01:40 GMT +321 Septiembre 2018
En directo
    Control of the Internet was meant to be transferred to an international body.

    Rusia y China lucharán unidas contra la "colonización digital" de Occidente

    CC BY 2.0 / Michael Coghlan / Facebook Connections
    Tecnología
    URL corto
    2450

    China quiere cooperar con Rusia en la creación de una nueva red de internet que sea completamente independiente. La nueva red sería una competidora directa de la británica OneWeb y de Starlink, de Elon Musk.

    Según informó a Sputnik una fuente en la industria espacial, el 4 de julio la delegación china propuso a la corporación espacial rusa Roscosmos la creación conjunta de un grupo de satélites para distribuir internet de banda ancha.

    ¿Cuáles son las alternativas?

    Actualmente, China está considerando el desarrollo de un sistema nacional de satélites que contará con unos mil aparatos espaciales colocados en distintas órbitas, informa el medio Vzglyad.

    Dicho sistema sería una alternativa al proyecto conjunto de la compañía europea Airbus y la británica Virgin: OneWeb. Se prevé que esta última red cuente con 672 satélites para ofrecer acceso a internet de banda ancha en cualquier lugar del mundo.  

    A pesar de que se trata de un proyecto europeo, Rusia también participará en OneWeb: ya se firmó un contrato para el lanzamiento de todos sus satélites a bordo de cohetes rusos Soyuz. De hecho, Roscosmos ya lanzó 12 satélites para otro proyecto de este tipo: el O3b de SES.

    Tema relacionado: 5G, internet a velocidades supersónicas hasta tu casa (vídeo)

    El otro competidor en el mercado de internet de banda ancha ofrecido por satélites es Starlink, de Elon Musk, que tendrá hasta mil aparatos espaciales. Eso sí, para el lanzamiento de estos satélites el magnate cuenta con sus propios cohetes del programa SpaceX.

    Al mismo tiempo, la corporación rusa Roscosmos ya presentó un proyecto similar con anterioridad a la propuesta china. En la presentación que tuvo lugar en mayo se anunció que el nuevo sistema se llamará Efir, y que contará con 288 satélites. Se prevé que el proyecto esté completado para el 2027.

    Ventajas del proyecto

    Una red de satélites que distribuya internet de banda ancha ofrecería acceso a la red desde lugares en los que no está disponible actualmente, explica el fundador de la compañía tecnológica Ashmanov y asociados, Ígor Ashmánov.

    "Desde el punto de vista de la digitalización total, es muy conveniente tener una red de satélites que dé la oportunidad de ofrecer un internet rápido, televisión y telefonía móvil", añadió.

    Además, el especialista considera que disponer de una red de satélites que distribuya un servicio de internet independiente que sea rápido, barato o incluso gratuito genera una "soberanía digital".

    A ello también contribuye la imposibilidad de bloquear este sistema desde el extranjero. Según contó el director general de Rossiyskie Kosmicheskie Sistemi, Andrei Tyúlin, el bloqueo de esta red es técnicamente posible solo cuando se controla la infraestructura terrestre. El por ello que se planea que los sistemas de Efir estén ubicados en Rusia.  

    Los peligros del internet 'espacial'

    El principal peligro del internet distribuido por satélites está relacionado con la seguridad y la política, afirma Ashmánov. Según él, esta nueva 'conquista' del espacio no es una cuestión de negoció, sino que se trata de una "colonización digital".

    De acuerdo con el experto, por el momento la guerra de la información tiene como intermediarios a los proveedores de internet locales, que filtran la información de acuerdo con la legislación nacional.

    También: Rusia planea realizar más de 30 lanzamientos espaciales en 2018

    Sin embargo, el internet 'satelital' llega directamente al usuario, puesto que el objetivo principal de este tipo de conexión es precisamente evitar el control del Gobierno.

    "Es una oportunidad de llegar hasta las poblaciones de los países que sean considerados totalitarios. Es su deseo de 'llevar la verdad' a los que consideran pueblos esclavizados, como el ruso o el chino", añadió.

    De hecho, esta es la razón por la cual muchos sitios web se pasan al protocolo HTTPS. "Afirman que quieren acelerar la conexión y hacerla más segura, pero en realidad considero que quieren llevar el internet directamente al usuario, sin intermediarios que puedan filtrar el contenido", dijo el especialista.

    Cooperación con China

    Si Rusia ya tiene en desarrollo su propio proyecto para crear una red de satélites que transmita internet de banda ancha, surge la duda sobre la necesidad de cooperar con China en un proyecto similar.

    Ashmánov considera que China podría ser un buen socio, puesto que es más fácil compartir gastos y el país asiático no está enfrascado en una guerra de la información contra Rusia, al contrario, también es blanco de los ataques de EEUU. Con ello, destacó que los chinos saben muy bien lo que quieren y defienden sus intereses.

    La dificultad radica en el control de un sistema conjunto y en determinar quién filtrará el contenido que pase por esta red. Razón por la cual la mejor idea parece crear dos sistemas independientes pero mutuamente integrados, explicó el especialista.

    Más: Rusia y China montarán experimento conjunto de sondeo satelital de la Tierra

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Los cohetes rusos Soyuz llevarán al espacio dos satélites de Corea del Sur
    Rusia y China acuerdan potenciar la exploración conjunta de la Luna
    Los aparatos rusos que ampliarán nuestros conocimientos sobre Marte
    Etiquetas:
    satélites, Internet, Oneweb, SpaceX, Roscosmos, Elon Musk, China, Rusia