01:34 GMT +314 Diciembre 2017
En directo
    En el Instituto Central de Aerohidrodinámica N.Y. Zhukovski (imagen referencial)

    Made in Russia: desarrollan una planta motriz eléctrica para un avión del futuro

    © Sputnik/ Sergey Mamontov
    Tecnología
    URL corto
    4180

    Un grupo de expertos del Instituto Central de Aerohidrodinámica N.Y. Zhukovski (TsAGI) presentó en el Salón Internacional Aeroespacial MAKS 2017 una maqueta de un demostrador tecnológico de una planta motriz híbrido-eléctrica.

    Esta configuración se crea como parte de la formación de base científico-técnica avanzada para el desarrollo de aeronaves totalmente eléctricas.

    Su principal característica es el uso de los equipos eléctricos —motor, generador, neumáticos— que emplean el efecto de la superconductividad de alta temperatura.

    Lea más: Made in Russia: realizan pruebas de un revolucionario avión de doble fuselaje

    El uso de este tipo de planta motriz permitirá reducir los costos de combustible y las emisiones de sustancias nocivas, bajar el nivel de ruido y aumentar la vida útil de la parte de la turbina de gas. Su potencia nominal planeada es de 500 kW.

    ​La primera etapa de la investigación se dedicará a la construcción de una planta motriz de este tipo, que utiliza superconductores.

    Luego, basándose en estas tecnologías, los ingenieros rusos iniciarán la fabricación de un motor eléctrico para un avión que transportará de entre 9 y 19 pasajeros. El proyecto está programado para tres años.

    Según el director general del TsAGI, Andréi Dútov, el desarrollo de esta planta motriz es un "paso práctico para Rusia en el camino hacia la construcción de un avión eléctrico".

    "Estas tecnologías permiten garantizar la competitividad de los equipos aeronáuticos nacionales dentro de 15-20 años en un nuevo orden tecnológico. De acuerdo con nuestras estimaciones, las nuevas fuentes de energía a bordo es una de las áreas donde es posible lograr resultados revolucionarios", apuntó.

    Según el blog ruso BMPD, que se dedica a la cobertura de las tecnologías civiles y militares, para 2030 el potencial del aumento de eficiencia del uso de las tecnologías tradicionales en la industria aeronáutica no superará el 40% del nivel actual.

    Así, en la actualidad cada nuevo producto tecnológico se diferencia de su predecesor en no más de un 5%, pero requiere una cantidad inconmensurable de inversiones.

    De esta manera, teoriza BMPD, la industria aeronáutica ha alcanzado su límite máximo en el desarrollo tecnológico en los campos de la construcción de motores para aviones y de la aerodinámica.

    Vea también: ¡Aventura supersónica! Vuelo a la estratósfera a bordo de un MiG-31 a 3.000 km/h (vídeo)

    Por esta razón, "podemos esperar un salto, comparable a la transición de la aviación de combustión interna [motores que generan potencia por medio de una hélice] a la aviación de motores a reacción", escribe el blog colectivo.

    "Los aviones de propulsión eléctrica podrían convertirse en una de las direcciones más probables de este salto", concluye.

    Además:

    Así ensamblan el nuevo avión ruso MC-21
    Fin de una época: construyen el último MiG-21, el caza supersónico más popular del mundo (fotos)
    El avión espacial que se quedó finalmente en tierra: la historia del 'Zapatillo' soviético (vídeo)
    Etiquetas:
    planta motriz, motores, aviación, Instituto Central de Hidroaerodinámica (TsAGI), Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik