En directo
    Sociedad
    URL corto
    341
    Síguenos en

    El estadounidense de 76 años Victor Stemberger ha estado encarcelado en España durante casi un año por haber entrado al país con 2,4 kilos de cocaína cosidos dentro de unas chaquetas. Sin embargo, su familia afirma que no sabía nada de las drogas y que fue una mula involuntaria.

    El Departamento de Justicia de Estados Unidos está de acuerdo con los familiares del anciano y ha informado al país ibérico de que cree que Stemberger fue engañado para actuar como mula de drogas para una red criminal de África occidental, según la correspondencia obtenida por The Associated Press.

    Las estafas que atraen a los estadounidenses de edad avanzada o con capacidad mental disminuida para que se conviertan en mulas son bastante comunes, advierten las autoridades de EEUU; además de tener 76 años, Stemberger sufrió una lesión cerebral hace casi 15 años.

    Los traficantes a menudo convencen a personas más vulnerables para que reciban pagos si viajan o toman alguna otra acción solicitada. En 2016, las autoridades de inmigración y de fronteras habían interceptado a más de 140 mulas involuntarios, algunos de ellos mayores de 87 años. 

    El hijo de Stemberger, Vic, cree que la única explicación para las acciones de su padre es que "estos perpetradores realmente se conectaron con nuestro padre bajo el velo de lo que él pensaba que era una legítima oportunidad de negocio. Con su estado mental disminuido, se convirtió en la víctima perfecta de un sindicato del crimen como este".

    En marzo de 2018, Stemberger recibió un correo electrónico de alguien que se hacía pasar por un consultor financiero del ministerio de Relaciones Exteriores de Nigeria, en el que se invitaba al estadounidense oriundo de Virginia a una oportunidad de negocio con un pago lucrativo. El trabajo suponía viajar al extranjero para entregar regalos y documentos a los funcionarios, con el objetivo de recuperar los fondos que habían sido mal asignados.

    Stemberger declaró que había planeado entregar las chaquetas obtenidas de los criminales a los funcionarios de las Naciones Unidas en Asia y no sabía que contenían drogas, sin embargo, los funcionarios no le creyeron en absoluto. 

    Veterano de Vietnam con dos másters, Stemberger se especializaba en entrenamiento ejecutivo corporativo y se enorgullecía de ser un hombre de negocios inteligente, según su hijo. Pero no ha sido el mismo desde que un aneurisma cerebral en 2006 lo dejó con problemas de juicio y pensamiento crítico.

    Ahora, la administración para el Control de Drogas y los fiscales de Nueva York están investigando si sus contactos formaban parte de una red de blanqueadores de dinero, estafadores y traficantes de drogas del África occidental.

    Etiquetas:
    drogas, España, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook