En directo
    Praga en 1968

    "No se puede confundir la URSS con Rusia"

    © Sputnik / Jurij Abramockin
    Europa
    URL corto
    357

    En 2018 se conmemora el 50 aniversario de la invasión soviética de Checoslovaquia. El 21 de agosto de 1968, las tropas de Brézhnev tiraban por tierra la Primavera de Praga, las aspiraciones checas de democratizar el país. El conocido escritor checo Milan Syrucek recuerda durante una entrevista con Sputnik cómo se vivió la invasión del este.

    Porque Syrucek fue uno de los testigos de los hechos de agosto de 1968. En aquel entonces trabajaba como redactor jefe del periódico Mladá fronta. Uno de los recuerdos más vivos en la memoria de este checo tiene que ver con las reuniones que mantuvo con dos periodistas soviéticos, uno del rotativo Komsomolskaya Pravda y otro de Izvestia. Ambos corresponsales en Checoslovaquia.

    "Lo dos me llamaron después de que [la URSS] invadiese Checoslovaquia para vernos y me explicaron cómo veían lo que estaba pasando. Al corresponsal de Komsomolskaya Pravda, Andréi Krushinski, le encomendaron la tarea de ir de noche al aeropuerto y elaborar un reportaje sobre la llegada de las tropas soviéticas. Como él conocía la realidad checa y sabía que [la Primavera de Praga] no era una contrarrevolución ni una protesta antisocialista, de camino al aeropuerto chocó con el auto deliberadamente y pasó todo el tiempo en el hospital para no escribir sobre aquello", relata a Sputnik.

    El corresponsal de Izvestia, Vladlen Krivoshéyev, compartía la opinión de Krushinki. De ahí que idease otra excusa para no escribir para el periódico sobre aquello. "Se empezó a sentir terriblemente mal", asegura Syrucek a Sputnik. "Enfermó y vino de Moscú otra persona para sustituirlo, ya que él no quería escribir sobre lo que estaba pasando", añade.

    La noche del 20 al 21 de agosto Syrucek llegó a su casa de la redacción del periódico Mladá fronta. Fue entonces cuando su esposa, "muy preocupada", le dijo que había oído por la radio que las tropas habían penetrado en territorio checo.

    En la foto superior, tanques soviéticos en una calle de Praga el 21 de agosto de 1968. En la foto inferior, la misma calle actualmente.
    © AP Photo / Petr David Josek
    En la foto superior, tanques soviéticos en una calle de Praga el 21 de agosto de 1968. En la foto inferior, la misma calle actualmente.

    Esto también te puede interesar: A 50 años de la Primavera de Praga: luces y sombras de un proceso inédito

    "Llamé rápidamente a la redacción para que nadie saliese del edificio (…) Volví corriendo al periódico y sacamos un nuevo número de Mladá fronta a eso de las cinco y media de la mañana con una declaración del Comité Central del Partido Comunista, con nuestros primeros comentarios y con una fotografía de los tanques en Praga tomada por nuestro entonces fotógrafo. Horas más tarde, los soldados soviéticos tomaron nuestra redacción", recuerda Syrucek.

    Para el entonces redactor jefe de Mladá fronta, la invasión soviética solo en parte le pilló por sorpresa. En abril de 1968 estuvo viviendo en casa de uno de los periodistas de Komsomolskaya Pravda, Volodia Ponizovski, en Moscú. El ruso vivía solo porque cuando tenía 10 años el Gobierno de Stalin arrestó a sus padres y los enviaron al Gulag en 1938. "Ponzovski tenía muy buenos contactos con el Estado Mayor soviético porque su hermana era parte del personal médico del Ejército Rojo", señala.

    "Un día, Ponizovski me invitó a dar un paseo y me dijo 'Milan, soy un admirador suyo. Pero en Dresden nuestras divisiones se están preparando para invadirlos. Les están dando clases sobre Checoslovaquia, aprenden palabras en checo y estudian los mapas del país'".

    Al volver a Checoslovaquia, Syrucek se lo contó al entonces primer secretario del Partido Comunista checo, Alexander Dubcek, quien se apresuró a negar categóricamente que los soviéticos fuesen a invadir Praga.

    La misma calle de Praga en 1968 y hoy
    © AP Photo / Petr David Josek
    La misma calle de Praga en 1968 y hoy

    Esto también te puede interesar: ¿Quieren los checos reconstruir Checoslovaquia?

    "Dubcek me dijo: 'Milan, es imposible. Nuestros servicios de inteligencia no me han dicho nada'. Yo le pregunté si esos servicios operaban en el este. 'No, allí no tengo. Pero de todas formas no me creo que pueda ocurrir algo así. Lo servicios de inteligencia no me han dicho nada'. Como el tiempo acabó demostrando, sí pasó", relata a Sputnik.

    El presidente de la República Checa hasta 2013, Vaclav Klaus, aseveró en el canal de televisión CT 24 que al recordar los hechos del 21 de agosto de 1968 no se debería confundir la Unión Soviética con la actual Rusia porque el sistema político de Rusia es hoy diferente al de entonces. La generación de nuestros días no responde por los hechos de la anterior, dice. Tampoco cuando se trata de política.

    "Este es un capítulo de la historia que ya se ha cerrado. Creo que no está bien remover el pasado 50 años después. Más que nada porque ya no sigue vivo casi ninguno de los políticos de entonces", concluye.

    Además:

    El Banco de Inglaterra ayudó a los nazis a vender el oro de Checoslovaquia
    Matan de un disparo al ex jefe de la Corte Constitucional de Checoslovaquia
    Polonia condena "invasión" soviética de 1939
    Etiquetas:
    invasión, URSS, República Checa, Moscú, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik