21:47 GMT +322 Noviembre 2019
En directo
    Sistema de análisis balístico ABIS PAK

    Rusia desarrolla un nuevo sistema para investigar crímenes de guerra (vídeo, fotos)

    © Sputnik / Alexander Terekhin
    Tecnología
    URL corto
    Por
    Foro Internacional Técnico Militar Army 2019 (37)
    1110
    Síguenos en

    Un nuevo sistema de análisis balístico desarrollado en Rusia podría revolucionar las investigaciones criminales y ayudar a destapar crímenes de guerra. Se trata del aparato ABIS PAK, presentado por el consorcio Avtomatika, subsidiario de Rostec, en el transcurso del foro militar Army 2019.

    Sputnik conversó con Iliá Danílov, uno de los especialistas de la compañía, para averiguar cómo funciona este sistema, cómo se diferencia de sus análogos mundiales y su potencial contribución en la investigación de crímenes de guerra.

    Todas las armas bajo control

    Entre las funciones del nuevo aparato, denominado como ABIS PAK, está el registro automatizado de armas de fuego para controlar su circulación. De acuerdo con Danílov, lo que diferencia al nuevo sistema es que para esta función no se usa solamente la información textual, como por ejemplo el número de serie de las armas.

    • Sistema de análisis balístico ABIS PAK
      El propio aparato de análisis balístico ABIS PAK con las balas en sus respectivos contenedores. Lo único que hace falta es introducir uno de ellos en los compartimentos abiertos y el resto del trabajo se hace automáticamente por el sistema.
      © Sputnik / Alexander Terekhin
    • Una vez escaneado el casquillo, el sistema mostrará el casquillo más similar de la base de datos para corroborarlo
      Una vez escaneado el casquillo, el sistema ABIS PAK mostrará el casquillo más similar de la base de datos para corroborarlo
      © Sputnik / Alexander Terekhin
    1 / 2
    © Sputnik / Alexander Terekhin
    El propio aparato de análisis balístico ABIS PAK con las balas en sus respectivos contenedores. Lo único que hace falta es introducir uno de ellos en los compartimentos abiertos y el resto del trabajo se hace automáticamente por el sistema.

    En el caso del ABIS PAK se evalúan las huellas que deja cada arma sobre las balas y los casquillos al disparar. Estas marcas son individuales para cada arma, tal y como lo son las huellas dactilares de las personas.

    Para ello se usa un escáner balístico de alta resolución para guardar las imágenes con las correspondientes huellas en una base de datos. Eso sí, este registro también incluye la recopilación de datos sobre el arma y sus dueños.

    ¿Cómo funciona?

    Según ha explicado y mostrado el especialista de Avtomatika, el proceso de análisis y registro es muy simple. El casquillo o la bala se introducen en el escáner balístico que guarda las imágenes y detecta automáticamente las huellas individuales que cada arma deja sobre ellos al disparar.

    "El proceso es facilitado por el hecho de que las fábricas de armas realizan un tiro de control para recopilar las muestras de los casquillos y balas. Precisamente estas muestras se introducen en la base de datos para registrar el arma", dijo.

    Una vez guardados los datos, el proceso de identificación es extremadamente simple: se escanea el casquillo o la bala desde una escena del crimen y el sistema encuentra automáticamente los correspondientes datos del arma que la disparó.

    De tal modo, los agentes de las fuerzas de seguridad pueden obtener pruebas sobre los sospechosos de un crimen y reducir sustancialmente la duración de una investigación.

    Ventajas del nuevo sistema

    El concepto del análisis balístico en sí no es nuevo, explica Danílov, pero el nuevo sistema desarrollado por la compañía representa una serie de ventajas sobre sus análogos.

    • La más alta definición: el escáner balístico puede analizar las huellas de tan solo dos micrones de tamaño.
    • Precisión: la precisión del nuevo sistema está en torno al 95%, dependiendo de la cantidad de datos disponibles y la calidad de muestras.
    • Todos los calibres: a diferencia de sus competidores, el nuevo sistema puede analizar absolutamente todas las armas de fuego con calibre hasta 14,5 mm.
    • Precio: el sistema ruso es mucho más barato que los demás sistemas análogos disponibles en el mercado mundial.
    • Algoritmos avanzados: una de las principales diferencias del nuevo sistema radica en el software, cuyos algoritmos hacen posible realizar un análisis tan exhaustivo.
    • Escalabilidad: en el caso de que haga falta extender la variedad de armas por analizar, no hace falta rediseñar el sistema. Basta con aumentar el tamaño de los componentes.

    Precisamente esta última ventaja presenta unas nuevas posibilidades en el ámbito de la investigación de crímenes de guerra, sostiene Danílov.

    Crímenes de guerra y caza furtiva

    Según explica el especialista, el tema de los crímenes de guerra, donde a menudo está involucrada la artillería automática de pequeño calibre y minas de mortero, tiene mucha actualidad.

    Bombardeo de EEUU contra Nagasaki
    © AP Photo / U.S. Air Force
    Al fin y al cabo, hay muchas investigaciones abiertas que hasta ahora no fueron solucionadas y aquí es donde el nuevo sistema podría ayudar.

    "Cuando unos terroristas lanzan un ataque contra la población civil con esta clase de artillería hay restos y huellas de los disparos. Eso pasa en cualquier caso, incluso si se trata de proyectiles explosivos. Así el sistema se puede adaptarse para investigar estos crímenes. El proceso de la formación de huellas aquí es similar —hay ciertas diferencias, pero los fundamentos no cambian—", dijo Danílov.

    Otro ámbito de interés donde se podría aplicar el nuevo sistema es la investigación de los casos de caza furtiva a animales en peligro de extinción. Al fin y al cabo, hay rifles de caza que usan el calibre de 12,5 mm, que no analizado por otros sistemas.

    Tema:
    Foro Internacional Técnico Militar Army 2019 (37)
    Etiquetas:
    Rostec, crímenes, crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik