En directo
    Salud
    URL corto
    0 90
    Síguenos en

    Los científicos neerlandeses han diagnosticado a Vincent Van Gogh. Según los expertos, el pintor sufría varios trastornos, entre ellos, ataques de delirium tremens. Al mismo tiempo, los autores califican de infundada la afirmación de que el genio estaba supuestamente enfermo de sífilis o esquizofrenia.

    Los especialistas del Centro Médico de la Universidad de Groningen realizaron un examen psiquiátrico basado en los informes médicos supervivientes, así como en las cientos de cartas que Vincent le escribió a su hermano Theo.

    Los expertos concluyeron que el artista tuvo al menos dos ataques de delirium tremens causados por la abstinencia de alcohol después de cortarse la oreja. Tras este accidente fue admitido en el hospital local. Ahí Van Gogh experimentó alucinaciones, una ansiedad insoportable, terribles pesadillas y otros síntomas desagradables. 

    Según los científicos, la causa de este estado era la hospitalización y la renuncia forzosa al alcohol. 

    Además, Van Gogh parece haber sufrido un montón de desórdenes mentales, principalmente bipolares y de personalidad limítrofe. 

    Y en lo que respecta a la epilepsia, diagnosticada por el médico de Van Gogh, los autores del nuevo estudio tienden a creer que lo más probable es que se trate de epilepsia enmascarada. Es decir, el paciente no tenía los clásicos ataques acompañados de convulsiones, sino que había un trastorno del comportamiento, pero tales ataques todavía podían causar ansiedad, obsesiones e incluso alucinaciones.

    En el caso de Van Gogh, esa epilepsia latente puede haber sido causada por un daño cerebral debido a su estilo de vida caótico y poco saludable. Según los investigadores, el abuso de alcohol, la falta de alimentos, la falta de sueño y el agotamiento psicológico podrían haber contribuido.

    Al mismo tiempo, los expertos rechazaron una serie de hipótesis previamente expresadas. Por ejemplo, creen que es poco probable que el artista fuera esquizofrénico ya que hasta los 35 años no había presentado ningún síntoma psicótico e incluso después los episodios psicóticos eran raros.

    Los autores también creen que la versión de que el genio estaba enfermo de sífilis es insostenible. Esta enfermedad tiene síntomas muy característicos que eran bien conocidos a finales del siglo XIX.

    Los hallazgos están respaldados por los informes de los médicos que lo han tratado. Los autores consideran sus conclusiones bastante sólidas, aunque admiten que Van Gogh no escribió sus cartas para sus médicos y que no tuvieron la oportunidad de hablar con el paciente.

    El estudio fue publicado en International Journal of Bipolar Disorders.

    Etiquetas:
    esquizofrenia, epilepsia, salud, artista, Vincent Van Gogh
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook