08:16 GMT +324 Octubre 2018
En directo
    Niñas en el colegio (imagen referencial)

    Nuevos detalles del presunto secuestro de una niña española en Kirguistán

    © AFP 2018 / Patrick Hertzog
    Sociedad
    URL corto
    0 40

    El 30 de abril, en la capital de Kirguistán, Biskek, al lado de una pista de tenis desapareció una niña de 10 años. Sputnik averiguó dónde estaba la menor y quién es el supuesto 'secuestrador'.

    Se informó que un nacional de España fue detenido el 1 de mayo en el territorio de Kirguistán por un supuesto intento de sacar ilegalmente del territorio kirguís a una niña de 10 años. Sin embargo, más tarde se aclaró que el secuestrador es el padre de la niña, Carlos Fernando Salgado, quien además asegura tener la custodia en exclusiva sobre su hija, Carolina Salgado Kruglova.

    "La niña de la que se habla en la noticia no es cualquier niña, es mi hija. Yo soy su padre y tengo la patria potestad y la custodia en exclusiva sobre ella, pero nadie me ayuda para que pueda ejecutarse la sentencia", comentó el padre a Sputnik.

    ​Por lo tanto, según el padre, no se puede hablar de ningún secuestro, dado que es "su único tutor legal".

    No obstante, las autoridades de Kirguistán no le dejaron llevarse a su hija a España.

    "Me interrogaron y me invitaron a irme del país sin mi hija, no pudieron detenerme dado que no hice nada ilegal".

    "El único secuestro que ha habido fue hace dos años, en septiembre de 2016, cuando su madre se la llevó ilegalmente de España sin que nadie hiciera nada para evitarlo, pese a que yo advertí cuatro veces al Juzgado de Blanes que iban a secuestrar a mi hija", añadió Carlos Salgado.

    ​Los documentos del Juzgado de Blanes que están a disposición de Sputnik, dicen que el 12 de septiembre de 2016, Elmira Kruglova y su hija salieron de Barcelona en un vuelo con escala en Roma y destino Estambul. Se explica que entonces la madre tenía la custodia sobre la niña pero tomó la decisión unilateral de sacarla del país sin que ningún familiar ni conocido supiera donde la llevaba. Por lo tanto, el juzgado emitió una orden internacional de detención.

    Más tarde, el 14 de diciembre de 2016, en ausencia de la madre y la niña, el mismo ente judicial dictaminó que la custodia en exclusiva sobre la menor se atribuía al padre, mientras que Elmira podía verla los fines de semana alternos y en las vacaciones. Al mismo tiempo, el juzgado prohibió a la niña que saliera del territorio nacional o espacio Schengen sin autorización judicial.

    Mientras tanto, la madre tiene su versión de lo ocurrido. Cuando la menor desapareció el 30 de abril, Elmira presentó una denuncia a la policía y aseguró que la había secuestrado su padre.

    "Mi exmarido, padre biológico, decidió secuestrar a nuestra hija. Después de divorciarnos, casi no manteníamos contacto, incluso nos mudamos de España a Kirguistán. Me contaron los testigos que el padre agarró a mi hija y la arrastró al coche. Naturalmente, estaba muy asustada, porque solo tiene 10 años", contó Elmira a Sputnik.

    Según la madre, su exmarido quiere llevarse a su hija a España.

    "Allí los juzgados se ponen más a menudo del lado de los ciudadanos de su país que del de los extranjeros. Lo demandaremos, pero solo aquí en Kirguistán", explicó la mujer a la agencia.

    El portavoz del departamento de policía de Biskek, Adil Omórov, señaló que el padre biológico tenía todos los documentos para sacar a su hija al extranjero.

    "Llevamos al departamento a todos los involucrados en el caso para interrogarlos. Resultó que el extranjero es el padre biológico de la niña y tiene documentos que lo confirman. De acuerdo con la ley, tiene derecho a pasar tiempo con la menor. Sin embargo, como se había presentado una denuncia de secuestro de la niña, los agentes de policía están averiguando las circunstancias", explicó Omórov.

    De acuerdo con el Departamento de Policía, para averiguar los detalles del caso se envió una solicitud correspondiente al juzgado de España. Mientras tanto, al padre de la niña le dejaron irse y este asegura estar ahora en Barcelona.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Los bebés robados en España, el Estado y la Iglesia
    Etiquetas:
    niñas, custodia, padres, secuestro, Kirguistán, España