03:09 GMT +320 Noviembre 2018
En directo
    Hotel Nacional de Cuba

    Hotel Nacional de Cuba, un centro estratégico durante la Crisis de los Misiles

    CC BY-SA 2.0 / Matt Kieffer / Hotel Nacional de Cuba, Havana, Cuba
    Sociedad
    URL corto
    1111

    Un pequeño museo ubicado en un búnker en los jardines del Hotel Nacional de Cuba fue testigo y protagonista de la Crisis de los Misiles (octubre de 1962), momento en que EEUU, Cuba y la URSS estuvieron al borde de la guerra nuclear. A 56 años de ese acontecimiento, te contamos la versión cubana de los hechos.

    Desde La Habana la historiadora Estela Rivas conversó con Sputnik sobre la Crisis de Octubre, como se conoce en la historia de Cuba. La película '13 Días' interpretada por el reconocido actor Kevin Costner, sólo muestra la versión estadounidense de los hechos, pero Cuba tiene una versión un poco más extensa.

    "Para los americanos la crisis duró 13 días pero para Cuba no, para nosotros esto se complicó", dijo a Sputnik Estela Rivas Vázquez, historiadora del emblemático Hotel Nacional de Cuba, en cuyos jardines permanece abierto al público un búnker con imágenes de este momento histórico.

    Con apenas 18 años Rivas vivió este momento como miembro de la Milicia Nacional Revolucionaria (MNR), una organización cívico-militar que funciona en Cuba como una especie de ayuda voluntaria al Ejército, fundada en octubre de 1959. La historiadora fue una de los 30.000 milicianos movilizados en la Isla. 

    "Todos nos movilizamos a los lugares indicados por la milicia, preparados para defender el territorio", afirmó Rivas.

    En los jardines del Hotel Nacional de Cuba los visitantes pueden conocer sobre la Crisis de los Misiles
    En los jardines del Hotel Nacional de Cuba los visitantes pueden conocer sobre la Crisis de los Misiles

    Relacionado: "No se puede confundir la URSS con Rusia"

    En el búnker, conocido de antaño como Cueva del Tanganana, el Ejército había instalado varias ametralladoras antiaéreas soviéticas, resguardadas por los milicianos con el propósito de defender la zona.

    "Yo era entonces estudiante de la Universidad de La Habana y estuve en el búnker del hotel junto a otras 30 personas. Nos rotábamos cada dos horas para hacer guardia, estábamos movilizados", contó Rivas.

    La estructura contaba además con "un periscopio muy potente que nos permitía ver lo sucedía en el mar", indicó la historiadora.

    "Estábamos frente al mar y por esos días la marina estadounidense se movía muy festinadamente. Esperábamos un ataque porque ellos [los estadounidenses] planeaban una invasión. La cosa se puso muy tensa al punto que temíamos lo peor", afirmó Rivas.

    Sugerimos: Borrar la URSS de la faz de la tierra: la confesión del autor del plan nuclear de EEUU

    Los soviéticos instalaron en Cuba cuatro bases de cohetes nucleares de pequeño alcance, dos en la provincia de Pinar del Río, el extremo occidental de la Isla, que podría alcanzar Nueva Orleans y dos en Las Villas que abarcaban desde Cayo Hueso hasta Tampas en la Florida.

    "Era un alcance pequeño, pero esperábamos que llegaran los misiles R-14 que eran unos cohetes intermedios de mucho mayor alcance. Pero entonces John F. Kennedy tuvo una conversación con un espía soviético que le informó dónde estaban las bases que se habían instalado en secreto camufladas", dijo la historiadora.

    Aviones espías estadounidense de tipo U-2 tomaron las fotos de alta definición que revelaban un amenazante panorama para Estados Unidos: rampas de lanzamiento a 150 kilómetros de sus costas.

    El embajador estadounidense Adlai Stevenson publicó las fotos tomadas por el U-2 y ya no hubo manera de negar la amenaza. "Con las fotos de las bases la situación no se pudo negar y todo se precipitó muy seguido", contó la historiadora.

    El 22 de octubre, Kennedy decretó el bloqueo naval hacia Cuba en un mensaje televisado. La Isla permaneció sitiada con un cerco alrededor desde donde se desplegaron barcos y aviones.

    Interesante: El arma del juicio final: cómo la URSS probó su primera bomba de hidrógeno (vídeo, fotos)

    Ante esta amenaza, el 27 de octubre Nikita Jruschov le propuso a Kennedy el desmantelamiento de las bases soviéticas de misiles nucleares en Cuba, a cambio de la garantía formal y pública de que Estados Unidos no realizaría una invasión al territorio cubano.

    Los barcos soviéticos se vieron obligados a regresar a la URSS y los misiles R-14 nunca llegaron a territorio cubano.

    "Kennedy y Jruschov se ponen de acuerdo para tratar de detener el problema, porque ya habían cohetes estadounidenses apuntando hacia la URSS en Turquía", señaló Rivas.

    No obstante, en julio de 1963 Kennedy reforzó el bloqueo impuesto a Cuba con la puesta en vigor del "Reglamento para el control de los activos cubanos", un documento que prohíbe todas las transacciones bancarias con Cuba, en respuesta al hospedaje de misiles.  

    "Al Kennedy firmar el acuerdo con Jruschov eso no fue más allá. Ni nosotros tiramos ni ellos tiraron y evidentemente se fueron retirando las bases soviéticas y se quitó la amenaza de ataque nuclear. Sin embargo, nosotros estamos a 56 años del mismo lugar, todavía seguimos reclamando que quiten el bloqueo", explicó la historiadora.

    El Gobierno revolucionario había sobrevivido a la invasión de Playa Girón en 1961, a la que siguieron varios sabotajes. La Crisis de los Misiles se convirtió en el momento de tensión más extrema con Estados Unidos, una situación que abría las puertas al holocausto nuclear.

    "Fueron momentos muy tensos para el pueblo cubano y no sentimos que estábamos fuera de peligro hasta que Fidel [Castro] habló", aclaró la especialista.

    "Fidel no estuvo muy contento con la situación entre Jruschov y Kennedy porque, aunque hallaron una solución para detener la guerra, él se enteró por Radio Moscú y no le dijeron nada personalmente", contó la especialista.

    En cuanto se comunicó la decisión, los misiles salen de Cuba: se retiran la ojivas y se preparan para retornar a la URSS. Según Rivas, en ese momento en la Isla habían unos 50.000 soldados soviéticos alrededor de las bases.

    "Habían muchos militares soviéticos en Cuba porque nosotros no sabíamos manejar esas armas", indicó.

    En los primeros días de noviembre, el espionaje aéreo estadounidense mostró a los buques soviéticos cargando el armamento nuclear desplegado hasta entonces en Cuba, como evidencia del cumplimiento del acuerdo.

    Además: El legado del submarino más rápido de todos los tiempos que fue producido en la URSS (vídeo)

    El 20 de noviembre la marina estadounidense puso fin al patrullaje, y dos días después el primer ministro soviético, Anastás Mikoyán, informó desde La Habana que la presencia militar soviética continuaría en Cuba con armamento convencional.

    Hoy el búnker del Tanganana recuerda al visitante el conflicto de alta tensión vivido por el mundo en aquellos momentos. Rivas muestra a los visitantes las trincheras y otros objetos y documentos que allí se han conservado, una muestra latente de cuando el mundo estuvo al borde de una guerra nuclear.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    centro estratégico, búnker, refugio, hotel, Crisis de los Misiles en Cuba, Hotel Nacional de Cuba, América Latina, Cuba