00:04 GMT +313 Diciembre 2018
En directo
    Imelda Marcos (al centro), ex primera dama de Filipinas (archivo)

    Las más 'preciosas': cómo despilfarran las esposas de los dictadores la riqueza nacional

    © AP Photo / Archive
    Sociedad
    URL corto
    8215

    La ex primera dama de Filipinas, Imelda Marcos, fue encontrada culpable de corrupción y condenada a 11 años de prisión. La extravagancia de esta mujer se ha convertido en toda una leyenda en la nación asiática. Pero no es la única.

    Sputnik te resume las historias de las primeras damas más 'preciosas' y amantes del despilfarro.

    'La Mariposa de hierro' con alas de oro

    A saber: 23 cajas repletas de piezas de valor, 12 maletas y bolsas, más de 400 piezas de joyería, incluidas 70 parejas de mancornas —gemelos— con piedras preciosas incrustadas, una estatua de marfil del niño Jesús con un collar de diamantes y un manto plateado, 24 lingotes de oro con la inscripción "A mi marido, en nuestro 24º aniversario de casados" y más de 27 millones de pesos filipinos, o más de medio millón de dólares.

    Estos son solo algunos artículos que Ferdinand e Imelda Marcos lograron llevarse a EEUU mientras huían de la Revolución del Poder del Pueblo en 1986. Atrás dejaban, entre otras cosas, los famosos 1.000 pares de zapatos que se convirtieron en todo un símbolo de la vasta fortuna multimillonaria creada a partir de la malversación de fondos públicos del país, mientras la mayor parte del pueblo filipino no tenía calzado para andar.

    A pesar de provenir de una familia acomodada, vinculada a la política filipina, Imelda creció en una relativa pobreza. De joven se ganaba la vida como cantante y modelo, hasta que en 1954 logró persuadir Ferdinand Marcos, entonces un joven congresista y prometedor político. Los jóvenes se casaron tras solo 11 días de noviazgo.

    Por su sutil apariencia y fuerte carácter, Imelda Marcos fue conocida entre los filipinos por el alias de 'Mariposa de Hierro'. En la foto: la familia Marcos es recibida en la Casa Blanca por el presidente Lyndon B. Johnson y su esposa.
    CC0 / Marion S. Trikosko
    Por su sutil apariencia y fuerte carácter, Imelda Marcos fue conocida entre los filipinos por el alias de 'Mariposa de Hierro'. En la foto: la familia Marcos es recibida en la Casa Blanca por el presidente Lyndon B. Johnson y su esposa.

    El propio Ferdinand Marcos llegó al poder en 1965 y, desde entonces, mantuvo un régimen autoritario y represivo en Filipinas durante las siguientes dos décadas. Moriría en 1989, tres años después de haber escapado de la revolución y exiliarse en Hawái (EEUU). Su esposa e hijos librarían a partir de entonces una serie de batallas legales para lograr legitimar la vasta fortuna acumulada por los Marcos, incluso volviendo a su patria y estando políticamente activos.

    Hoy día, Imelda Marcos es diputada de la Cámara de Representantes de Filipinas, la Cámara Baja del Congreso del país.

    No obstante, en noviembre de 2018, un tribunal la encontró culpable en 7 de los 10 casos abiertos contra ella y le impuso una pena de 6 a 11 años de prisión por cada episodio. La pena no ha sido implementada, ya que aún se espera por la apelación, pero el tribunal le prohibió ocupar cargos públicos. Según los resultados de la investigación, en la década de los 70, ella trasladó 200 millones de dólares de las arcas públicas a fondos privados suizos.

    Un collar de la millonaria colección de joyas pertenecientes a Imelda Marcos e incautada por las autoridades filipinas en el marco de la investigación contra la ex primera dama.
    © AP Photo / Bullit Marquez
    Un collar de la millonaria colección de joyas pertenecientes a Imelda Marcos e incautada por las autoridades filipinas en el marco de la investigación contra la ex primera dama.

    'La Collares'

    La familia Franco es hoy considerada una de las más ricas de España. Pero quien personificó la riqueza de la familia no fue el propio Francisco Franco, que, de educación y porte militar, era más bien conocido por su austeridad. Fue su esposa, Carmen Polo, la que centró en su figura todo el esplendor de la familia.

    Durante la etapa franquista se hizo famosa por su afición por los regalos y la bisutería, especialmente los collares de perlas. Este amor por las prendas, que no sentía escrúpulos en mostrar en público, le hizo incluso ganarse el sobrenombre popular de 'La Collares'.

    Es muy complicado conocer con exactitud a cuánto asciende la herencia de 'El Caudillo', pero se sabe con certeza que gran parte de su patrimonio está invertido en el ladrillo. La familia Franco Martínez-Bordiú controla hoy en día un extenso conglomerado de empresas y propiedades inmobiliarias, que incluye fincas solariegas, pisos en las mejores zonas de Madrid y la costa, locales, aparcamientos e incluso palacetes.

    La duquesa de Franco, título nobiliario otorgado por el rey Juan Carlos I a María del Carmen Franco, hija del general, tenía predilección por coleccionar esmeraldas, zafiros, rubíes, obras de arte y antigüedades. Tras su muerte en 2017, toda esa riqueza fue repartida entre sus siete hijos.

    Francisco Franco y su esposa, Carmen Polo, en la plaza de toros El Txofre, País Vasco (España), 1950
    Francisco Franco y su esposa, Carmen Polo, en la plaza de toros El Txofre, País Vasco (España), 1950

    DisGrace Gucci

    Otra de las féminas que más caras le han salido a su pueblo es Grace Mugabe, esposa del expresidente de Zimbabue, Robert Mugabe. La ex primera dama se ganó los sobrenombres de DisGrace ('desgracia' o 'deshonra', en inglés) y Grace Gucci por su insaciable amor hacia las prendas de lujo, en un país donde una cuarta parte de los niños sufren de retrasos en el crecimiento a causa de la desnutrición.

    Pero no solo por su sed de riquezas. Su explosivo temperamento ha sido protagonista de muchas escandalosas historias. En 2009, la ex primera dama golpeó a un periodista en el rostro con sus anillos de diamantes hasta hacerlo sangrar. Ocho años después, agredió físicamente a una modelo de 20 años, a quien encontró con los hijos de Mugabe en una habitación de hotel.

    En ambos casos, solo la inmunidad diplomática salvó a la primera dama zimbabuense de un juicio.

    Mientras que sus simpatizantes destacaban su trabajo en organizaciones caritativas, sus detractores la acusaban de enmascarar toda una campaña en busca de riquezas. Los Mugabe acumulaban fincas agrícolas y ganaderas en tierras obtenidas tras la reforma agraria impulsada por el Gobierno de su marido en 2001. Su compañía de productos lácteos, Alpha Omega, tenía una posición casi monopolista en Zimbabue.

    Tras tres décadas al mando, no quedaba duda de que el estado de salud de Robert Mugabe, de 93 años, se estaba deteriorando rápidamente. Grace, que hasta ahora siempre estuvo al lado de su marido, dejó de ocultar sus aspiraciones políticas. Su carácter volvió a jugarle una mala pasada cuando llegó a comparar a su principal rival por el poder, el entonces vicepresidente Emmerson Mnangagwa, con "una serpiente venenosa" que debía ser "golpeada en la cabeza".

    También: La 'maldición' de Rusia: ¿por qué el país con mayores riquezas del mundo no es el más próspero?

    Mnangagwa fue despedido de su cargo gubernamental por Robert Mugabe por conspirar supuestamente contra el Gobierno. No obstante, la última palabra la tuvo el Ejército del país. La noche del 14 de noviembre de 2017, varios grupos se hicieron con el control sobre la capital y una semana después Robert Mugabe se vio obligado a renunciar.

    Emmerson Mnangagwa es hoy día presidente de Zimbabue.

    Robert y Grace Mugabe durante un acto público en la ciudad de Marondera (Zimbabue) meses antes de ser destituidos del poder por el Ejército del país africano, 2 de junio de 2017
    © AP Photo / Tsvangirayi Mukwazhi
    Robert y Grace Mugabe durante un acto público en la ciudad de Marondera (Zimbabue) meses antes de ser destituidos del poder por el Ejército del país africano, 2 de junio de 2017
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    desigualdad, corrupción, Carmen Polo, Imelda Marcos, Grace Mugabe, Zimbabue, Filipinas, España