Widgets Magazine
En directo
    Logo de Huawei

    El país de Oceanía que da la espalda a Huawei

    CC BY-SA 2.0 / A4-Nieuws / IMG_1136
    Tecnología
    URL corto
    225

    Australia y EEUU serán los únicos de la alianza de los Cinco Ojos que prohíban usar equipos de Huawei en sus telecomunicaciones. Tras la decisión del Reino Unido de no prohibir los productos de la empresa en su territorio, la probabilidad de una decisión a favor de Huawei aumenta entre otros miembros de la alianza de servicios de inteligencia.

    Filipinas

    Filipinas ya ha anunciado que no ha encontrado señales que hagan pensar que Huawei es una amenaza para su seguridad nacional. Su secretario de Comunicación y Tecnologías de la Información, Eliseo Rio, ha dicho que la empresa china está presente en el país desde hace 10 años y que desde entonces no ha habido ningún incidente que pudiese hacer pensar que representa una amenaza. Recordó también que la red de comunicaciones de medio planeta utiliza equipos de Huawei.

    Tailandia, Singapur, Malasia, Indonesia

    Tailandia tampoco quiere dejar fuera a Huawei. Se espera que el país asiático despliegue el 5G hacia 2020, para lo que utilizará equipos chinos. El acuerdo de cooperación con Huawei también lo han firmado Singapur, Malasia e Indonesia.

    Hasta ahora, Estados Unidos es quien más defiende deshacerse de la empresa de telecomunicaciones china. En Washington señalan que la empresa puede cooperar con el Gobierno chino. Lo que significa que este podría obtener información a través de los equipos de telecomunicaciones de su empresa y utilizarla en beneficio de sus intereses. Desde Huawei lo han negado. Si antes EEUU solo apostaba por limitar la presencia de Huawei a aquellas redes gubernamentales, ahora proponen dejarla fuera completamente.

    La versión oficial es que la tecnología 5G ofrece muchas más posibilidades al espionaje.

    ¿Competencia?

    Chen Fengying, del Instituto de Economía Global de la Academia China de Relaciones Internacionales Modernas, comenta a Sputnik que la razón real es otra. Que EEUU quiere librar a sus propias empresas de un competidor como Huawei. Señala también que el 5G es un negocio y que el presidente de la empresa china, Ren Zhengfei, ya ha aclarado que Huawei no facilitará información al Gobierno de su país.

    Te puede interesar: ¿Por qué los ataques de EEUU fortalecen a Huawei?

    "Lo que motiva el comportamiento de EEUU es la competencia. Porque en el tema de la tecnología 5G el país no es muy fuerte. Y cuando se sienten rezagados tecnológicamente lo único en lo que pueden apoyarse es en un discurso político duro", opina.

    A principios de 2019, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, persuadió a las autoridades locales para que no cooperaran con las empresas de telecomunicaciones chinas. Entre ellas estaba Huawei. Pompeo dijo que su país se vería obligado a reducir el intercambio de los datos que manejan sus servicios de inteligencia y la cooperación en materia de seguridad con todos aquellos en cuyas telecomunicaciones estuviesen instalados equipos chinos.

    Unión Europea

    A mediados de abril la primera ministra británica, Theresa May, permitió que Huawei participase en el despliegue de del 5G en el país. May sostuvo que la discriminación contra una empresa en particular perjudicaba la competitividad del mercado y que, en todo caso, la empresa china solo estará presente en algunas partes concretas de la infraestructura de redes.

    La Comisión Europea tampoco introdujo medidas especiales contra determinadas empresas chinas. Eso sí: el ejecutivo europeo propuso a los países miembros mejorar la seguridad de las redes de nueva generación.

    Australia

    Así las cosas, el único país que ha seguido el ejemplo de Estados Unidos es Australia. Dada su dependencia del mercado chino, la contienda con Huawei podría tener consecuencias en su economía, según el profesor chino.

    "Australia es un país muy peculiar. No es muy independiente [económicamente], por lo que es muy difícil entender qué tipo de política sigue. Siempre baila entre Estados Unidos y Asia (…) debido a su alianza con Estados Unidos (…) se considera que Australia pertenece a la esfera estadounidense. Por lo tanto, en su política, Australia está más inclinada hacia EEUU que hacia Europa", opina.

    Añade que China invierte bastante en Australia sobre todo en la gran industria minera australiana. Los ciudadanos chinos compran inmuebles en Australia, "lo que en cierta medida ayuda a equilibrar la oferta y la demanda en el país", añade. Así que "desde el punto de vista de la estructura de producción actual", Australia y Asia son "interdependientes y no compiten en nada".

    El experto señala que Australia debería ser pragmática. Máxime cuando las exportaciones de carbón australiano a China se han ralentizado. Chen Fengying subraya que la exportación de carbón australiano a China representó casi el 4% del PIB de Australia.

    "Europa ya se guía por sus propios intereses en sus relaciones económicas, incluso con China. Por lo tanto, es muy probable que la política de Australia también cambie a corto plazo", augura.

    Te puede interesar: Alemania rechaza el chantaje de EEUU respecto a su cooperación con Huawei

    Etiquetas:
    5G, Huawei, Mike Pompeo, China, Australia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik