16:10 GMT +315 Octubre 2018
En directo
    Una mujer con una copa de vino

    Desmontan el mito de una 'saludable' copa de vino al día

    CC0 / Pixabay
    Salud
    URL corto
    82210

    Una copa diaria de vino está asociada con un mayor riesgo de padecer cáncer de mama, según un estudio realizado por el World Cancer Research Fund International (WCRFI).

    De acuerdo con los investigadores, un promedio de 10 gramos de alcohol al día —lo que equivale a una pequeña copa de vino, ocho onzas de cerveza o una onza de licor fuerte— aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama premenopáusico en un 5%, y de cáncer de mama posmenopáusico en un 9.

    La encargada del estudio, Anne McTiernan, del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson, en Seattle, el Instituto Estadounidense para la Investigación del Cáncer (AICR, por sus siglas en inglés) recomienda a las mujeres evitar el consumo de alcohol para reducir el riesgo de cáncer de mama. En total, en EEUU y el Reino Unido, alrededor del 12% de las mujeres desarrollarán cáncer de mama en algún momento de su vida.

    En su investigación, los científicos analizaron los datos de 119 estudios, en los que participaron 12 millones de mujeres en total. De acuerdo con McTiernan, el estudio premenopáusico "incluyó los datos de 4.000 mujeres que desarrollaron cáncer", mientras que el "análisis posmenopáusico incluyó 22 estudios en los que 35.000 mujeres desarrollaron cáncer de mama".

    Según declaró a CNN la investigadora Chin-Yo Lin, de la Universidad de Houston, en EEUU, al beber alcohol, "este se convierte en una sustancia tóxica denominada acetaldehído que puede producir mutaciones en el ADN". Agregó también que el consumo de alcohol está asociado con niveles elevados de la hormona femenina estrógeno, lo que también aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama. Además de esto, el alcohol causa mutaciones en el gen BRAF, lo que puede dar lugar al crecimiento anormal de células cancerosas.

    Al mismo tiempo, las personas físicamente activas que se ejercitan vigorosamente —como los corredores o nadadores— tienen un 17% menos riesgo de sufrir cáncer de mama posmenopáusico.

    Asimismo, los investigadores llegaron a la conclusión de que la lactancia reduce el riesgo de cáncer de mama, mientras que el aumento de peso durante la edad adulta lo aumenta considerablemente. De acuerdo con los científicos, la obesidad en la edad más joven —entre 18 y 30 años— puede reducir el riesgo, "lo que es un poco confuso", declaró a CNN Jennifer Ligibel, de la Universidad de Harvard. Sin embargo, explicó que esto no debe ser motivo para que las personas jóvenes ganen peso, puesto que la obesidad está asociada con otros riesgos, como la diabetes y las enfermedades cardíacas.

    Más: Conoce la dieta que permite reducir el riesgo de cáncer

    Por su parte, Kathryn Ruddy, del Escuela de Medicina de la Clínica Mayo, indicó que algunos de los estudios incluidos en el informe del WCRFI, tienen resultados bastante contradictorios, en cuanto a la influencia de los alimentos específicos en la prevención del cáncer de mama.

    Pero, ¿qué se puede hacer para reducir el riesgo de cáncer de mama? Según recomiendan los médicos, lo más importante es mantener un peso saludable, hacer ejercicio al menos 150 minutos a la semana, así como limitar el consumo de alcohol. En cuanto a la dieta, debemos optar por una dieta rica en frutas y verduras y baja en azúcar y carbohidratos refinados. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Expertos rusos te explican cómo proteger tu piel en verano para evitar el cáncer
    Increíble: descubren que los espermatozoides pueden ayudar a curar el cáncer
    Chile es el país con mayor tasa de cáncer gástrico del mundo
    ¿Provocan cáncer los móviles? Científicos responden de una vez por todas a esta interrogante
    Etiquetas:
    estudio, alcohol, vino, cáncer