En directo
    Un avión en el cielo

    Senador ruso cuestiona la decisión de EEUU sobre el Tratado de Cielos Abiertos

    CC BY 2.0 / sigmama / airplane
    Seguridad
    URL corto
    0 41

    MOSCÚ (Sputnik) — EEUU no puede congelar por razones jurídicas la cooperación con Rusia en el marco del Tratado de Cielos Abiertos, ya que cualquier disputa se debe decidir en una comisión especialmente creada para ello, declaró a Sputnik el jefe del Comité de Asuntos Internacionales de la Cámara Alta rusa (Senado), Konstantín Kosachov.

    "Existe un aspecto jurídico y político de esta decisión; desde el punto de vista jurídico, según el Tratado de Cielos Abiertos todos los asuntos poco claros y en disputa se estudian en el marco de una comisión consultiva especialmente creada para ello [Artículo 10]", señaló el senador.

    Según Kosachov, el tratado prevé la posibilidad de salir de él o de negarse a una inspección concreta.

    "Pero, si no me equivoco, ahí no se dice nada sobre 'congelar la cooperación' con otro participante", añadió.

    Para el senador "la decisión de EEUU contradice sus compromisos respecto al tratado y debe ser analizada en la comisión consultiva".

    "Los estadounidenses presentan a Rusia demandas respecto a este Tratado desde abril de 2014, o sea, el comienzo de la crisis ucraniana", observó Kosachov.

    Asimismo, el senador ruso declaró a Sputnik que las declaraciones de EEUU sobre el misil Sarmat y el acuerdo START-III se inscriben en la política que mantiene Washington durante los últimos años encaminada a socavar las bases de la cooperación internacional en materia de seguridad.

    "Durante los últimos años EEUU mantiene una línea consecuente encaminada a crear dificultades en la realización o el cese total de prácticamente todos los acuerdos con Rusia en materia de control de armas, esgrimiendo todo el tiempo acusaciones infundadas sin presentar demandas concretas", señaló.

    Moscú y Washington suscribieron en 2010 el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START III) en sustitución de dos acuerdos anteriores firmados en 1991 y 2002.

    En vigor desde 2011, el documento obliga a ambos países a reducir sus vectores de lanzamiento desplegados a 700 unidades y sus ojivas nucleares hasta 1.550 unidades.

    El presidente de EEUU, Donald Trump, promulgó el 13 de agosto una ley que destina 716.000 millones de dólares para programas y actividades militares en el año fiscal 2019.

    Te puede interesar: Los 15 países que más gastan en el ámbito militar

    Entre otras disposiciones, la ley suspende la cooperación con Rusia en el marco del Tratado de Cielos Abiertos en respuesta a las presuntas violaciones por parte de Moscú.

    Rusia limitó a partir del 1 de enero de 2018 el acceso a algunos aeródromos para los aviones de EEUU que realizan vuelos de observación en el marco del Tratado de Cielos Abiertos.

    La Cancillería rusa calificó de "absolutamente infundadas" las acusaciones de Washington sobre presuntas violaciones del Tratado de Cielos Abiertos por Rusia y subrayó que EEUU puso trabas a la labor de los observadores rusos en el marco de este tratado.

    Firmado en 1992 en Helsinki, el Tratado de Cielos Abiertos estableció un programa de vuelos de observación sobre el territorio de los países signatarios, y se convirtió en una de las medidas más importantes para construir la confianza después de terminada la Guerra Fría.

    Tema relacionado: Vicecanciller ruso: EEUU viola el tratado INF al desplegar lanzadores MK-41 en Europa

    El documento autoriza a los observadores militares a obtener imágenes de movimientos de tropas y buques en un vasto territorio desde la ciudad canadiense de Vancouver hasta el puerto de Vladivostok, en el Lejano Oriente ruso.

    El tratado cuenta actualmente con 34 signatarios, incluida Rusia, que lo ratificó en mayo de 2001.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Senador ruso: Moscú respeta el Tratado de Cielos Abiertos
    Kremlin: toda reclamación en el marco de Cielos Abiertos debe ceñirse a ese documento
    Etiquetas:
    cooperación militar, Tratado de Cielos Abiertos, EEUU, Rusia