00:04 GMT +315 Diciembre 2019
En directo
    Irma Zavala sale de una visita a su hijo Omar, en el Reclusorio Varonil Oriente

    Familiares denuncian detención arbitraria de dos estudiantes en la UNAM (fotos, vídeo)

    © Sputnik / Eliana Gilet
    Sociedad
    URL corto
    Por
    0 0 0
    Síguenos en

    Tras las fiestas navideñas, las clases en México regresarán con dos estudiantes menos, ya que fueron detenidos tras participar de una marcha en diciembre. Sus familiares y compañeros denunciaron a Sputnik que su detención fue ilegal y arbitraria, exigen la revisión de su caso.

    La Universidad Nacional de México (UNAM) funciona con un sistema que incluye escuelas preparatorias, mediante las que se tiene garantizado el ingreso a la casa de estudios más codiciada del país. Las 'prepas' o 'CCH' además, son escenario de una encendida vida política estudiantil.

    Hace un mes dos estudiantes están presos en el Reclusorio Oriente tras una marcha dentro del campus de Ciudad Universitaria, que acabó en las oficinas de la Rectoría, donde detonaron petardos. Una de las esquirlas lastimó en el rostro al profesor Roberto Josué Bermúdez Olivos que estaba de paso.

    "Terminé con una fractura múltiple en el tabique, afortunadamente no perdí el ojo ni llegó a lesiones más graves. Ya estoy bien, aún con la fractura pero la inflamación pasó y la preocupación por mi salud también", relató el profesor a Sputnik.

    Madres de Omar Zavala y Mario García piden informes en la Fiscalía central mientras una pequeña protesta exige la liberación de los estudiantes detenidos
    © Sputnik / Eliana Gilet
    Madres de Omar Zavala y Mario García piden informes en la Fiscalía central mientras una pequeña protesta exige la liberación de los estudiantes detenidos

    La detención

    Mario García, de 20 años, y Omar Zavala, de 18, no se conocían previamente. Ambos acudieron por su lado a la movilización estudiantil que ese 10 de diciembre exigió atención a la violencia que genera la presencia de grupos de choque, llamados 'porros', dentro de los planteles estudiantiles de la UNAM.

    Baruch es un estudiante que también estuvo en la marcha y en el episodio en que los muchachos fueron detenidos. "La marcha había terminado y llamábamos a todos para ver si estaban bien, cuando nos avisan que hay un grupo de compañeros en Insurgentes y Eje 10 sur. Habían pasado unos 30 minutos de haber salido de Rectoría cuando nos encontramos con estos chicos", explicó el estudiante.

    Cuando Baruch se encontró con ellos, relató a Sputnik, "estuvimos unos 10 minutos parados frente a una caseta de la Policía sin que nos tomaran en cuenta. Había varios afuera comiendo camote, cuando de repente agarraron a Omar y le dijeron que abriera su mochila".

    Además: Así son las protestas que llevan más de un mes frente la Suprema Corte mexicana (fotos)

    • Estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México camina frente a la Rectoría tras su regreso a clase
      Estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México camina frente a la Rectoría tras su regreso a clase
      © Sputnik / Eliana Gilet
    • Roberto Josué Bermúdez Olivos, el profesor herido, posa para fotografía
      Roberto Josué Bermúdez Olivos, el profesor herido, posa para fotografía
      © Sputnik / Eliana Gilet
    • Esquina dónde Mario García y Omar Zavala fueron detenidos por elementos de vigilancia universitaria
      Esquina dónde Mario García y Omar Zavala fueron detenidos por elementos de vigilancia universitaria
      © Sputnik / Eliana Gilet
    • Módulo de participación ciudadana COY-53 donde el policía I. Vega R. detuvo a Omar Zavala el 10 de diciembre para entregarlo a la vigilancia universitaria
      Módulo de participación ciudadana COY-53 donde el policía I. Vega R. detuvo a Omar Zavala el 10 de diciembre para entregarlo a la vigilancia universitaria
      © Sputnik / Eliana Gilet
    • Dos estudiantes caminan en las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México
      Dos estudiantes caminan en las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México
      © Sputnik / Eliana Gilet
    • Elementos de vigilancia de la UNAM en la patrulla 01 con placas 993-XKB que detuvo a los jóvenes
      Elementos de vigilancia de la UNAM en la patrulla 01 con placas 993-XKB que detuvo a los jóvenes
      © Sputnik / Eliana Gilet
    1 / 6
    © Sputnik / Eliana Gilet
    Estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México camina frente a la Rectoría tras su regreso a clase

    El estudiante que fue testigo presencial de la detención relató que el policía traía un vídeo dónde se veía a Omar encapuchado vestido con una sudadera azul y la misma ropa que vestía en ese momento, caminando por el campus. No se lo veía en Rectoría ni cerca del hecho violento.

    "Los policías lo revisaron sin ninguna orden ni nada por el estilo y en su mochila encontraron la sudadera que vestía en el video, entonces llamaron a los de vigilancia de la UNAM", explicó Baruch a Sputnik.

    Los vigilantes de la UNAM pertenecen a la Dirección Universitaria de Prevención y Protección Civil y sus funciones se limitan a las instalaciones de la escuela según el artículo 16 del Reglamento de Seguridad de la Universidad. Pero los policías buscaron detener a Omar estando ya fuera del campus.

    Te puede interesar: Estudiantes protestan contra violencia tras incidentes en universidad de México

    Los testigos dicen que el oficial de policía de la Ciudad de México I. Vega R. que revisó las pertenencias a Omar Zavala, lo detuvo alrededor de las 17:20 de la tarde, en el módulo de atención ciudadana COY- 53 en la esquina de la Avenida Insurgentes y el Eje 10 sur sin una orden o querella que lo justificara. Y eso es ilegal, denuncian.

    Omar no estaba en "flagrancia", la figura legal que se aplica cuando se encuentra a una persona cometiendo un delito que avala que sea detenida en el acto y sin orden judicial previa, señalan sus compañeros. El problema no acabó ahí, sino que cuando los demás jóvenes intentaron impedir que el oficial se llevara al estudiante, Mario García, de 20 años, también fue detenido en ese jaloneo.

    Para cuando la vigilancia se llevó a los dos, ya había pasado una hora del fin de la marcha y el episodio de los petardos. Irma Zavala es la madre de Omar y en entrevista con Sputnik afirmó que a su hijo "lo iban pateando en el vehículo y me cuenta que lo amenazaron, pero él no agachó la cabeza".

    Salir de la cárcel

    Omar fue remitido a la agencia del ministerio Público 22 de Coyoacán, llegó golpeado y con un hombro zafado. Horas después fue trasladado a la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México, conocida como 'el Bunker'. "Estuvo incomunicado, pedíamos verlo y se nos negó, como también el derecho a pasarle comida", explicó la madre. Sólo le mostraron su billetera y una credencial que no era la de Omar.

    "Siguieron sin dejarnos verlo hasta que fuimos al área de derechos humanos de ahí y a las 11 de la noche del 11 de diciembre lo pude ver. Más de 24 horas después de su arresto me dejaron ver a mi hijo. Estaba golpeado y adolorido, no pude hablar más de cinco minutos con él porque me sacaron", relató Irma Zavala.

    Cuando fueron a preguntar por él al día siguiente, había sido trasladado al Reclusorio Oriente. Su ingreso consta a las 15.15 del 12 de diciembre del 2018. El profesor herido, sin embargo, relató a Sputnik que entiende que lo sucedido "sólo fue el daño colateral de una acción torpe" que se dio cuando una veintena de estudiantes intentó romper los vidrios de la Rectoría y como no pudieron, les lanzaron un petardo.

    "Sentí el golpe, comencé a sangrar, perdí la vista de un ojo y del otro, la sangre no me dejaba ver. Declaré ante el ministerio Público que no puedo reconocer a los chavos que hicieron esto", explicó a Sputnik el profesor herido.

    "Omar es mi hijo mayor, me ayudaba con los niños, iba por ellos a la escuela y les daba la comida. Lo extraño porque era mi brazo fuerte, mi compañía. Y siento que la cárcel lo descompone todo. El que está adentro no es un delincuente, es un hijo, un hermano, un padre, es la vida de un ser humano en su totalidad", concluyó Irma Zavala.

    También: Nuevo récord de asesinatos en México

    El profesor lesionado Roberto Bermúdez, está dispuesto a recibir una reparación del daño para buscar la salida de los jóvenes de la cárcel y lo explicó así en entrevista con Sputnik: "No busco la parte monetaria, quiero una disculpa pública y que los muchachos asuman su error. La cárcel es terrible, no van a aprender nada ahí y si traían un espíritu de lucha se los van romper, por eso me niego a esta solución punitiva", sentenció.

    Etiquetas:
    protestas, violencia policial, estudiantes, universidad, seguridad, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik