04:50 GMT +318 Octubre 2017
En directo
    La bandera de EEUU y el buque estadounidense, equipado con misiles nucleares guiados, USS South Carolina

    ¿Por qué EEUU no quiere un mundo sin armas nucleares?

    © Flickr/ National Museum of the U.S. Navy
    Seguridad
    URL corto
    45227114

    EEUU ha exhortado a todos sus aliados y socios a votar en contra del proyecto de resolución de la Asamblea General de la ONU que insta a comenzar las negociaciones sobre el tratado para prohibir las armas nucleares, afirma un artículo publicado por la agencia Kyodo.

    Según la agencia nipona, EEUU ha advirtido a sus aliados, entre ellos a Japón, de que si adoptaba y entraba en vigor el tratado, "tendría un impacto directo" en la capacidad de Washington de cumplir las obligaciones en materia de "disuasión reforzada", así como en la posibilidad de los socios de EEUU de participar en las operaciones defensivas conjuntas.

    El proyecto de resolución sobre el inicio de las negociaciones para prohibir las armas nucleares fue presentado a la Primera Comisión de Desarme y Seguridad de la Asamblea General de la ONU por varios Estados. Según el diario británico The Guardian, el documento cuenta con 39 constituyentes. Según Kyodo, al final de la semana pasada, 50 países se habían unido a la iniciativa. Los iniciadores del tratado son países libres de armas nucleares.

    En contra de este acuerdo se pronuncian no solo los oficiales "cinco estados nuclearmente armados", sino todos los nueve estados conocidos que poseen armas nucleares —EEUU, China, Francia, Reino Unido, Rusia, la India, Pakistán, Israel y Corea del Norte—.

    Más: ¿Cuántas armas nucleares existen en el mundo?

    La próxima semana se prevé presentar el proyecto de resolución en la Asamblea General. Las perspectivas analizó el columnista de Rossiya Segodnya, Vladímir Ardáev.

    Populismo peligroso

    Rusia también se ha pronunciado en contra de la prohibición total de las armas nucleares, recuerda Aradáev. El ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, calificó la iniciativa como populismo, ya que, según el alto cargo ruso, el proyecto está tratando de reemplazar a una solución real de los problemas de estabilidad estratégica.

    El director del Departamento de la no proliferación y control de armamentos, Mijaíl Uliánov, también considera que se trata de acciones políticas y de propaganda, cuyas consecuencias pueden ser muy peligrosas.

    La puesta en práctica de la resolución podría dañar el Tratado de no proliferación de las armas nucleares (TNP), "ya que se crean dos modos paralelos: uno reconoce la legitimidad de las armas nucleares en las manos de los 'cinco', y el otro acuerdo lo pone en duda".

    Lea también: "EEUU y otros países de la OTAN violan el Tratado de No Proliferación Nuclear"

    "El progreso político y diplomático en el sentido de la prohibición total de las armas nucleares podría existir, pero solo bajo una condición: si EEUU y Rusia, como garantes de la estabilidad estratégica, se ponen de acuerdo entre sí, y las relaciones entre ellos se desarrollan de forma normal para mejorar el control de armas estratégicas", dice el artículo.

    Sin embargo, la realidad es absolutamente contraria: "las relaciones entre Rusia y EEUU se están deteriorando, los acuerdos de seguridad nuclear entre ellos no se llevan a cabo o se destruyen. Por lo tanto, la aplicación del tratado antinuclear en las circunstancias actuales, es una utopía total", opina Dmitri Danílov, jefe del departamento de seguridad europea del Instituto de Europa de la Academia de Ciencias de Rusia.

    No perder la imagen

    Si se trata de una iniciativa a priori condenada al fracaso, ¿por qué Washington ha exhortado a sus aliados y socios a pronunciarse en su contra?, se pregunta el columnista y ofrece varias respuestas.

    En primer lugar, EEUU no quiere perder su imagen ante la comunidad mundial, asegura el vicedirector del Centro de Estudios Europeos e Internacionales de la Escuela Superior de Economía, Dmitri Súslov.

    Según el experto, el mero hecho del debate sobre las perspectivas de la firma del tratado antinuclear creará cierta obligación moral de EEUU, ya que tendrá que expresar su posición negativa al respecto. Lo que inevitablemente entrará en conflicto con el propósito declarado por Barack Obama en 2009 en Praga, cuando el mandatario afirmó que EEUU apoya no solo la reducción de los arsenales nucleares, sino también el movimiento hacia un mundo sin armas nucleares.

    Lea también: Obama asegura que su país está listo para negociar la reducción de su arsenal nuclear

    "EEUU no quiere llegar a una situación, en la que se vea obligado a oponerse al acuerdo sobre la prohibición total de las armas nucleares, teniendo en cuenta que esta fue la meta declarada por la Administración. Por lo tanto, ahora es importante simplemente bloquear la formulación de dicha cuestión, lo que EEUU espera lograr con la ayuda de sus aliados", explica Súslov.

    En esta materia, las posiciones de Rusia y EEUU coinciden: ninguno de los dos países tiene la intención de renunciar a las armas nucleares, ya que las ve como el único factor que garantiza la paz entre las grandes potencias en el desafiante entorno actual, señala el analista. La diferencia es que Moscú está declarando abiertamente su posición, mientras que Washington prefiere operar desde detrás de sus socios.

    Con el dinero no se bromea

    La razón principal de que EEUU se muestre preocupado por el tema de la prohibición de las armas nucleares, se encuentra en la esfera económica, asegura el vicepresidente del fondo internacional Centro Creativo Experimental, Yuri Biali.

    "EEUU aprobó un programa muy ambicioso, largo y costoso para modernizar el arsenal nuclear. Cientos de miles de millones de dólares, por no decir billones, están destinados para proyectos programados para varias décadas futuras. (…) Este programa forma la base política que se traduce en el concepto de una guerra nuclear limitada. Además es considerado como uno de los motores más importantes de la economía estadounidense. Es decir, renunciar hoy completamente a las armas nucleares para EEUU es lo mismo que cortar la rama donde está sentado", argumentó el analista.

    Al mismo tiempo, abogar por el desarme nuclear universal para EEUU significaría renunciar a sus argumentos más importantes que utiliza para las regiones de control, incluyendo Europa y Asia: la ausencia del "paraguas nuclear" estadounidense debilitaría su seguridad y, en consecuencia, reduciría el nivel de su dependencia de Washington, recuerda Yuri Biali.

    Además:

    Más de 20 congresistas piden a Obama renunciar al uso preventivo de armas nucleares
    Los secretos del 'maletín nuclear' que acompaña al presidente de EEUU
    En Ucrania pretenden restaurar el escudo nuclear
    Moscú analiza la disposición de EEUU de usar armas nucleares
    Etiquetas:
    prohibición, armas nucleares, ONU, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik