01:06 GMT +325 Noviembre 2017
En directo
    Vino de Georgia

    Los científicos encuentran la cuna de vino

    © Sputnik/
    Sociedad
    URL corto
    0 53030

    El análisis químico de antiguos tiestos encontrados a dos kilómetros de la capital georgiana de Tiflis demostró una conclusión sensacional: la cuna mundial del vino es el Cáucaso o, más preciso, Georgia.

    La investigación realizada por los científicos de siete países reveló que los habitantes de Georgia comenzaron a producir vino hace 8.000 años, es decir un millar de años antes que este arte apareciera en Oriente Medio, dice el artículo publicado en The New York Times.

    "Un amplio abanico de sabores y aromas de 10.000 variedades de vino es el producto de un largo procedimiento de distribución e hibridación de las especies cultivadas y silvestres por toda Eurasia. Estas especies, que hoy producen casi el 99,9% del vino, empezaron su viaje por la Tierra aquí, en el Cáucaso", asegura el coautor del proyecto Stephen Batiuk, colaborador científico de la Universidad de Toronto.

    Durante los últimos 50 años, los arqueólogos soviéticos y georgianos han encontrado muchas herramientas, vasijas y otros signos de la existencia de una civilización bastante desarrollada en este rincón del Cáucaso. Sin embargo, estos hallazgos se estimaron solo desde el punto de vista arqueológico. Pero gracias a los avances en genética y química los científicos pueden investigar estos materiales desde otro ángulo.

    Utilizando nuevas oportunidades de análisis genético, Batiuk y su equipo analizaron la composición química de las inclusiones de las paredes de los pedazos de vasija, tratando de entender qué sustancias guardaban en estos vasos.

    Lea más: Desmontan el mito de una 'saludable' copa de vino al día

    Al filtrar el contenido de los fragmentos a través de cromatógrafos de gases y espectrómetros, los científicos encontraron una combinación de sustancias orgánicas, características de dos tipos de alimento: uvas 'frescas' y vino. En particular, en la mitad de estas vasijas, los científicos descubrieron la presencia de los ácidos tartárico, málico, cítrico y succínico, que a veces abundan en el jugo de uvas cocido, así como otras sustancias asociadas con el jugo de estas bayas.

    A favor de la hipótesis sobre el origen del vino aportan además otros argumentos. La versión también está respaldada por el hecho de que las tierras de Gadachryli, la región de origen de los hallazgos, contienen una gran cantidad de polen de uva y los llamados fitolitos, partes de silicio contenidas en las células de la vid y otras plantas.

    No se lo pierda: Clase magistral de espías rusos: сómo beber sin emborracharse

    Además, el clima en el valle de Marneuli era más húmedo y templado al final de la Edad de Piedra, lo que permitió que las uvas crecieran allí sin el cuidado constante del ser humano.

    Además:

    Roban más de 300 botellas de vino 'grand cru' usando las catacumbas de París
    ¿Adiós al vino? Se 'congela' uno de los símbolos de Francia
    ¿De qué país es el mejor vino económico?
    Clases de vino...¡para niños italianos!
    Etiquetas:
    arqueología, química, vino, Georgia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik