En directo
    Sociedad
    URL corto
    1128
    Síguenos en

    La Comisión de Estupefacientes de la ONU adoptó una resolución que flexibiliza la fiscalización internacional del cannabis y reconoce oficialmente su utilidad médica. Sputnik ha investigado qué consecuencias podría tener esta medida y si podría conducir a que se consuman más las drogas fuertes.

    La resolución fue aprobada el 2 de diciembre con 27 votos a favor, 25 en contra y una abstención. Entre los países que apoyaron la resolución figuran Argentina, Perú, Colombia, Ecuador, EEUU, México, Uruguay y Canadá, así como la mayoría de la Unión Europea. 

    Rusia votó en contra de tal decisión. Los votos en contra se basan en datos científicos muy contradictorios que provienen de aquellas regiones y países del mundo donde la legalización tuvo lugar hace mucho tiempo, opina el narcólogo y presidente del Gremio Narcológico independiente, experto de la Cámara Pública de Rusia, Ruslan Isaev.

    De acuerdo con el experto, hay, por ejemplo, un aumento muy grande de psicosis después del abuso de cannabis y un aumento en el número de accidentes de tráfico, en particular en el estado de Colorado, que fue el primero en EEUU en legalizar la marihuana. 

    "Hasta donde yo sé, la decisión se tomó pendiente de un hilo. En mi opinión, es apresurada y esto es un homenaje a una especie de moda. Simplemente, todavía no hay mucha evidencia de resultados negativos acumulados", señala Isaev.

    "No hubo una legalización absoluta"

    El narcólogo también especifica que el cannabis no fue excluido de la lista de sustancias estupefacientes, sino de la lista de medicamentos de gran eficacia utilizados bajo fiscalización especial.

    "No hubo una legalización absoluta de la marihuana. Simplemente se pasó, digamos, del grupo de las sustancias más narcogénicas, al grupo de las menos narcogénicas", explica el especialista.

    En cuanto a los motivos que llevaron a la Comisión de Estupefacientes de la ONU a adoptar dicha decisión, Isaev cita el boom del uso de la marihuana en el tratamiento de diversas enfermedades, en particular las neurológicas, y que el estado de la droga dificultaba su uso para estos fines. 

    "Me parece que la consecuencia negativa de esta decisión es obvia. La sociedad y varias personas, consumidores potenciales, etc. interpretarán mal esta decisión. No entenderán que [el cannabis] no fue absolutamente reconocido como inofensivo y como un medicamento, sino como un poco menos dañino para facilitar la solución de otro problema [tratamiento de otras enfermedades]", advierte el experto.

    El especialista también ha recordado que numerosas investigaciones ya han demostrado que el uso recreativo de la marihuana "es una de las puertas de entrada al inicio del consumo de drogas duras".

    Etiquetas:
    drogas, drogas, salud, ONU, cannabis, cannabis, marihuana, marihuana
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook