnología
    URL corto
    0 74
    Síguenos en

    Un motor de casi 4 litros, tres motores eléctricos y una batería de alto rendimiento le dotan de 1.000 CV de potencia y una certificación ecológica gracias a su autonomía eléctrica de 25 km. De 0 a 100 km/h en sólo 2,5 segundos, chasis rediseñado y nueva aerodinámica. Sus prestaciones únicas lo sitúan en la cima de los deportivos de la gama V8.

    ¿Un potente deportivo respetuoso con el medio ambiente? Sí, si a un motor V8 turboalimentado lo combinas con tres motores eléctricos y tracción integral que aseguran que el vehículo sea capaz de circular durante 25 km sin emitir una sola partícula de dióxido de carbono... a un máximo de 135 km/h.

    El nombre de SF90 Stradale es una sucesión de guiños ligados a la escudería Ferrari. SF90 es el bólido monoplaza de Fórmula 1 con el que Ferrari conmemoró el 90 aniversario de la casa, y Stradale es un vocablo italiano que alude a las versiones para ciudad de los modelos de competición.

    Se trata del primer Ferrari híbrido enchufable producido en serie en la factoría de Maranello, en la provincia de Módena, y su facilidad de conducción, incluso para conductores poco experimentados en este tipo de deportivos, es sobresaliente. A tal fin colaboran los modos de funcionamiento preconfigurados y los sistemas de control dinámico.

    Maridando características opuestas

    Los 1.000 caballos de potencia del motor despejan la duda. La tecnología híbrida enchufable también compite en poderío. 

    El SF90 Stradale cuenta con un motor de combustión interna V8 de 4 litros y 780 CV alojado bajo el capó, que funciona en combinación con otros dos motores eléctricos emplazados en el eje delantero y un tercero situado entre el motor principal y la transmisión. El motor de gasolina pertenece a la gama F154 y tiene una cilindrada de 3,990 cc. Esto supone un empuje de 800 Nm de par a 6.000 rpm y una potencia de salida específica de 195 CV/l. Los motores eléctricos aportan 220 CV más (162 kW). Este superdeportivo cuenta con tracción total, configuración que puede cambiar gracias a los motores eléctricos y marchar con tracción delantera durante 25 km (sin producir emisiones de CO2) a una velocidad máxima de 135 km/h.

    Pero basta activar la configuración Qualify para que el nuevo SF90 Stradale acelere de 0 a 200 km/h en 6,7 segundos y alcance una velocidad punta de 340 km/h. El embrague es distinto, sin engranaje de marcha atrás, porque esa función la asumen ahora los motores eléctricos delanteros.

    El chasis, basado en el del modelo 488 GTB, ha sido sometido a un profundo rediseño para soportar los 1.570 kg de peso y el empuje derivado de su potencia y tracción total. A tal fin se ha mejorado la aerodinámica, donde un flap móvil reduce la resistencia al aire a altas velocidades, cerrándose en cambio durante las curvas o cambios bruscos de dirección para asegurar un buen agarre sin perder poder aerodinámico.

    Un biplaza digitalizado

    La electrónica del nuevo superdeportivo asombra. Integrada mediante un manettino [diales de ajuste en el volante], el conductor puede seleccionar los modos de conducción y también la parte eléctrica del vehículo.

    Por ejemplo, para escoger un modo de conducción ecológico (cero emisiones) o un modo Qualify, en el que los tres motores eléctricos funcionan a tope durante unos minutos. Por otra parte, el cuadro de instrumentos y un sistema de infotainment [información + entretenimiento] se sitúan en una pantalla curvada de 16 pulgadas, donde hasta los controles de climatización se manejan mediante superficies táctiles. En suma, el Ferrari SF90 Stradale, primer deportivo híbrido enchufable de la casa italiana, también es el primero en prescindir de cuadros de mandos analógicos.

    Etiquetas:
    motores, batería, CO2, certificación, vehículos híbridos, automóviles, autos, Ferrari
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook