En directo
    Sociedad
    URL corto
    43110
    Síguenos en

    Michael Charles Rockefeller, heredero de una de las más poderosas familias estadounidenses, se casará con una mujer de negocios rusa, quien conoció a través de Whatsapp.

    Olga Grishchenko, vicepresidenta de Sinergy Corporation, contactó con Michael Rockefeller por primera vez en 2018 para tratar cuestiones relacionadas con el trabajo. Intercambiaron mensajes profesionales por Whatsapp y después de que el proyecto concluyera, dejaron de hablar. Sin embargo, algún tiempo después, Rockefeller decidió escribir a Grishchenko.

    "Incluso durante nuestro intercambio de mensajes sobre trabajo, me llamó la atención su forma de comunicación: muy profesional, pero encantadora. Siempre analizo a las personas, su comportamiento, y Olga me pareció armoniosa en todo: el equilibrio perfecto entre feminidad y determinación. Cuanto más hablábamos, más me atraía", contó Rockefeller a la revista rusa Hello!
    Посмотреть эту публикацию в Instagram

    Публикация от Миша Поле (@mishapole)

    Debido a los horarios bastante ocupados de ambos, los dos lograron verse en la vida real solamente este año, cuando decidieron viajar ambos a Grecia para conocerse mejor. La pareja se enamoró y, pocos meses después, ya hacen planes para su boda.

    "Estamos planeando una boda en una isla griega la próxima primavera [boreal]", reveló Grishchenko.
    Посмотреть эту публикацию в Instagram

    Публикация от HELLO! Russia (@hello__ru)

    La mujer de negocios rusa dijo que Rockefeller estaba dispuesto a mudarse a Moscú después de la boda, pero, al final, han decidido que ella es quien se irá a vivir a Londres, donde tiene la residencia su amado. La mudanza, sin embargo, no será pronto, ya que Grishchenko todavía tiene muchos proyectos en Rusia y no sabe en que trabajará en el Reino Unido.

    Desde luego, la rusa detalló que no planea meterse en los negocios de los Rockefeller y que seguirá alcanzando sus conquistas por sí misma, como ha hecho hasta ahora.

    "No quisiera ingresar al negocio familiar, ya que esto me privará de mi independencia. Trabajo desde que tenía 18 años, no puedo estar sin hacer nada. Después de la boda planeo ganar más que mi esposo", afirmó Grishchenko, quien anteriormente formaba parte de la dirección de Rosneft, una de las mayores compañías rusas.
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik